ACS compra la compañía americana Schiavone Construction por 102,5 millones de euros

Dragados, filial de ACS, ha ejecutado la adquisición de las acciones representativas del total de la compañía americana Schiavone Construction, por un importe

Dragados, filial de ACS, ha ejecutado la adquisición de las acciones representativas del total de la compañía americana Schiavone Construction, por un importe total de 150 millones de dólares (102,5 millones de euros).

Schiavone, fundada en 1956, tiene su sede en New Jersey y se dedica a la rehabilitación y construcción de obras civiles como puentes, grandes avenidas y carreteras, entre otras obras, en la zona Noreste de Estados Unidos.

La extensión de la presencia de ACS en el país Norteamericano se enmarca en su estrategia de internacionalización, consistente en el desarrollo de proyectos de construcción y de concesiones de infraestructuras que requieran un alto grado de especialización en países con crecimientos estables y con suficiente seguridad jurídica.

La compañía que preside Florentino Pérez estaba ya presente, a través de Dragados, en Estados Unidos, fundamentalmente desde el pasado año. También cuenta con presencia indirecta, a través de Hochtief, grupo alemán del que es primer accionista, que cuenta con importante actividad en Estados Unidos a través de su filial Turner.

ACS pretende extender la presencia que ya tiene en construcción hacia el área de las concesiones de infraestructuras, dado que actualmente puja por varios proyectos entre los que destaca la privatización de la autopista Pennsylvania Turnpike.

El grupo de construcción, servicios y energía entró en el mercado estadounidense en julio del pasado año cuando, a través de Dragados, se adjudicó el primero contrato del plan de ampliación del metro de Nueva York, por 428 millones de dólares, y el de rehabilitación de la autopista I-287 del Norte del Estado de Nueva York.

Fue por entonces cuando empezó a competir por distintas concesiones de infraestructuras, lo que llevó al grupo a crear una filial para el país, Dragados USA, y a abrir oficinas en Nueva York, Miami, San Francisco y Austin.

Posteriormente, se hizo con el contrato de obras de rehabilitación de tres presas, también en el Estado de Nueva York.

Apuesta del sector por EEUU

De esta forma, ACS se sumó a la apuesta que todas las grandes compañías cotizadas del sector comenzaron también a hacer por el mercado estadounidense.

En la actualidad, están también presentes en el país Ferrovial, a través de distintas concesiones de infraestructuras y que también compró la constructora Weber; FCC, con plantas de cemento y contratos de servicios y mobiliario urbano; Acciona, a través de instalaciones de energía renovables; Sacyr Vallehermoso, con la compra de edificios; Abertis, a través de la gestión de aeropuertos y OHL, que también compró empresas locales.

ACS aborda la compra de Schiavone tras hacerse a comienzos de este año con la alemana Hochtief y tras ejecutar distintas desinversiones, como la de su participación en Urbis, su filial de autobuses Continental Auto, y de Desarrollo de Concesiones Aeroportuarias (DCA), compañía que tiene intereses en la gestión en un total de 15 aeropuertos en México, Jamaica, Chile y Colombia.

Fondos de inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios