La victoria judicial de Facebook en EEUU no favorece tanto a las 'big tech' como creen
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
poder de los órganos reguladores

La victoria judicial de Facebook en EEUU no favorece tanto a las 'big tech' como creen

La victoria del gigante de las redes social frente a la FTC y los estados muestra que las medidas enérgicas del Gobierno contra las grandes tecnológicas no serán cosa de coser y cantar

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

1-0 para las ‘big tech’. Pero el partido sigue en marcha.

Los inversores de Facebook celebraron la decisión de un juez federal este lunes de archivar las denuncias antimonopolio presentadas contra la compañía por la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y 46 estados. Las demandas buscaban una desinversión forzada en Instagram y WhatsApp, entre otras soluciones. Las acciones de la empresa de redes sociales cerraron con un aumento del 4%, situando el valor de mercado de la empresa por encima del billón de dólares por primera vez y más que compensando el valor perdido en los días posteriores a la presentación de las denuncias en diciembre.

La resolución también pareció una buena señal para las otras tres grandes tecnológicas actualmente bajo control gubernamental. Apple, Amazon y Google cerraron el día con ganancias. Pero esas reacciones también subestiman los desafíos a los que se enfrentan. Con unos valores de mercado que suman más de 6,6 billones de dólares —cerca del 17% del S&P 500—, las cuatro grandes tecnológicas simplemente son demasiado grandes para los reguladores para dejar que una sentencia judicial las sacuda.

En efecto, el juez desestimó la demanda presentada por los estados en su totalidad. Esa decisión se tomó en parte por el notable intervalo de tiempo entre el momento en el que Facebook compró Instagram y WhatsApp —hace ocho y seis años, respectivamente— y el momento en el que los estados presentaron su demanda. Las denuncias posteriores que buscan la supresión de acuerdos importantes de años atrás serán cada vez más estrictas: el juez señaló doctrina legal "que impide la exención a aquellos que pueden acogerse a este derecho".

Foto: (Reuters)

Pero la resolución del caso de la FTC deja la puerta abierta para futuros intentos debido a que el juez desestimó la denuncia, en vez del caso. Dice que la FTC podría realizar otro intento con una demanda modificada en un plazo de 30 días. El juez incluso dio una pista importante sobre cómo el Gobierno podría reforzar su demanda, indicando que no se había opuesto al hecho de que puede que Facebook tenga un monopolio, sino al fracaso de la FTC a la hora de proporcionar una medida o método para calcular la cuota dominante de Facebook.

Sin embargo, eso no será fácilmente comprobable —incluso para una empresa que ahora atiende a más de un tercio de la población mundial a diario—. El juez declaró que, al contrario que los mercados tradicionales, no está muy claro lo que constituye exactamente un servicio de “red de contactos social personal”. Hoy en día, casi todo se puede considerar red social —aplicaciones para ligar, por ejemplo, en las que Facebook ha lanzado un producto, pero sigue teniendo acciones nominativas—. Y es gratuito, al menos, crear la mayoría de plataformas.

El presidente Biden eligió hace poco a Lina Khan, crítica vocal de las ‘big tech’, para dirigir la Comisión Federal de Comercio

Pero, al permitir y ofrecer directrices para intentos posteriores, resulta evidente que los reguladores, que en los últimos años han aumentado su interés por controlar el poder de las ‘big tech’, no son tan ineficaces. Si bien puede que los tribunales sigan decidiendo que deshacer las grandes tecnológicas en su estado actual es demasiado ambicioso en términos legales, eso no significa que no vayan a ser controladas.

Fijémonos en quién lidera ahora la acción. El presidente Biden eligió hace poco a Lina Khan, crítica vocal de las ‘big tech’, para dirigir la Comisión Federal de Comercio. Khan ha argumentado a favor de bloquear más fusiones y ha sido especialmente crítica con Amazon. Por ejemplo, la FTC supervisa ahora presuntamente la propuesta de compra de Amazon de MGM, que impulsaría notablemente su plataforma de ‘streaming’ Prime Video, hasta en un espacio muy saturado que incluye a rivales imponentes como Netflix y Walt Disney.

Foto: Foto: Reuters.

Lo que sí muestra la resolución del lunes es que cualquier demanda que exija la desintegración de una compañía u otras soluciones considerables tendrá que ser invulnerable. Los jueces se negarán a dictaminar sentencias tan relevantes en casos de alto nivel que podrían ser fácilmente revocadas en recursos de apelación. Y el último fracaso del Gobierno al forzar una fragmentación de Microsoft hace dos décadas sigue siendo un potente ejemplo de los límites del poder regulatorio.

Pero sigue teniendo muchos recursos. En un informe a principios de este mes, analistas de Evercore ISI señalaron que las acciones de la Administración Biden —especialmente el nombramiento de Khan— son signo de que los reguladores ya no se conformarán con bofetadas judiciales y multas. Como indican los analistas: "Seguramente intentarán utilizar herramientas regulatorias y de aplicación para imponer cambios considerables en las prácticas empresariales que ven como anticompetitivas, en lugar de simplemente conseguir grandes multas".

Puede que las ‘big tech’ hayan ganado una batalla este lunes, pero esto es la guerra.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

1-0 para las ‘big tech’. Pero el partido sigue en marcha.

Facebook Cuota de mercado Wall Street Journal
El redactor recomienda