En Alcudia de Monteagud, Almería, hay unos 150 habitantes, casi todos mayores. El farmacéutico ha echado el cerrojo y los vecinos tienen que desplazarse a otros pueblos para comprar sus medicinas. No es fácil porque muchos ya no conducen por la edad así que el alcalde ha decidido ofrecer casa y el local de la farmacia gratis a quien se aventure a desplazarse hasta allí. Sin servicios los pueblos de España no pueden sobrevivir.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios