Un agente de la Policía Nacional que se encontraba fuera de servicio auxilió a una menor de edad que sufrió la obstrucción de las vías respiratorias tras ingerir un trozo de alimento. El policía, al oír los gritos de la madre, no dudó en intervenir para realizarle los primeros auxilios, consistentes en una compresión abdominal hasta conseguir expulsar el objeto que bloqueaba el conducto respiratorio. Los hechos sucedieron el pasado 19 de julio en la terraza de un establecimiento de comida rápida ubicado en el centro de la ciudad de San Fernando (Cádiz).

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios