El mercado descuenta la victoria de Arabia Saudí en la guerra interna de la OPEP
  1. Mercados
EL PRECIO DEL CRUDO CAE HASTA LOS 45 DÓLARES

El mercado descuenta la victoria de Arabia Saudí en la guerra interna de la OPEP

Los señores del petróleo se ven las caras en una mesa marcada por la caída libre de los precios del barril hasta el entorno de los 50 dólares desde junio de 2014 y la guerra interna en el seno de la OPEP

placeholder Foto:  El gobernador y presidente alterno de la OPEP. (EFE)
El gobernador y presidente alterno de la OPEP. (EFE)

Viena se ha convertido en un auténtico tablero de ajedrez y cualquier movimiento que se lleve a cabo, en uno u otro sentido, afectará al mundo entero, desde las grandes magnitudes económicas hasta el más humilde de los hogares. Y es que los señores del petróleo se ven las caras miércoles y jueves en una mesa marcada por la caída libre de los precios del barril hasta el entorno de los 50 dólares desde junio de 2014 y la guerra interna en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

No en vano, el guión sigue siendo exactamente el mismo que el de hace un año y que el del pasado mes de junio. En ambas ocasiones se decidió mantener la producción en los niveles récord en los que se encuentra a pesar de que el desplome de los precios del crudo ha puesto en un brete a algunos productores, como es el caso de Venezuela, que lleva meses presionando al cartel para que permita un repunte del barril que de algo de oxígeno a su asfixiado presupuesto.

Sin embargo, Arabia Saudí, hasta hace poco mayor productor de petróleo del mundo, sólo superada por Estados Unidos, no está dispuesta a permitirlo. Y es que ésta es, precisamente, la clave de lo que está ocurriendo. Los principales productores están más preocupados por mantener cuota de mercado de cara a una nueva era, en la que las nuevas tecnologías han permitido a EEUU hacerse con la hegemonía del petróleo gracias al shale oil, que por los ingresos.

Es más, países como Arabia Saudí pueden permitirse precios, incluso, más bajos que los actuales, que rondan los 50 dólares por barril, y seguir obteniendo beneficio. “La OPEP no reduce la producción porque sabe que EEUU puede jugar mucho tiempo a este tira y afloja” explica Javier Urones, analista de XTB.

“EEUU está extrayendo a niveles récord y eso que sólo tiene la mitad de los yacimientos produciendo”, continúa el experto. “Se habla de un precio medio de 60 dólares por barril y lo cierto es que no tendría sentido ver los precios por encima ya que, si el brent de referencia en Europa supera ese nivel, entonces EEUU se dedicará a exportar Texas más barato, algo que los principales miembros de la OPEP no están dispuestos a permitir” asegura.

No en vano, el principal problema que tenía EEUU era que la tecnología para extraer el oro negro de los esquistos de las rocas era muy cara, sin embargo, estos han ido bajando gracias a la investigación y los nuevos desarrollos hasta tal punto que, desde 2013 los costes de producción se han reducido en un 34%, con lo que la Agencia Internacional de la Energía situá su estimación de bombeo en el país en los 12,56 millones de barriles al día el año que viene.

Por este motivo, por mucho empeño que pongan países como Venezuela, que intente hacer valer su mayor peso moral como fundador de la organización para recortar la producción, todo apunta a que las cosas van a seguir como están. La extracción de barriles diarios en máximos a pesar del problema de sobreoferta del mercado y debilidad de la demanda como consecuencia de la ralentización de la economía global y la crisis del principal importador de crudo: China. Esto se está traduciendo en nuevas caídas en el mercado que sitúan el Brent europeo en los 48 dólares y el Texas en la barrera de los 45 dólares por barril.

OPEP Petróleo Noticias de Venezuela
El redactor recomienda