Con motivo del Día Internacional de la Familia, Aldeas Infantiles SOS alerta de que el número de familias con niños y niñas que tienen dificultades para satisfacer sus necesidades básicas no deja de crecer como consecuencia de la crisis sanitaria, social y económica que vivimos. En las últimas semanas, la organización ha visto incrementarse las solicitudes de ayuda y prevé que, en los próximos meses, el número de niños, niñas y jóvenes atendidos alcance los 10.000, el doble de los que atendía cuando se desató la pandemia.

La crisis sanitaria provocada por el brote de covid-19 y las medidas de confinamiento adoptadas para evitar su propagación han puesto en jaque a aproximadamente un millón de familias en nuestro país, especialmente a aquellas con niños que ya se encontraban en una situación de vulnerabilidad. “Son familias que de la noche a la mañana han visto reducidos sus ingresos, no pueden ofrecer a sus hijos la alimentación equilibrada que necesitan o carecen de las herramientas necesarias para proporcionarles la atención educativa a la que tienen derecho”, explica el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig

Con motivo de la crisis, la organización ha puesto en marcha un paquete de medidas urgentes para garantizar el bienestar físico y emocional de los niños y las niñas, centradas en la cobertura de sus necesidades básicas, el refuerzo educativo y el apoyo psicosocial y emocional. Mantiene, asimismo, un contacto telefónico o por videollamada constante con los niños y las familias para garantizar su bienestar en el hogar; ha reforzado su Política de Protección Infantil habilitando canales para que los niños puedan compartir sus miedos y preocupaciones; y mantiene activas las intervenciones psicológicas o terapéuticas más urgentes, de manera remota o presencial.

Para sensibilizar sobre esta realidad, Aldeas ha contado con la colaboración desinteresada de Ricardo y Chino Darín.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios