El cine español saca la artillería pesada

  • Pantalla completa
'Extinction', de Miguel Ángel Vivas (14 de agosto)
1 de 12
Comparte la fotografía

'Extinction', de Miguel Ángel Vivas (14 de agosto)

'Un día perfecto', de Fernando León de Aranoa (28 de agosto)
2 de 12
Comparte la fotografía

'Un día perfecto', de Fernando León de Aranoa (28 de agosto)

'Atrapa la bandera', de Enrique Gato (28 de agosto)
3 de 12
Comparte la fotografía

'Atrapa la bandera', de Enrique Gato (28 de agosto)

'Anacleto, agente secreto', de Javier Ruiz Caldera (4 de septiembre)
4 de 12
Comparte la fotografía

'Anacleto, agente secreto', de Javier Ruiz Caldera (4 de septiembre)

'Ma ma', de Julio Médem (11 de septiembre)
5 de 12
Comparte la fotografía

'Ma ma', de Julio Médem (11 de septiembre)

'El desconocido', de Daniel de la Torre (25 de septiembre)
6 de 12
Comparte la fotografía

'El desconocido', de Daniel de la Torre (25 de septiembre)

'Regresión', de Alejandro Amenábar (2 de octubre)
7 de 12
Comparte la fotografía

'Regresión', de Alejandro Amenábar (2 de octubre)

'Embarazados', de Juana Macías (23 de octubre)
8 de 12
Comparte la fotografía

'Embarazados', de Juana Macías (23 de octubre)

'Altamira', de Hugh Hudson (13 de noviembre)
9 de 12
Comparte la fotografía

'Altamira', de Hugh Hudson (13 de noviembre)

'Palmeras en la nieve', de Fernando González Molina (4 de diciembre)
10 de 12
Comparte la fotografía

'Palmeras en la nieve', de Fernando González Molina (4 de diciembre)

11 de 12
Comparte la fotografía

El anuncio de que Ocho apellidos catalanes, la secuela de la película más taquillera de la historia del cine español, llegará a las salas antes de que termine el año (concretamente el 20 de noviembre) ha hecho que la industria mire a los próximos meses confiada.

Si las previsiones ya eran buenas debido a que entre los estrenos pendientes quedan pelotazos como lo nuevo de Alejandro Amenábar o Palmeras en la nieve, con la presencia de la comedia de Emilio Martínez Lázaro nuestro cine va lanzado a realizar otro año épico.

Si los estrenos pendientes funcionan puede que, de nuevo, se consiga una cuota histórica que haga que el público termine de sellar su pacto de confianza con las películas españolas. Esta es la artillería pesada con la que nuestro cine intentará reventar las salas.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios