Es noticia
España, primer país europeo emisor de remesas con 7.500 millones de euros en 2007
  1. Mercados
  2. Finanzas personales

España, primer país europeo emisor de remesas con 7.500 millones de euros en 2007

España es el tercer país emisor de remesas del mundo y primero de la Unión Europea. ¿Qué significa esto en cifras? Se estima que durante 2007

Foto: España, primer país europeo emisor de remesas con 7.500 millones de euros en 2007
España, primer país europeo emisor de remesas con 7.500 millones de euros en 2007

España es el tercer país emisor de remesas del mundo y primero de la Unión Europea. ¿Qué significa esto en cifras? Se estima que durante 2007 salieron más de 7.500 millones de euros generados en el país con destino a terceros. En concreto, los tres principales destinatarios fueron, por este orden, Colombia (19%), Ecuador (17%) y Bolivia (11%). Esta salida de capital es consecuencia del importante aumento de población originado por la llegada de trabajadores extranjeros en los últimos años, según recoge un estudio de La Caixa.

Esta fenómeno, acuñado como “democratización financiera” por parte de los países receptores, revela la importancia como motor económico que los emigrantes representan para con sus países de origen. De hecho, estas inyecciones de capital llegan a ser claves para la supervivencia de miles de familias, pero también para la propia economía de los países, ya que constituyen el principal flujo económico, superando en algunos casos los obtenidos por sus propios recursos naturales.

A pesar de no contar con la colonia de inmigrantes más numerosa en España (500.000), Colombia fue el país que más dinero recibió de sus compatriotas. Desde el extranjero llegaron cerca de 2.700 millones de euros en 2007, de los cuales un tercio corresponde a los ubicados en España. En el caso de Bolivia, las remesas representan hasta un 8,5% de su PIB, por el 3,5% de las recibidas por Ecuador.

Saldo negativo para la balanza española

Después de la importante llegada de extranjeros a España durante los últimos diez años, la balanza de transferencias ha cambiado su radiografía. Según datos de La Caixa, hasta 2003 la balanza era positiva para la economía española, lo que paliaba en parte el déficit por cuenta corriente. Esta dinámica cambió hace ya cuatro años, cuando por primera vez salió más dinero del recibido por parte de los españoles en el extranjero, cuya contribución se mueve en una horquilla de entre 4.000 y 5.000 millones de euros.

Precisamente, el próximo lunes tendrá lugar una jornada -organizada por Casa America y La Caixa- sobre el reto que suponen estas transferencias de riqueza y cómo las remesas pueden repercutir en el desarrollo de América Latina. Según explican los organizadores, el concepto de “democratización financiera” que da título a la jornada -acuñado por Donald Terry, gerente del FOMIN- hace referencia al papel dinamizador que las remesas puede representar, favoreciendo “las oportunidades de ahorro e inversión necesarias para la mejora económica y social de la economía inmigrante y la economía de sus países receptores”.