Es noticia
Menú
Chucherías y refrescos: así engañaba "El Toba" a los niños para abusar de ellos
  1. España
  2. Madrid
Sucesos

Chucherías y refrescos: así engañaba "El Toba" a los niños para abusar de ellos

Los vecinos de Valdeavero y Villalbilla salen a la calle para exigir que vuelva a prisión. "Mi hijo intentó suicidarse después de lo que le hizo", denuncia una madre

Foto: Concentración contra la pederastia en Valdeavero. (EFE/Fernando Villar)
Concentración contra la pederastia en Valdeavero. (EFE/Fernando Villar)

Rabia, miedo y dolor. Los vecinos del pequeño municipio de Valdeavero se echaron ayer a la calle para gritar contra la puesta en libertad del presunto pederasta apodado “El Toba”. Cristóbal L. C., el frutero del pueblo está acusado de abusar de catorce menores de entre tres y trece años. Fue puesto en libertad el pasado 18 de octubre y desde entonces en el pueblo nadie vive tranquilo.

Pese a que “El Toba” no puede acercarse a menos de treinta kilómetros del municipio, los padres no se fían y solicitan que vuelva a ser internado en prisión. “Los niños no quieren salir a la calle. Tienen miedo a encontrárselo”, aseguran algunos de los padres que relatan que los pequeños siguen en tratamiento psicológico tras los abusos.

placeholder Concentración en Valdeavero. (EFE/Fernando Villar)
Concentración en Valdeavero. (EFE/Fernando Villar)

La madre de uno de los niños cuenta el infierno que están viviendo en su casa. Desde que sufrió el ataque su hijo no ha podido superar el trauma y el pasado mes de junio intentó suicidarse. Según ha denunciado otro de los familiares de los afectados “El Toba” llegó a amenazar a uno de los pequeños con matarle si contaba lo que le había hecho.

“Los niños no se tocan” sonó ayer con fuerza en Valdeavero. El suceso de La Rioja donde un niño fue asesinado hace días por un pederasta que ya había cumplido condena es conversación habitual en este pueblo. “Que le pongan una pulsera telemática para saber donde está”. Esta es la exigencia de estos vecinos. Treinta kilómetros más allá en Villalbilla en los bares también la conversación gira en torno a “El Toba” y el pederasta de Lardero. “El Toba” se ha ido a vivir a este municipio tras salir de prisión y vender su casa en Valdeavero. “No le queremos aquí. No estamos tranquilos”.

La juez que instruye el caso considera que no hay riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas

Tanto en un pueblo como en el otro la sensación es de desprotección por parte de las autoridades. No entienden por qué puede estar en libertad. “Si pasa algo con un niño será cuando nos hagan caso” se lamentan. La juez de Alcalá de Henares que instruye el caso considera que no hay riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas, dos de los requisitos que prevé la ley para mantener al acusado en prisión preventiva.

“El Toba” fue detenido el pasado mes de diciembre tras la denuncia presentada meses antes por la madre de una víctima. El menor contó a sus padres los abusos pese a las amenazas del presunto pederasta. Tras la primera denuncia fueron surgiendo más casos. Los pequeños relatan que Cristóbal L.C. les tocaba sus partes íntimas cuando iban a comprar a la tienda chucherías y refrescos.

placeholder GRAF2404. VALDEAVERO (MADRID), 14 11 2021.- Vecinos de Valdeavero se concentran en contra de la pederastia y para apoyar a las víctimas del frutero de Valdeavero, acusado de abusar sexualmente de al menos catorce menores. EFE Fernando Villar
GRAF2404. VALDEAVERO (MADRID), 14 11 2021.- Vecinos de Valdeavero se concentran en contra de la pederastia y para apoyar a las víctimas del frutero de Valdeavero, acusado de abusar sexualmente de al menos catorce menores. EFE Fernando Villar

El crimen de Lardero ha vuelto a poner sobre la mesa el debate acerca de la libertad de los acusados de abusar a niños. En el caso de este municipio madrileño al no haber aún una condena solo se puede instar a la juez a que le mantenga en prisión provisional.

En España no existe un registro para pederasta condenados que posteriormente quedan en libertad como si hay en Reino Unido, por ejemplo. Las víctimas llevan años demandando una medida similar que permita un control para estos agresores sexuales. Desde la aprobación de la Prisión Permanente Revisable, refrendada por el Tribunal Constitucional, los pederastas son condenados a penas más altas y pueden estar en períodos de libertad vigilada tras haber cumplido su condena.

Rabia, miedo y dolor. Los vecinos del pequeño municipio de Valdeavero se echaron ayer a la calle para gritar contra la puesta en libertad del presunto pederasta apodado “El Toba”. Cristóbal L. C., el frutero del pueblo está acusado de abusar de catorce menores de entre tres y trece años. Fue puesto en libertad el pasado 18 de octubre y desde entonces en el pueblo nadie vive tranquilo.

Niños Pederastia