Tosqueta Inversiones

La familia Del Pino lanza una nueva sicav en plena reorganización de su fortuna

Tosqueta Inversiones nace con un capital estatutario de 100 millones y se convierte en la octava sicav bajo el paraguas de Pactio Gestion

Foto: Sede de la Fundación Rafael del Pino
Sede de la Fundación Rafael del Pino

Se llama Tosqueta Inversiones y es el último vehículo de inversión que registra la todopoderosa familia Del Pino, dueña de Ferrovial y una de las mayores fortunas del mundo, bajo el paraguas de su gestora Pactio.

La nueva sicav (Sociedad de Inversión de Capital Variable) llega justo en un momento en el que la saga madrileña está reorganizando sus participaciones, como acaba de poner de manifiesto con la venta de un 1,9% de Acerinox y con la reducción de su peso en Indra por debajo del 5%.

Tanto estas participaciones accionariales como Pactio Gestion dependen de Casa Grande de Cartagena, la sociedad dominante de ambas y caja fuerte donde los Del Pino pusieron a salvo su fortuna personal hace siete años, cuando decidieron separar su patrimonio familiar del empresarial. Desde entonces, han arrancado hasta ocho sicav, incluyendo esta última, cuya presidencia y dirección se han ido repartiendo entre los distintos miembros de la familia.

Reparto entre los hermanos

Tosqueta está presidida por Leopoldo, el mediano de los hermanos, y cuenta con un capital máximo de 100 millones de euros, repartidos en 10 millones de títulos con un valor nominal de 10 euros cada uno de ellos.

Este importe convierte a la nueva sicav en una de las mayores de la familia Del Pino, ya que sólo Allocation y Swift, con 300 millones cada una; y Chart, con 160 millones, superan esta cifra de capital máximo estatutario.

Se da la circunstancia de que las dos más nuevas, Tosqueta y Swift, creada en 2008, están presididas por Leopoldo; mientras que su hermano Joaquín está al frente de las más longevas –Addition, Allocation y Keeper, todas ellas de los años 90- y de Chart, creada en 2006.

María, la única mujer de los cinco hijos que tuvo Rafael del Pino Moreno, aparece al frente de Altais, sicav registrada en 2004 con un capital estatutario de 24 millones; mientras que su madre, Ana María Calvo Sotelo, preside Match Ten.

En todos los casos, los miembros de la saga aparecen acompañados por dos ejecutivos de su máxima confianza, presentes en Pactio y Casa Grande de Cartagena, que son quienes llevan las riendas de la gestión: José Ignacio Ysasi-Ysasmendi y Eusebio Vidal-Ribas.

Potente vehículo

Con un patrimonio bajo gestión de 754,4 millones de euros, Pactio Gestión es la décima sociedad de inversión más importante del país, sólo por detrás de los vehículos de la gran banca: Santender, BBVA, Bankinter, UBS, Sabadell, March, Credit Suisse, La Caixa y JP Morgan. De hecho, la familia Del Pino ha sido tradicionalmente admirada por el acierto de su gestora, aunque en los años más duros de la crisis económica ha pasado por momentos bajos.

Por ejemplo, en el primer semestre de este ejercicio, el que está considerado su vehículo de referencia por su longevidad y elevado patrimonio, Allocation, ha visto menguar su patrimonio de 298,5 millones a 287,89 millones. A pesar de ello, Pactio y sus diferentes sicav son vehículos de referencia en el sector, cuyas políticas de inversión muchos siguen a la hora de tomar decisiones. Unos modelos a los que ahora se une Tosqueta.

 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios