En Turquía se ha producido una intervención milagrosa. La de un joven que, en el último momento, evita que una niña de dos años, que se había caído por una ventana, impacte contra el suelo en Estambul. Se había precipitado de la ventana de su casa, un segundo piso. En cuestión de segundos cogió al vuelo a la niña de tan solo 2 años y evitó así que impactara  contra el suelo.

Al parecer, la pequeña se acercó a la ventana de su casa mientras su madre estaba en la cocina. Y se precipitó desde el segundo piso. Pero gracias a él no sufrió ninguna lesión. Se llama Zabaat, es un inmigrante argelino de 17 años y trabaja en un taller de marcos en esta misma calle. Ahora, orgulloso de lo que ha hecho, ha recibido una recompensa de 30 euros por su valentía.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios