Los parisinos ya pueden disfrutar de sus propias playas. El sábado abrieron las puertas de estos recintos artificiales junto al río Sena. Aquí se han instalado hasta 800 sillas y 500 sombrillas para que puedan tomar el sol y pasar el día.

Es un espacio para aliviarse de las temperaturas abrasadoras que han tenido en los últimos días y que estarán abiertos hasta el próximo uno de septiembre.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios