En pleno Valle del Jerte los visitantes se asoman al mayor espectáculo de la primavera. Los amantes del arte de la naturaleza este año han tenido más paciencia de la habitual, que llega hasta un mes más tarde de lo previsto. Este fin de semana el millón y medio de cerezos que forman este paisaje, por fin, lucen sus mejores galas. Su blanco inmaculado se mezcla con la nieve primaveral, culpable de este retraso. Ahora sí, los turistas aprovechan para inmortalizar este paisaje único que apenas durará unas semanas. La naturaleza no solo colorea de blanco este valle, sino que también lo llena de agua con saltos y cascadas que sorprenden a los visitantes. Más de 50.000 personas se acercan, como cada año, para disfrutar de este paisaje artístico que deja por estas fechas el Valle del Jerte.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios