Noticias de País Vasco: Vuelven las máquinas de condones a San Sebastián: ya no molestan a los peatones
se retiraron de las fachadas de las farmacias hace un año

Vuelven las máquinas de condones a San Sebastián: ya no molestan a los peatones

Se van a instalar en edificios municipales 40 expendedoras compatibles con la normativa urbanística para garantizar el permanente acceso a los preservativos sin que haya obstáculos arquitectónicos

Foto: Máquina expendedora de preservativos. (EFE)
Máquina expendedora de preservativos. (EFE)

Hace un año que las máquinas de venta de preservativos desaparecieron de las fachadas de las farmacias de San Sebastián a instancias del ayuntamiento. La medida, según alegó el consistorio, escapaba de supuestas convicciones ideológicas o postulados "retrógrados". El origen se encontraba en el coscorrón que sufrió un niño de seis años con uno de estos dispensadores y la posterior denuncia de su madre, lo que llevó al Gobierno municipal a ordenar la retirada estos elementos bajo amenaza de sanción por infracción urbanística. Esto es, la retirada de estas maquinas, suspendidas y que sobresalían de la pared, respondía al cumplimiento de la normativa municipal tendente a salvar las barreras arquitectónicas y a no dificultar el tránsito por la vía pública.

La decisión no estuvo exenta de polémica. Se impusieron las “cuestiones de seguridad ciudadana” a los motivos sanitarios de prevención de las enfermedades de transmisión sexual que alegaban las farmacias y que habían llevado a que estas máquinas formaran parte de la fotografía urbana de San Sebastián desde finales de los años noventa. “Actuaríamos de igual modo si fueran máquinas de chicle”, argumentó el Gobierno municipal de PNV y PSE ante la fuerte controversia generada (suscitó las críticas de todos los grupos de la oposición). Ahora, los dos argumentos (seguridad y sanidad) van a ‘convivir en armonía’. Los preservativos van a estar disponibles 24 horas al día durante 365 días al año en las calles y espacios municipales de la ciudad y los peatones podrán transitar por las calles con plena seguridad (al menos por este aspecto).

Las máquinas exteriores se instalarán en zonas retranqueadas de las fachadas para evitar invadir zonas de la acera y dificultar la circulación peatonal

El ayuntamiento va a posibilitar que se instalen esta primavera 40 máquinas de condones en el interior y exterior de 13 polideportivos municipales, 10 casas de Cultura, los tres albergues municipales y en la Casa de las Mujeres compatibles con la ordenanza municipal para garantizar a la población el permanente acceso a los preservativos sin que los dispensadores supongan un obstáculo arquitectónico. En total, 27 emplazamientos municipales de los diferentes barrios albergarán estas expendedoras, que en el exterior se instalarán "en zonas retranqueadas de las fachadas para evitar invadir zonas de la acera y dificultar la circulación peatonal”.

Máquina de venta de preservativos colgada de la fachada de una farmacia. (EC)
Máquina de venta de preservativos colgada de la fachada de una farmacia. (EC)

Los emplazamientos municipales han sido seleccionados por un estudio encargado por la Dirección de Proyectos y Obras para dar respuesta a las necesidades de conjugar seguridad ciudadana y prevención sanitaria. El ayuntamiento ha destacado la importancia de la instalación de estas máquinas a la vista de que los últimos datos del Servicio Vasco de Salud han alertado del “preocupante ascenso” del contagio del sida en hombres de 40, 50 y 60 años. “La lucha contra el sida y las enfermedades de transmisión sexual no solo afecta a los jóvenes sino también a las personas mayores”, alerta la edil de Igualdad, Duñike Agirrezabalaga, que celebra que las máquinas “van a estar al alcance de toda la población” para prevenir tanto enfermedades de transmisión sexual como embarazos no deseados.

Adquirir preservativos a cualquier hora del día es posible en San Sebastián en máquinas colocadas en emplazamientos privados, como bares, pubs o discotecas, la estación de autobuses o en alguna farmacia que apostó por incluir el servicio 'vending' de 24 horas integrado en el escaparate. Las expendedoras suprimidas hace un año por el consistorio colgaban de las fachadas de una decena de las más de 80 farmacias repartidas por la ciudad. Las afectadas protestaron por esta medida, al tratarse de un servicio de prevención sanitaria que llevaba vigente muchos años con una gran demanda entre la población joven (la mayoría se instaló atendiendo a campañas de prevención del sida promovidas por el Gobierno vasco). Pero lejos de atender a sus argumentos, el consistorio llegó a abrir tres expedientes sancionadores por insumisión bajo amenaza de sanción de entre 500 y 5.000 euros, si bien al final no se impusieron multas tras la intervención del Colegio de Farmacéuticos de Guipúzcoa, que abordó este asunto con el Gobierno municipal.

Con la instalación de estas máquinas se pretende combatir el "preocupante ascenso" del contagio del sida en hombres de 40, 50 y 60 años

Para abordar el problema, los responsables de Seguridad Ciudadana, Martín Ibabe, y Urbanismo, Enrique Ramos, mantuvieron una reunión con representantes del Colegio de Farmacéuticos, de colectivos que trabajan por la prevención de enfermedades de transmisión sexual y de la asociación de gais, lesbianas y transexuales del País Vasco (Gehitu), quienes pusieron de manifiesto el “trascendental” cometido que cumplen estas máquinas dada la necesidad de mantener el acceso a los preservativos entre la población joven durante las 24 horas del día. En el encuentro, los ediles se comprometieron a estudiar ubicaciones para las máquinas en edificios públicos respetando la plena accesibilidad, algo que llega ahora, un año después.

Al facilitar la instalación de estas 40 máquinas, el ayuntamiento busca compensar la actual falta de expendedoras. “Que haya máquinas de preservativos no es solo responsabilidad de las farmacias o de la voluntad de particulares sino también de las administraciones públicas. De este modo no cargamos todo el peso de la instalación de estos elementos en la voluntad de las farmacias”, señala Agirrezabalaga. Las empresas dedicadas al 'vending' de estos productos se encargarán de la instalación de estas dispensadoras adaptadas a la ordenanza municipal, mientras que el consistorio correrá con los "mínimos" costes necesarios para posibilitar su presencia en los espacios municipales (electricidad, iluminación del espacio...). La implantación de estas máquinas vendrá acompañada de una campaña para concienciar sobre la necesidad de la utilización del preservativo. "Hay que normalizar la cultura de la utilización del condón", afirma la edil.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios