En el vídeo puede verse un conejo junto a un gato, que lo tiene completamente vigilado después de haberle dado caza (ya se sabe del gusto de los felinos por 'jugar' con su presa antes de devorarla).  En un momento dado, el gato carga con el conejo y sube por una verja hasta el interior de una casa. Al llegar, suelta a su presa y desaparece de la escena. El final, te soprenderá...

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios