Un grupo de personas ha descolgado esta noche el lazo amarillo que estaba en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona. Lo han hecho ayudándose de un palo y con el objetivo de cumplir el requerimiento de la Junta Electoral Central, que dió 48 horas al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que retirara no solo los lazos, sino esteladas y pancartas en las que se pide la libertad de los "presos políticos".

La acción, realizada por un grupo de personas encapuchadas, ha sido colgada en Twitter por 'Los de Artós', entidad a favor de la unidad de España. Según informa la Agencia Catalana de Noticias, estas personas han sido interpeladas por la Guardia Urbana e identificadas por los Mossos, a los que han explicado que ese lazo no puede colgar de la fachada del Consistorio porque "lo ha ordenado un juez".

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios