Aparecen algas tóxicas en playas donostiarras que provocan picores y erupciones cutáneas
  1. España
  2. País Vasco
bandera amarilla

Aparecen algas tóxicas en playas donostiarras que provocan picores y erupciones cutáneas

Las playas de San Sebastián han tenido que alzar las banderas amarillas tras la aparición del alga "ostreopsis siamensis"

placeholder Foto: La playa de La Concha en San Sebastián. (iStock)
La playa de La Concha en San Sebastián. (iStock)

Las playas de San Sebastián han tenido que izar las banderas amarillas este miércoles tras la aparición del alga "ostreopsis siamensis" que, al parecer ha proliferado por el calor de días atrás en las aguas donostiarras y ha provocado picores en algunos bañistas.

Según ha informado el Ayuntamiento, las cuatro playas izaron ayer la bandera amarilla para recomendar el baño con precaución debido a la presencia de esta alga, mientras que en la zona de la isla de Santa Clara, donde más casos se detectaron, se colocó la bandera roja para impedir las inmersiones en el agua.

Las citadas fuentes han explicado que si a mediodía de este miércoles siguen detectándose casos de picores en los bañistas, todas las playas continuarán con la bandera amarilla, pero en caso contrario volverán a izar la bandera verde para permitir el baño libre. Ya a mediados de agosto, el Gobierno Vasco alertó en un comunicado a todos los municipios costeros de la presencia de esta alga en algunas playas del País Vasco francés, junto a una serie de indicaciones a tener en cuenta.

¿Cómo son las algas tóxicas?

Según explica el Ejecutivo autonómico en esta nota, la ostreopsis es un alga marina dinoflagelada y unicelular con forma similar a una almendra. Crece principalmente sobre el fondo y recubre macroalgas, rocas y guijarros. En caso de proliferación, la película de estos microorganismos que recubre el fondo marino se hace visible, ya que el fondo y los objetos aparecen recubiertos de una capa de color marrón, e incluso se pueden observar espumas o grumos marrones flotando en el agua.

El contacto o inhalación de aerosoles marinos contaminados con esta alga puede provocar picores y erupciones cutáneas, y en algunos casos rinorrea, tos productiva, fiebre, broncoconstricción, dificultad respiratoria e irritación de mucosas y ojos que suelen "resolverse" entre uno y dos días después.

Ayer se detectaron un centenar de "picores leves"

La concejala donostiarra de Impulso Económico, Ecología y Salud Pública, Marisol Garmendia, ha explicado que, por el momento, se sigue recomendando el "baño con precaución" en las playas, después de que ayer se detectara un centenar de casos de "picores leves", al parecer debido a esta alga. "En estos momentos se está analizando la calidad del agua, que en principio parece que es muy buena", ha dicho Garmendia, quien ha desvelado que "no hay analítica específica para -detectar- estas algas que son microscópicas".

San Sebastián