OPE en el servicio vasco de salud con 3.335 plazas

Podemos desvela ante notario el enchufismo en la mayor oferta de empleo del País Vasco

Levantó un acta notarial tres días antes del examen en la que anticipaba los nombres de cuatro personas que iban a obtener plaza en Anestesiología y Reanimación en el Universitario de Álava

Foto: Participantes en una OPE de Osakidetza. (EFE)
Participantes en una OPE de Osakidetza. (EFE)

Las sospechas de enchufismo en la gran oferta pública de empleo (OPE) que está llevando a cabo el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza no paran de crecer con el paso de las horas. La reciente denuncia sobre la posible filtración de los exámenes en algunas especialidades médicas va cobrando peso, al hilo de documentos que se están sacando a la luz desde el ámbito político y sindical. La 'prueba' más sonada la ha aportado Podemos, que ha puesto sobre la mesa un acta notarial elevada días antes de la celebración de una prueba en la que anticipaba los nombres de las personas que iban a obtener plaza. Por su parte, el sindicato LAB ha elaborado un informe que pone de manifiesto que en algunas especializaciones han sacado 100 puntos sobre 100 el mismo número de candidatos que de plazas disponibles, con notas que están muy por encima de la media del resto de aspirantes.

La formación morada acudió al notario el pasado 11 de mayo para levantar un acta en que dejaba constancia de los nombres y apellidos de cuatro personas que obtendrían plaza en Anestesiología y Reanimación en el Hospital Universitario de Álava (HUA) de cara a las pruebas que se iban a realizar tres días después, con seis puestos en juego. No falló Podemos en sus vaticinios, según se refleja en el acta notarial, donde este partido anticipaba que estas cuatro personas "superarán la prueba y obtendrán plaza" en este complejo. De hecho, asegura, tres de estos aspirantes obtuvieron las mejores notas de esta especialidad en el conjunto del País Vasco.

Podemos ha levantado otra acta notarial en la que anticipa los nombres de quienes van a lograr plaza en otra especialidad cuyas pruebas están por hacer

Podemos decidió acudir al notario al tener conocimiento de “fuentes fidedignas” de que estas personas habían recibido de algún responsable de Osakidetza sobres con las preguntas del examen, según apuntan fuentes del partido. Y la cosa no se queda aquí. La formación de Pablo Iglesias ha levantado otra acta notarial de cara a otra especialidad médica en la que vaticina los nombres de los opositores que se van a hacer con una plaza ante unas pruebas que aún no se han celebrado. Este partido afirma que ha recibido información de casos similares que se están dando en otras especialidades para primar a determinados opositores, aunque ha decidido actuar con "prudencia" a la espera de nuevos datos. En este caso, por ejemplo, denuncia que a algún candidato le han llegado instrucciones sobre con qué frase debe comenzar la prueba y las palabras que tiene que subrayar para ser "identificado".

Las dudas han acompañado históricamente los diferentes procesos de selección de médico especialista en Osakidetza y, de hecho, de cara a esta OPE se había consensuado con los sindicatos que por primera vez las preguntas fueran redactadas por el Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP) para evitar posibles ayudas internas. Pero esto no ha frenado las sospechas de fraude, que suman a las centrales y a los partidos de la oposición en el Parlamento vasco —Podemos, EH Bildu y el PP—.

El consejero vasco de Sanidad, Jon Darpón. (EFE)
El consejero vasco de Sanidad, Jon Darpón. (EFE)

A las dudas sobre la limpieza de un proceso en que están en juego más de 3.300 plazas, y a las que se han presentado cerca de 100.000 aspirantes, también contribuye un informe elaborado por el sindicato LAB, que evidencia que quienes han obtenido plaza en algunas especialidades han logrado unos resultados inusualmente altos —en diversos casos, el mayor posible— y a gran distancia de la media. En concreto, este documento, que se va actualizando a medida que se celebran las pruebas y se confrontan los datos, extiende las sospechas de irregularidades a una decena de especialidades médicas que abarcan tanto el primer examen (IVAP) como la segunda prueba (Tribunal de Osakidetza) o ambas.

En Cardiología hay 22 plazas y 22 personas que obtienen 100 puntos: en una decena de especialidades, hay grandes distancias entre los primeros y la media del resto de aspirantes

El caso más extremo es el de Cardiología, donde hay 22 plazas y 22 personas que obtienen 100 puntos. También está el de Cirugía Cardiovascular, donde hay tres personas que sacan 100 puntos, el mismo que numero que plazas ofertadas, mientras que la siguiente puntuación se sitúa a 50 puntos de distancia. O el de Urología, con 14 destinos y 14 aprobados en nota ponderada —algunos de ellos con 100 puntos—, habiendo una distancia con el decimoquinto de 40 puntos. Igualmente, este informe constata el significativo caso de Medicina Intensiva, donde hay nueve destinos en juego y otras tantas personas obtienen más de 96 puntos, siendo de 22 puntos la diferencia entre la novena y la undécima mejor nota, y el de Anestesia y Reanimación (46 plazas), donde solo hay cinco personas que bajan de 80 puntos entre los 51 con mejores puntuaciones (la más baja es 60), cuando el promedio de la prueba es de 29 puntos. Algo similar ocurre en Aparato Digestivo, donde se dan 23 puntos de diferencia entre la decimoséptima y la decimoctava mejor nota. Casos similares se dan, según refleja este informe, en Radiodiagnóstico, Neumología, Medicina Nuclear y Angiología y Cirugía Vascular, donde se dan estas "desviaciones improbables".

La OPE de Osakidetza ha batido todas las expectativas, con más de 96.000 aspirantes a 3.335 plazas, cuyas pruebas se vienen realizando desde el pasado mes y que continuarán a lo largo de junio. Ya antes del inicio de las pruebas existían sospechas sobre la filtración previa de los exámenes a determinados opositores y, de hecho, se trasladaron estas dudas a la Fiscalía y al Defensor del Pueblo Vasco (Ararteko), que, no obstante, no actuaron de manera previa ante la falta de evidencias. Sin embargo, en plenos exámenes, el proceso ha sido puesto con fuerza en entredicho a raíz de la actuación del cirujano del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Donostia José María de Egaña Barrenechea, miembro del tribunal de esta especialidad, que remitió una carta a Osakidetza exponiendo sus sospechas de que algunos de los opositores conocían las preguntas de antemano.

La OPE ha sido puesta en entredicho a raíz de las sospechas que trasladó a Osakidetza un miembro del tribunal de Angiología y Cirugía Vascular

Sus dudas se fundamentaban en los “insólitos” resultados del primer examen, que era de tal dificultad que ni él mismo según asegura hubiera aprobado, pese a sus "muchas horas de vuelo" en su oficio, "con muchas horas de estudio y una mochila llena de experiencia". La prueba fue superada por cinco de los 31 examinados, de los cuales cuatro trabajan en el Hospital de Basurto, obteniendo cualquiera de ellos “decenas de puntos más que el mejor del resto del pelotón". "¿No os parecen un tanto extraños estos resultados? Si creemos en la ciencia estadística, sabemos que estos resultados no se ajustan a una distribución normal", sostenía en la misiva, "inquieto" por la situación, dejando entrever irregularidades en el proceso.

Las dudas mostradas por este profesional, que se dieron a conocer el pasado viernes, han motivado la denuncia unánime de los sindicatos y de la oposición política en el Parlamento autonómico. El Sindicato Médico de Euskadi (SME) también ha realizado una comparativa inicial de los resultados del segundo ejercicio en especialidades hospitalarias y ha concluido que se dan “irregularidades susceptibles de posibles filtraciones” que ha puesto en conocimiento de Osakidetza. A este respecto, esta central ha colgado en su página web las gráficas de 15 especialidades con los resultados en cada una de ellas. ELA y ESK también han elevado la voz ante estas “irregularidades”.

Podemos y EH Bildu piden a la Fiscalía que actúe de oficio: es la prueba de "la corrupción de baja intensidad y el enchufismo de los amigotes"

A nivel político, la oposición se ha unido en bloque en su denuncia. Podemos, con el aval del acta notarial que anticipaba los nombres de quienes iban a obtener plaza, ha censurado que se trata de un hecho “muy grave” que “ratifica una práctica muy extendida en el País Vasco: la corrupción de baja intensidad y el enchufismo de los amigotes”. EH Bildu ha exigido que se paralice la OPE en las especialidades hospitalarias y ha reclamado a la dirección del Servicio Vasco de Salud que acometa una investigación “a fondo” y adopte medidas “inmediatas y eficaces”, ya que la situación es “realmente grave”. Por su parte, el PP ha afirmado que existen "sospechas bastante fundadas de filtraciones", por lo que ha pedido al Departamento de Sanidad que aclare las dudas que existen en relación a que “no se ha garantizado la transparencia” en el proceso selectivo. Los tres partidos van a presentar diferentes iniciativas en el Parlamento vasco para pedir explicaciones al consejero de Salud, Jon Darpón. Además, tanto Podemos como EH Bildu piden a la Fiscalía que actúe de oficio. "No debería ni esperar", sostienen.

Osakidetza niega cualquier irregularidad y asegura que la OPE va a continuar "con normalidad", ya que "no hay pruebas fundamentadas objetivamente"

Por lo pronto, la dirección de Osakidetza niega cualquier irregularidad y asegura que la OPE va a continuar. El departamento se ha visto obligado a difundir dos comunicados estos días para defender el proceso selectivo, el primero el viernes, tras conocerse la denuncia del miembro del tribunal de Angiología y Cirugía Vascular, y el segundo este lunes, tras la ‘prueba’ hecha pública por Podemos y el informe del sindicato LAB. En su nota más reciente, el Servicio Vasco de Salud remarca que “no ha habido ninguna denuncia fundamentada objetivamente sobre posibles irregularidades”, ya que “en las acusaciones vertidas no se ha aportado ninguna prueba”. A este respecto, precisa que "de los más de 10.000 opositores que han tomado parte hasta la fecha en las 67 categorías que ya se han desarrollado, tan solo se habían recibido 51 reclamaciones referidas, sobre todo, a las preguntas de los exámenes". Pese a negar cualquier fraude, Osakidetza ha abierto un expediente informativo para investigar el escrito remitido por el miembro del tribunal de Angiología y Cirugía Vascular, "con independencia de las decisiones que haya tomado o tome" este organismo.

En todo caso, Salud asegura con rotundidad que "no existe motivo alguno” para paralizar la OPE que se inició el pasado 12 de mayo y que “se va a seguir desarrollando con normalidad” de la mano de los 86 tribunales que existen para el conjunto de categorías profesionales de Osakidetza, que “son independientes, soberanos y se merecen un respeto”. En este mismo mensaje ha incidido el propio Darpón, que ha comparecido en la tarde de este lunes para sofocar el incendio provocado por las sospechas de enchufismo. El consejero ha emplazado a los grupos de la oposición a que denuncien con "datos, nombres y apellidos y pruebas concretas" las irregularidades que están denunciando.

El consejo de administración de Osakidetza ha celebrado en la mañana de este lunes una reunión extraordinaria en la que ha instado al IVAP a "realizar un análisis exhaustivo de coherencia de resultados de todas las pruebas realizadas" de la OPE hasta la fecha. Mientras tanto, el Servicio Vasco de Salud va a seguir desarrollando los exámenes que quedan pendientes con “normalidad” a falta de denuncias "fundamentadas" porque, como ha enfatizado Darpón, los aspirantes “son personas que merecen todo el respeto y apoyo, y no merecen que este proceso se paralice sin motivos objetivos”. Por su parte, la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, y la directora del IVAP, Maite Iruretagoiena, han explicado que el proceso de diseño del examen incluye "un protocolo de seguridad" mediante el cual "los exámenes, que están custodiados por personal de seguridad, se entregan dos horas antes a los tribunales". En este proceso, "la función de Osakidetza se limita a aprobar el temario general, mientras que el máximo responsable de cada proceso es el tribunal", compuesto cada uno por ocho miembros: seis profesionales, el presidente y el secretario.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios