Es noticia
Menú
Almeida 'toma' el Arco de la Victoria de Madrid: el Ayuntamiento asumirá la gestión del monumento
  1. España
  2. Madrid
Acuerdo inminente

Almeida 'toma' el Arco de la Victoria de Madrid: el Ayuntamiento asumirá la gestión del monumento

El consistorio y la Universidad Complutense ultiman el traspaso de competencias sobre el espacio, uno de los vestigios franquistas de la ciudad y abandonado desde hace años

Foto: El Arco de la Victoria de Madrid, con coches circulando alrededor.
El Arco de la Victoria de Madrid, con coches circulando alrededor.

El Arco de la Victoria, puerta de entrada a Madrid desde la A-6, está muy cerca de dejar atrás sus años de abandono. El Ayuntamiento de la capital, que dirige José Luis Martínez-Almeida, asumirá próximamente la gestión del imponente monumento tras llegar a un acuerdo con la Universidad Complutense, a quien pertenece. Fuentes cercanas a la negociación detallan a El Confidencial que las conversaciones están "muy avanzadas" y que el convenio se cerrará "de forma inminente".

El histórico espacio, uno de los vestigios franquistas de la ciudad, es víctima de un lío de competencias entre administraciones. Por eso acumula años en el olvido, vandalizado, pintarrajeado y cada vez más deteriorado. Aunque la Complutense ostenta la propiedad de la parcela, el encargado de su mantenimiento es el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), que asumió esta tarea en 2006, durante la ampliación del intercambiador de Moncloa, que pasa por debajo. Y aunque periódicamente se encarga de la limpieza del lugar y de evitar que sea ocupado, no es suficiente. Menos aún para rehabilitarlo.

El Arco de la Victoria, en franco deterioro por dentro y por fuera
Marcos García Rey Fotografía: Carmen Castellón

Este vacío empujó al actual Ayuntamiento de Madrid a solicitar un cambio para asumir la responsabilidad. Un extremo que desde el inicio aplauden el resto de implicados, que coinciden en la idea de que la conservación es una labor estrictamente municipal. Así, desde hace más de un año el consistorio y la universidad negocian el traspaso de competencias sobre el Arco de la Victoria para abordar su restauración y recuperarlo como un lugar de interés patrimonial en la capital.

Próximas semanas

Las partes discuten ahora cuál es la mejor fórmula para recuperar el monumento, que conmemora la victoria del bando sublevado durante la guerra civil. La Junta del distrito de Moncloa-Aravaca (en representación del ayuntamiento) y la Universidad Complutense analizan las posibles soluciones jurídicas y administrativas para la colaboración. Las diversas fuentes consultadas señalan que el acuerdo está a punto de cerrarse, si bien inciden en que no tiene por qué ser con un cambio de titularidad. Aunque ninguno se atreve a dar una fecha exacta, podría formalizarse en las próximas semanas. De lo que no hay duda es que se hará antes de que acabe el año.

Foto: Imagen del Arco de la Victoria en la plaza de la Moncloa. (Google)

En paralelo a la negociación, el Área de Cultura ha encargado un informe técnico para conocer el estado actual del monumento, de más de 40 metros de altura, una escultura en la parte superior y estancias y galerías en su interior. La idea es que, una vez suscrito el convenio, la competencia recaiga en la Dirección General de Patrimonio Cultural. Su director, Luis Lafuente, ya destacó en la última comisión del ramo la "preocupación" del equipo del Gobierno por el presente del espacio.

El Arco de la Victoria, más allá de su abandono, despierta un debate político que incluso trasciende del ámbito municipal. Construido entre 1950 y 1956, está considerado como un elemento de exaltación franquista y en los últimos años ya ha sido objeto de controversia. El Comisionado de la Memoria Histórica creado durante el mandato de Manuela Carmena propuso rebautizar el espacio y llamarlo "Arco de la Memoria", además de acoger un museo sobre la guerra civil en Madrid. Entonces ya se formó un enorme revuelo ante las críticas del PP y Ciudadanos. También porque el plan era inviable por el problema administrativo. Y este mismo año, hace apenas dos semanas, la edil del Grupo Mixto Marta Higueras impulsó sin éxito una moción en el Pleno de Moncloa para derribarlo y cambiar el significado del lugar.

El Arco de la Victoria, puerta de entrada a Madrid desde la A-6, está muy cerca de dejar atrás sus años de abandono. El Ayuntamiento de la capital, que dirige José Luis Martínez-Almeida, asumirá próximamente la gestión del imponente monumento tras llegar a un acuerdo con la Universidad Complutense, a quien pertenece. Fuentes cercanas a la negociación detallan a El Confidencial que las conversaciones están "muy avanzadas" y que el convenio se cerrará "de forma inminente".

Ayuntamiento de Madrid Memoria histórica José Luis Martínez-Almeida Universidad Complutense de Madrid