1.600 kilos de tomates, 200 litros de aceite, 30 kilos de albahaca, 2 toneladas de harina y 2.000 kilos de mozzarella. Estos son los ingredientes de la que ya se ha consagrado como la pizza más larga del mundo. Así lo registró el World Guinness Record el pasado jueves en Nápoles, Italia, donde más de 200 pizzeros profesionales trabajaron en su elaboración. Las medidas de esta exquisita receta italiana sumaron un total de 1.858 metros de largo, que tardaron más de seis horas en cocinarse dentro de cinco hornos. La iniciativa forma parte de la campaña para que este alimento se considere como patrimonio cultural de la Unesco. El producto final, que batió el anterior récord de 1.595 metros computados en Milán en 2015, fue donado a los más necesitados de la ciudad.

[Lea aquí: 'Los diez récord Guinness más impresionantes del deporte de 2016']

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios