crea una nueva entidad y un banco malo

Portugal rescata con 4.900 millones a Banco Espirito Santo y liquidará los activos tóxicos

La primera entidad lusa ha sido dividida en un banco sano, al que se cambiará de nombre y se venderá rápidamente, y en otro malo que se liquidará

Foto: El gobernador del Banco de Portugal, Carlos Costa (Efe)
El gobernador del Banco de Portugal, Carlos Costa (Efe)

Al final, ha habido una solución salomónica regada con dinero público. Después de un intenso fin de semana de negociaciones, el Banco de Portugal ha decidido dividir en dos Banco Espirito Santo (BES), primera entidad del país caída en desgracia y sobre la cual han corrido todo tipo de rumores en las últimas 72 horas.

Como se ha visto ya tantas veces a lo largo de esta crisis financiera, el plan de salvamento de la primera institución financiera lusa pasa por transferir todos sus activos tóxicos a lo que popularmente se conoce como banco malo; mientras que los depósitos y créditos sanos quedan en otra entidad sana. De hecho, el BES que conocíamos ya no existe y el Ejecutivo luso ya se refiere a él como Novo Banco.

Según ha reconocido esta misma noche el supervisor del país vecino, el nuevo Banco Espirito Santo, que cambia su marca, ha sido capitalizado con una inyección de 500 millones procedentes del fondo de resolución bancaria del país vecino y 4.400 millones más de fondos procedentes del rescate europeo, que se cogerán de una línea de financiación concedida por Bruselas hace dos años, cuando ya rescató el país y dejó activado un mecanismo previendo este tipo de situaciones en el sector financiero luso.

Para garantizar la viabilidad de la nueva entidad, se le ha liberado de los activos tóxicos, con el objetivo de salvaguardar los intereses de los ahorradores y ante la evidencia de que el viejo BES estaba herido de muerte.

La familia Espirito Santo y los tenedores de obligaciones subordinadas perderán prácticamente todo, ya que el banco malo ha pasado a poseer todos los activos de empresas en dificultades, en concreto, las integrantes de Grupo Espirito Santo (GES) y la participación en BES Angola. En cambio, dentro de la entidad sana se han incluido además de los depósitos y de los créditos sanos, diversas empresas, como Banco Espirito Santo de Investimento (BESI) y Banco Best, Banco Espírito Santo dos Açores, ESAF, BES Vida y varias sucursales, entre las que se incluyen España, Macao y Londres

El objetivo del Gobierno portugués es vender esta nueva entidad saneada lo más pronto posible. Hasta entonces, continuarán al frente de ella los nuevos administradores recientemente nombrados al frente del viejo BES. El banco malo, por su parte, se liquidará.

Vitor Bento presidirá Novo Banco

Vítor Bento, el hasta ahora consejero delegado del Banco Espirito Santo (BES), ha sido nombrado presidente de la comisión ejecutiva de Novo Banco

"Tengo el placer de haber sido nombrado para liderar Novo Banco. Para nuestros clientes y colaboradores, solo ha cambiado una cosa: su banco es ahora más fuerte y más seguro que antes", ha indicado Bento a través de un comunicado.

"Las incertidumbres que amenazaban a la institución en los últimos tiempos han quedado atrás. Novo Banco cuenta con las características que lo van a convertir en una de las principales instituciones financieras: un equipo de trabajo dedicado, su fuerte focalización en el cliente, y un extenso portafolio de servicios bancarios, que van a contribuir al progreso de la economía portuguesa", ha agregado.

 

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios