Cómo ahorrar controlando el consumo energético de estos cuatro electrodomésticos
  1. Medioambiente
  2. Energía
gestión responsable

Cómo ahorrar controlando el consumo energético de estos cuatro electrodomésticos

A los clásicos horno, lavadora y secadora, se suman frigorífico y televisor, por su uso prolongado en el tiempo. Unas buenas prácticas reducirán su consumo y servirán para reducir la factura de la luz

Foto:

Identificar los mayores puntos de consumo eléctrico de una vivienda puede traducirse en un importante ahorro económico cada mes. No todos los sistemas y dispositivos de un hogar medio repercuten con la misma contundencia en la factura de la luz. Más allá de que los mismos electrodomésticos puedan exhibir una etiqueta energética u otra, los diferentes usos de cada aparato pueden resultar determinantes en el gasto total. Mientras unos se emplean a diario varias veces, otros requieren una utilización esporádica. En algunos casos tienen funciones para evitar el derroche, mientras que en otros pueden seguir consumiendo incluso estando apagados. Sea cual sea su tipología, de la mano de El Corte Inglés, te traemos unas recomendaciones sobre cómo disminuir el impacto en tu factura de la luz.

Lavadora, secadora, lavavajillas, horno o vitrocerámica suelen estar en esa lista de electrodomésticos que más consumen, sin embargo, mirando más allá del uso ocasional de cada uno de ellos, habría que incluir dos ejemplos de electrodomésticos que, a priori, no se caracterizan por ser poco eficientes: el frigorífico y el televisor. En ambos casos conllevan un impacto relevante en el recibo mensual porque su empleo es superior al de otros dispositivos.

El televisor se cuela entre los dispositivos con un mayor gasto debido a dos factores: su uso continuado y el modo ‘stand by’

Según la guía elaborada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) —entidad dependiente del Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico—, el ‘ranking’ quedaría de la siguiente manera:

1. Frigorífico y congelador: aunque tiene un consumo medio entre 250 y 300 kilovatios, el hecho de que no se pueda apagar nunca conlleva que la cantidad total de energía utilizada sea muy alta. Tanto es así, que puede suponer más del 20% del gasto de todos los electrodomésticos de una casa.

¿Qué hacer para ahorrar con este electrodoméstico? En primer lugar, situarlo en una zona alejada de fuentes de calor. También es interesante descongelarlo y limpiarlo al menos una vez al año, no introducir alimentos calientes, abrir la puerta lo menos posible y mantener su temperatura a unos 5ºC. Si estás pensando en renovarlo, te proponemos esta selección.

2. Lavadora y secadora: ambos aparatos pueden funcionar de forma conjunta en un solo sistema o ser independientes el uno del otro. En cualquier caso, la media del primero se sitúa entre los 1.500 y los 2.200 kW, mientras que el segundo dobla e incluso triplica esa cantidad.

Las recomendaciones para su ahorro pasan por priorizar programas de lavado y secado ‘eco’, trabajar siempre a carga completa y baja temperatura, secar la ropa al sol cuando el tiempo lo permita, limpiar los filtros y, siempre que sea posible, adquirir modelos eficientes, como los propuestos en esta selección de lavadoras y secadoras.

3. Televisor: al igual que sucede con la nevera, los televisores actuales consumen poco. No obstante, se cuela entre los dispositivos con un mayor gasto debido a dos factores: su uso continuado y un modo ‘stand by’ que continúa funcionando pese a que nadie esté mirando la pantalla.

Este aparato tiene una gestión sencilla: basta con apagarlo cuando no se esté disfrutando plenamente de él. De hecho, los expertos hablan de ‘apagar’ totalmente el electrodoméstico y evitar el consumo fantasma. Para ello, las regletas o bases de enchufes son útiles porque evitan que se quede encendido el piloto rojo. En esta selección podrás encontrar nuevos modelos más eficientes.

4. Horno: tradicionalmente se ha considerado como uno de los puntos de fuga energéticos de las viviendas y, de hecho, continúa siendo así. Un consumo medio de entre 1.200 y 2.200 kW lo sitúan con un porcentaje sobre el total de aparatos que varía entre el 5% y el 9%.

Los consejos para el horno son los habituales desde que existe en su versión eléctrica: no abrir la puerta mientras funciona, cocinar varios alimentos a la vez, no precalentar y apagar antes de que termine el cocinado para aprovechar la temperatura obtenida. Si necesitas renovarlo, puedes elegir entre estas propuestas.

Otros aparatos a tener en cuenta

La lista podría continuar con la vitrocerámica, el lavavajillas o el microondas (solo en la cocina), así como determinadas calefacciones, el aire acondicionado o la plancha; todos ellos de uso habitual y con los que, gracias a un consumo responsable y a la inversión en investigación por parte de los fabricantes para reducir su consumo energético, se puede conseguir un importante ahorro de energía.

Aunque no es un electrodoméstico como tal, otro aparato electrónico que IDAE incluye en su guía es el ordenador. Del mismo modo que el televisor, el consumo medio de un sistema informático doméstico no requiere un gran esfuerzo eléctrico. Pero, de nuevo, su utilización prolongada -máxime en tiempos de teletrabajo- puede suponer un incremento importante de la explotación de la red. Por eso, al igual que ocurre con la tele, evita todo lo posible el consumo fantasma, apagando totalmente el dispositivo.

Por último, es conveniente vigilar a los aparatos que permanecen enchufados todo el día sin una utilidad concreta o con un perfil de uso bajo. Aquí se podrían incluir los cargadores de móvil, las videoconsolas y decodificadores de televisor o los ‘router wifi’, entre otros muchos.

En definitiva, a través de estos 'tips' y unos electrodomésticos cada vez más eficientes y modernos es posible controlar el gasto energético en el hogar, al mismo tiempo que reducimos la huella de carbono generada con nuestras acciones cotidianas.

El Confidencial en colaboración con El Corte Inglés, te presenta una serie de artículos con los que podrás descubrir los mejores trucos y consejos para ahorrar en la factura de la luz y mejorar el gasto energético de tu hogar, con los electrodomésticos y artículos tecnológicos más modernos y eficientes. Además en sus establecimientos, ayudado por sus profesionales, recibirás asesoramiento en materia de eficiencia energética. Y con motivo del Día de la Eficiencia Energética, si compras un electrodoméstico eficiente en El Corte Inglés del 18 de octubre al 3 de noviembre, recibirás una tarjeta regalo valorada en 75 euros.

Factura de la luz Electrodomésticos ECBrands BrandsTecnología