Es noticia
Menú
Tania Sánchez, la diputada que renegó tres veces de Podemos, deja la política
  1. España
  2. Madrid
Eterna promesa de la izquierda

Tania Sánchez, la diputada que renegó tres veces de Podemos, deja la política

La parlamentaria en la Asamblea encara un nuevo rumbo tras pasar por las filas de IU, Podemos y Más Madrid. Exnovia de Pablo Iglesias, irrumpió en la campaña de 2015 y formó parte del grupo crítico con el exvicepresidente

Foto: Tania Sánchez, en su escaño en la última fila del Congreso. (EFE/Javier Lizón)
Tania Sánchez, en su escaño en la última fila del Congreso. (EFE/Javier Lizón)

En febrero de 2015, a tres meses de las elecciones que revolucionaron la política local española, una de los temas más comentados en la izquierda era el futuro de Tania Sánchez. No era ninguna de las candidatas que sonaban para los denominados como ayuntamientos del cambio, como Manuela Carmena o Ada Colau, pero su nombre alcanzó un interés mediático notable. Entonces diputada en la Asamblea de Madrid por IU, rompió con ellos en plena efervescencia de Podemos y Pablo Iglesias, que además había sido su pareja. Acabó integrándose en la formación morada, aunque lo negó hasta la saciedad, y de ahí pasó a Más Madrid. Una trayectoria de tres partidos en poco más de dos legislaturas que concluirá el próximo 28 de mayo. Fuentes cercanas a Sánchez aseguran a El Confidencial que abandonará la política tras los próximos comicios, aunque no ha trascendido cuál será su destino. "Lo importante es la candidatura", apuntan.

Foto: Mónica García, en el centro, junto a Iñigo Errejón y Rita Maestre. (EFE/Chema Moya)

Mónica García presentó este lunes su equipo para las próximas elecciones autonómicas, pero entre los nombres no figura el de Tania Sánchez. Desde la formación explican que ha sido la propia Sánchez quien ha cerrado su capítulo en la Asamblea de Madrid tras dos periodos distintos. Fue elegida diputada en la Cámara de Vallecas en 2011, entonces en las filas de IU, pero no fue hasta la campaña de 2015 cuando ganó notoriedad.

Sánchez abandonó IU meses antes de aquellos comicios y creó Convocatoria por Madrid, una plataforma que no fue más que una pasarela para llegar a Podemos. Todo el mundo daba por hecho que sería uno de los fichajes estrella, aunque ella se afanó en negarlo una y otra vez: "No. Punto. No vamos a entrar en Podemos. Punto". Hubo que esperar un año para confirmar que aquel rechazo era solo una pose y que sí era una de las promesas del espacio a la izquierda del PSOE. Y pronto también se supo que no iba a ser la única vez que renegara del partido de Pablo Iglesias. Sobre todo de él.

Defenestrada en Podemos

La también exconcejal de IU en Rivas Vaciamadrid entró en el Congreso en las generales de enero de 2016. Y uno de los episodios que mejor reflejan su ruptura con la dirección de Podemos fue cuando acabó apartada en el gallinero de la Cámara Baja, tras una columna, como la última diputada de la formación. Decenas de lecturas e interpretaciones inundaron entonces las crónicas, algunas parlamentarias y otras rosas, con su pasado sentimental como hilo común y el triángulo entre Tania Sánchez, Pablo Iglesias e Irene Montero en boca de todos. Fue la antesala de la segunda vez que renegó de Podemos.

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la noche electoral del 26-M, junto a Marta Higueras, Íñigo Errejón y Clara Serra. (EFE)

En septiembre de 2016 se postuló junto a Rita Maestre para liderar la dirección del partido en la Comunidad de Madrid, enmarcada en el sector errejonista y más crítico con el mando de Pablo Iglesias. Esa especie de venganza, sin embargo, se consumó fuera de los muros morados más de tres años después, cuando rompió definitivamente con la organización y cambió de trinchera otra vez. La política madrileña se integró en Más Madrid junto a otros cargos que habían estado en Podemos.

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto a Íñigo Errejón (c) y la nueva portavoz parlamentaria, Irene Montero (i), al inicio de un pleno del Congreso. (EFE)

Regresó a la Asamblea de Madrid tras las elecciones de mayo de 2019 junto a Iñigo Errejón, aunque su popularidad ya cotizaba a la baja. Dos años después, en los comicios del 4-M, hizo lo propio pese a que concurrió en el puesto 17 de la lista de Mónica García. Aun así tuvo tiempo para una nueva negativa a Podemos, la definitiva. Fue cuando Pablo Iglesias dejó el Congreso para salvar a la izquierda frente a Isabel Díaz Ayuso. El exvicepresidente del Gobierno planteó una lista única con él al mando, fagocitando a Más Madrid, pero el rechazo de sus interlocutoras fue rotundo. "Las mujeres sabemos parar a la extrema derecha sin que nadie nos tutele, no podemos sumar a la frivolidad de Ayuso más espectáculo y más testosterona", explicó García, aunque la decisión había sido consensuada con otros rostros conocidos. Una era la portavoz del partido en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre. La otra, Tania Sánchez.

En febrero de 2015, a tres meses de las elecciones que revolucionaron la política local española, una de los temas más comentados en la izquierda era el futuro de Tania Sánchez. No era ninguna de las candidatas que sonaban para los denominados como ayuntamientos del cambio, como Manuela Carmena o Ada Colau, pero su nombre alcanzó un interés mediático notable. Entonces diputada en la Asamblea de Madrid por IU, rompió con ellos en plena efervescencia de Podemos y Pablo Iglesias, que además había sido su pareja. Acabó integrándose en la formación morada, aunque lo negó hasta la saciedad, y de ahí pasó a Más Madrid. Una trayectoria de tres partidos en poco más de dos legislaturas que concluirá el próximo 28 de mayo. Fuentes cercanas a Sánchez aseguran a El Confidencial que abandonará la política tras los próximos comicios, aunque no ha trascendido cuál será su destino. "Lo importante es la candidatura", apuntan.

Tania Sánchez Unidas Podemos Más Madrid Madrid Pablo Iglesias Izquierda Unida