FORO 'PON TU DINERO EN ACCIÓN'

¿Dónde ganar dinero en un entorno de tipos bajos e incertidumbre económica?

Expertos inversores nos dan sus recomendaciones sobre dónde poner el dinero en un entorno con pocas certezas económicas y geopolíticas

Pese a una coyuntura económica que no acompaña, unas incertidumbres geopolíticas que, día sí, día no, azotan los mercados y una política monetaria de tipos de interés bajo mínimos, se pueden encontrar oportunidades de inversión donde rentabilizar el ahorro invertido. Dependiendo del nivel de riesgo que se quiera asumir y/o del horizonte temporal de que se disponga para alcanzar la meta, las ganancias pueden pasar de un discreto 1%, si no se quiere sufrir sobresaltos, hasta multiplicarse ene veces, en función del plazo, a costa de asumir mayores tensiones.

Con el objetivo de conocer oportunidades de inversión y sus potenciales retornos, El Confidencial reunió a más de una decena de firmas de inversión en el auditorio de Cecabank, en Madrid, que sacaron a la palestra sus propuestas para ganar dinero en este complicado contexto. Bajo el título 'Pon tu dinero en acción' y patrocinado por Edmond de Rothschild, Bestinver y Deep Mind Fintech, se ofrecieron alternativas que van desde la renta fija hasta la renta variable, pasando por el oro y el ladrillo; desde la tecnología de la Industria 4.0 hasta la energía renovable, pasando por el 'crowdlending'. Hay opciones para todos los gustos. Incluso con rentabilidades negativas, lo que demuestra ser un “síntoma de incertidumbre, de búsqueda de refugio, donde los inversores están dispuestos a pagar una prima para que se les asegure que van a recuperar su dinero”, señaló Juan Ramón Rallo, doctor en Economía y profesor en la Universidad Francisco Marroquín.

En su opinión, hay que ser “cautos” con la renta variable porque “nada nos asegura que el Brexit y la guerra comercial de Estados Unidos y China se vayan a resolver bien. En contrapartida, si tenemos miedo por ese lado, los activos reales, como metales preciosos, y la deuda pública pueden ser buenos candidatos como activos refugio”. Ahora bien, Rallo consideró que a largo plazo el oro no va a generar rentabilidad y donde hay que estar es en renta variable, “pero en momentos de dudas, si se quiere refugio frente a lo que pueda venir con cierta garantía, la renta fija y metales preciosos son la opción”.

Javier Molina, El Confidencial, y Juan Ramón Rallo, doctor en Economía y profesor de la Universidad Francisco Marroquín.
Javier Molina, El Confidencial, y Juan Ramón Rallo, doctor en Economía y profesor de la Universidad Francisco Marroquín.

Al margen de las características de cada una de las oportunidades, hay un denominador común: no poner todos los huevos en la misma cesta. Estas fueron las propuestas de los expertos para diversificar el patrimonio invertido.

Renta variable

Para alejarse del ruido diario que a nivel internacional provoca la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Brexit o la amenaza de un nuevo corralito en Argentina —y a nivel nacional, el bloqueo político y el 'procés'—, la gestora independiente Bestinver lo tiene claro: la renta variable (acciones) a largo plazo. “La receta que siempre funciona es invertir en buenos negocios y a buenos precios. Compañías capaces de generar crecimiento de su beneficio”, ahora bien, “el inversor tiene que estar preparado para soportar la volatilidad”, aseveró su director comercial, Gustavo Trillo. “Cuando un inversor invierte en renta variable, está comprando ganancias empresariales”, explicó, “por lo que solo necesita que las compañías sigan creciendo a largo plazo. Las cotizaciones varían mucho, pero el beneficio no”.

Gustavo Trillo, director comercial de Bestinver, y Javier Molina, El Confidencial.
Gustavo Trillo, director comercial de Bestinver, y Javier Molina, El Confidencial.

En su opinión, en España vamos a ser “más pobres” que en Europa, porque tan solo invertimos un 15% de nuestros ahorros en acciones, frente a niveles del 50% de otros países europeos. ¿La razón? A los españoles no nos gusta la incertidumbre, no saber qué va a pasar con nuestro dinero. Pero como en Bestinver no tienen una bola de cristal capaz de predecir el futuro, la recomendación de la firma es comprar barato y poner el tiempo a favor de la inversión.

Renta fija

Con los tipos de interés en niveles cero, la renta fija ha perdido atractivo en términos de rentabilidad, que no en seguridad, ya que por su menor fluctuación sigue siendo uno de los activos con menos riesgo. Ahora, dentro de los activos de deuda (bonos) hay oportunidades de inversión en “negocios que no vayan a quebrar, en líderes del sector que no estén muy endeudados”, con un horizonte temporal de 24 meses, porque las rentabilidades son bajas o negativas, por lo que “necesitamos un periodo de maduración algo mayor”, aclaró Rafael Valera, consejero delegado de Buy & Hold. En la actualidad, la rentabilidad media de la cartera de renta fija de la firma está en torno al 5%.

Oro

Invertir en oro es como invertir en un depósito a largo plazo, pero con una alta liquidez. Además, nos protege de las divisas y de las decisiones de los bancos centrales y está descorrelacionado de la economía”, señaló Tomás Epeldegui, director general en España de Degussa. A su juicio, es un activo para reducir la volatilidad y que, pese a “no pagar intereses, se revaloriza con el tiempo”. Desde que comenzó a cotizar en los años setenta, esta materia prima se ha revalorizado de media un 9% anual. “El oro es garantía de pago, siempre nos lo van a comprar”, aseveró. La compañía apuesta por el oro físico, lingotes y monedas, en lugar de los títulos. La firma los guarda en cámaras aseguradas. Prueba del interés por el oro, dijo Epeldegui, es que los órganos reguladores están aumentando sus reservas para reducir su exposición a las divisas.

Ladrillo

Con permiso de la renta variable, “la inversión en vivienda es muy rentable a medio y largo plazo”, afirmó Rubén Bernat, director financiero corporativo de Quabit Inmobiliaria. Tras el pinchazo del sector inmobiliario, hace algo más de una década, en la actualidad el mercado vive un crecimiento intenso en algunas zonas del país, pero lejos de las amenazas de burbuja. “Nos encontramos con un cliente con un nivel de endeudamiento inferior, con una economía en crecimiento que genera empleo y con una concesión de crédito más razonable, por lo que una crisis como la de 2008 no tendría el mismo impacto”, matizó Bernat. El año pasado, se visaron algo más de 100.000 viviendas, según el Ministerio de Fomento, lejos de las 900.000 en pleno 'boom'. “No se entregan más viviendas porque el mercado no tiene más capacidad de producción”, lo que llevará a registrar durante este ejercicio unas 80.000 entregas, cuantificó Quabit.

Megatendencias

El envejecimiento de la población, la disrupción tecnológica y el cambio climático son megatendencias que marcan la apuesta inversora a la hora de seleccionar empresas. Es el caso del banco privado Edmond de Rothschild, que ve en el 'big data' la espuela que “va a cambiar los usos y costumbres de las personas y las empresas en sectores como la medicina preventiva, el vehículo autónomo, las ciudades inteligentes o la robótica". “Aquellas compañías que apuesten firmemente por ello van a ser líderes del mañana”, afirmó María García, 'head of sales' de la compañía, quien resaltó que el 90% de los datos que actualmente circulan se generó solo en los últimos dos años.

Hace casi un lustro, la entidad lanzó el Edmond de Rothschild Fun Big Data, que integra compañías de infraestructuras en torno a los datos, de analítica para explotar los mismos y de aquellas compañias de la economía real que invierten en ellos para mejorar su negocio, como Axa, BMW o Randstad. A lo largo de este periodo y a 30 de septiembre, el producto ha batido al MSCI World, con una rentabilidad anualizada desde su lanzamiento del 12%, dos puntos porcentuales por encima del índice que aglutina empresas de mediana y gran capitalización bursátil de una veintena de países.

María García, 'head of sales' de Edmond de Rothschild, habló de por qué invertir en 'big data'.
María García, 'head of sales' de Edmond de Rothschild, habló de por qué invertir en 'big data'.

Otro habilitador de la Industria 4.0 que también acapara el interés de los inversores es la inteligencia artificial, una tecnología que dota a los ordenadores de criterio propio para realizar una determinada actividad en base a unos datos, una experiencia y unos ejemplos. Aplicada a la gestión de activos, ofrece tres ventajas para la firma Deep Mind Fintech: la descorrelacción de los mercados financieros, la liquidez y la gestión del riesgo. “Una vez definido el riesgo el sistema, se adapta constantemente al mismo para que el inversor no sufra los vaivenes del mercado”, aclaró su cofundador y socio, José Ignacio Gómez, quien explicó que el modelo busca algoritmos a partir de su adaptación a los cambios del mercado y “busca tendencias para anticipar cuándo tienes que entrar y lo que puedes obtener”. Otra de las ventajas es su falta de sentimientos. No entrará en pánico ante una tendencia bajista.

De tal manera que al sistema se le instruye con unos rangos de precios y un nivel de riesgo, y en función de la información en tiempo real que recibe de los mercados financieros va tomando decisiones, si no es capaz de alcanzar los objetivos se reprograma automáticamente para probar otra estrategia. “Tenemos control sistemático del riesgo, controlando la volatilidad para a partir de ahí optimizar la rentabilidad”, añadió José Luis Martínez, socio de Alaluz Capital. En breve, se lanzará el primer fondo UCIT que aplica este modelo de inteligencia artificial, donde Alaluz Capital es el 'investment manager', con un importe mínimo de entrada de tan solo 10 euros.

"España, con una privilegiada posición en horas de sol, tan solo tiene instalados 5.500 MW, frente a los 43.000 de Alemania o los 20.000 de Italia"

El obligado cierre de las plantas de carbón y de la energía nuclear va a suponer que en las próximas décadas haya que producir el 40% de la electricidad con energía renovable. A ello hay que sumarle una “economía más electrificada” con el internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y el vehículo eléctrico, que “implica que hay que multiplicar por 10 la capacidad instalada de energía fotovoltaica en la próxima década”, afirmó Alfredo Fernández, presidente de Everwood Capital. Paradójicamente, España, con una privilegiada posición en horas de sol, tan solo tiene instalados 5.500 megavatios, frente a los 43.000 de Alemania o los 20.000 de Italia. Fernández achacó este déficit a los cambios regulatorios que hubo en el pasado en torno a la energía solar y que ahuyentó a los inversores. La firma ha levantado un fondo para captar dinero con el que financiar la construcción de una veintena de parques de 50 megavatios, que ocupan el equivalente a más de un centenar de campos de fútbol y que requieren 40 millones de euros de inversión cada uno.

Invertir en empresas

Aunque no es algo nuevo, cada día surgen más propuestas para compensar el cierre del grifo bancario para financiar empresas a través de la inversión de particulares. Trea AM ofrece a inversores, con un perfil moderado, una inversión descorrelacionada de la economía a través de un fondo de inversión de 'direct lending' dirigido al mercado español y portugués. “Actualmente, España es el mercado donde más oportunidad hay en el 'direct lending' y donde menos posicionamiento hay”, reconoció Patricia López, directora de desarrollo de negocio de Trea AM. Buscan compañías con proyectos de crecimiento bien gestionadas, con beneficio operativo, y se les ofrece financiación de entre cinco y 30 millones hasta un máximo de siete años y con intereses más elevados que la banca tradicional, de entre el 8% y el 10%, pero con entrega y amortización rápida. Para el inversor, es un producto ilíquido, se debe aguantar hasta el vencimiento del mismo, pero con una rentabilidad anual del 6,5%. Invierten en todos los sectores excepto el financiero, inmobiliario y cíclico.

José Luis Martínez Caamaño, socio de Alaluz Capital; José Ignacio Gómez, cofundador y socio de Deep Mind Fintech, y Javier Molina, El Confidencial.
José Luis Martínez Caamaño, socio de Alaluz Capital; José Ignacio Gómez, cofundador y socio de Deep Mind Fintech, y Javier Molina, El Confidencial.

Con un componente social, Ethichub hace de puente entre inversores y agricultores a partir de una plataforma de 'crowdlending' (modelo que permite financiarse sin acudir a los servicios de una entidad financiera tradicional) basada en tecnología Blockchain con rentabilidades del 15%.

Por su parte, MyTripleA facilita la unión entre financiación a pymes españolas e inversores mediante un sistema de 'crowdlending' utilizando, para ello, varias fórmulas. Desde que nació en 2012, ya ha financiado a cerca de 400 compañías (unas 25 compañías nuevas al mes). Ofrece dos productos: el préstamo como tal y el 'factoring', con rendimientos medios del 2% y 5%, respectivamente.

Depósitos

Dirigido a inversores conservadores, Raisin ofrece un abanico de depósitos bancarios de diferentes entidades europeas con una rentabilidad media del 1,35% y nulo riesgo, al estar cubierto por el fondo de garantía de cada país.

Las opciones, en definitiva, son muchas y muy variadas, pese a la incertidumbre económica y los bajos tipos de interés. En un contexto tan volátil, será cada inversor el que deba decidir su vehículo idóneo teniendo en cuenta su horizonte temporal y, sobre todo, su propio perfil de riesgo.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios