La iluminación navideña puede ser igual de festiva pero más sostenible
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
Celebrar sin derrochar

La iluminación navideña puede ser igual de festiva pero más sostenible

Pese a que el uso generalizado de la iluminación LED reduce el consumo energético, el gasto en las luces de Navidad batirá récords este año. Y no solo por el aumento de tarifa. El dispendio tiene un doble coste, ambiental y económico.

Foto: Alumbrado navideño en Vigo (EFE S. Sas)
Alumbrado navideño en Vigo (EFE S. Sas)

La media de encendido de la iluminación navideña en las ciudades españolas es de unas 200 horas distribuidas a lo largo de 35 días, una sobreiluminación que genera un aumento en la emisión de gases de efecto invernadero, denuncian desde la Fundación Starlight. Además, “altera hábitats, ecosistemas y especies, lo que también afecta al clima”, critica Antonia Varela, astrofísica y máxima responsable de la entidad.

En Madrid, uno de los municipios que más gasta por habitante en iluminación navideña. la factura eléctrica ha aumentado en un 11% en relación a 2020, hasta alcanzar 3,6 millones de euros. Se han alumbrado 25 nuevos emplazamientos de la villa, llegando, de esta forma, a los 232 lugares distribuidos por los 21 distritos de la ciudad.

No se trata de dejar de iluminar las calles en Navidad, sino de hacerlo de una manera más razonable y eficiente

Sin embargo, hay otros lugares del país que también han querido apostar por la electricidad como principal elemento de decoración de la Navidad. El caso más conocido es el de Vigo, que invierte 3,1 euros por empadronado. En la localidad gallega se han instalado más de 11 millones de luces ‛led’ con un coste que ronda el millón de euros.

Tras Vigo se ha de mencionar Gijón, con 2,06 euros por habitante de desembolso, mientras que Málaga no se queda atrás, al colocarse en torno al millón y medio de puntos de luz en sus principales avenidas. Barcelona tampoco es ajena a esta vorágine. La Ciudad Condal inauguraba la iluminación especial el pasado 24 de noviembre, en la que se han invertido 2.148.500 euros, lo que supone un 32,4% más que en 2020 y, aproximadamente, 1,29 euros por persona.

Foto: Los vehículos de combustión son uno de los grandes responsables de la contaminación en las ciudades. (Unsplash/@brady_bellini)

Una decoración que, en el caso la capital catalana, se mantendrá vigente hasta el próximo 6 de enero, por lo que se podrá disfrutar de la misma durante 44 días. En total, 100,5 kilómetros de vías públicas barcelonesas estarán alumbradas durante el mencionado periodo. Otras ciudades, como Sevilla, no han dudado en sumarse a estas inversiones. De hecho, se han previsto 0,62 euros por habitante en este concepto.

placeholder Aumbrado de Navidad en Málaga (EFE Daniel Pérez)
Aumbrado de Navidad en Málaga (EFE Daniel Pérez)

Otras capitales como Segovia, también han querido instalar este tipo de adornos luminescentes en sus espacios públicos, incrementándose el gasto en 28.200 euros respecto a 2020, confirman fuentes municipales. Así, este año se colocarán 129 arcos en los puntos más comerciales de la ciudad.

En cambio existen alternativas más sostenibles para celebrar la Navidad en las calles de las ciudades, como se está demostrando en todo el mundo. En Manchester, por ejemplo, han optado por un tipo de iluminación biodegradable y fabricada con materiales reciclados.

También contribuiría a reducir el gasto, y el impacto ambiental de las emisiones asociadas y de la contaminación lumínica, reducir el horario o la regulación de la potencia de las luminarias, recomienda Gabriel Dorado, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Así, se podrían adaptar su funcionamiento a la cantidad de personas que transiten por las calles en cada momento. “A medianoche, cuando hay menos peatones, sería positivo aminorar la intensidad de la decoración”, proponen desde Starlight.

Foto: Contaminación lumínica por exceso de alumbrado. (EFE) Opinión

De igual forma, se debería enfocar correctamente estos puntos de luz, evitando que parte de su fulgor se escape hacia la atmósfera innecesariamente. Además, los diferentes expertos recomiendan implementar un tipo de coloración lumínica más cálida, caracterizada por su menor impacto en el cielo. Incluso, en algunas localidades ya se están instalando luces ‛led’, que supondrían un ahorro en el consumo de entre el 75% y el 80% sobre las opciones incandescentes.

Unos datos que han impulsado a diversas ciudades a inclinarse por la primera de las opciones. Y para muestra, algunos casos muy conocidos. En Madrid, en 2021, se han dispuesto 11 millones de luces, todas ellas ‛led’. Una cifra muy semejante a la que se encontrará en Vigo, según han informado desde el Ayuntamiento. Otras localidades, como Guadalajara, también habrían preferido dicha alternativa, al encender 1,3 millones de luminarias con la mencionada tecnología. Una opción que Palma de Mallorca aplica desde hace ya dos años.

placeholder Colocación de iluminación navideña de tipo LED en Oviedo (EFE E.Alonso)
Colocación de iluminación navideña de tipo LED en Oviedo (EFE E.Alonso)

Pero existe un efecto indeseable en esta elección. “Las lámparas led son más eficientes, aunque, a su vez, generan un gran impacto ambiental”, debido a que “las emisiones de CO2 para fabricarlas son mucho más altas que las producidas en las lámparas tradicionales de sodio”, indica la especialista en energía María Prado. En consecuencia no se estaría reduciendo la huella ecológica asociada a la iluminación.

Por ello, se ha de seguir apostando por aquellas alternativas y prácticas más ecológicas –como las de Mánchester o las ofrecidas por Starlight–, combinadas con una reducción del consumo. “No pedimos que no haya alumbrado navideño, lo que solicitamos es que sea más sostenible”, concluye la astrofísica Antonia Varela. No se trata de dejar de iluminar las calles en Navidad, sino hacerlo de una manera más razonable y eficiente.

Decoración Navidad Energía
El redactor recomienda