Ese monstruo que es el acoso escolar se alimenta de los que callan. Por eso, la nueva campaña de la Fundación ANAR y Fundación Mutua Madrileña apela a los cómplices. Detectar el acoso no siempre es fácil, pero hay señales que pueden dar pistas. Las dos fundaciones han elaborado una guía para ayudar a los padres a detectarlo y a saber actuar. Por ejemplo se recomienda no sobreproteger a los menores e implicarlos en la búsqueda de la ayuda y las soluciones.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios