Casado exige un debate sobre el estado de la nación: "El PP y España están de vuelta"
  1. España
  2. Madrid
CONSECUENCIAS DEL 4-M

Casado exige un debate sobre el estado de la nación: "El PP y España están de vuelta"

El líder del PP asegura que el cambio en la Moncloa "es posible y urgente" y entiende que Sánchez no puede seguir sin rendir cuentas. Exige que el Congreso celebre un debate inmediato

placeholder Foto: Pablo Casado en el comité nacional. (David Mudarra)
Pablo Casado en el comité nacional. (David Mudarra)

Pablo Casado reunió al comité ejecutivo nacional de su partido este miércoles, con la resaca electoral que dejó la victoria sin matices de Isabel Díaz Ayuso, para asegurar a los principales dirigentes de su partido que el PP se consolida “como única alternativa posible y real” a Pedro Sánchez y que el 4-M será un antes y un después. El jefe de la oposición exigió al presidente del Gobierno que convoque cuanto antes un debate sobre el estado de la nación porque “debe dar la cara y rendir cuentas” de inmediato.

“Las previsiones no hacen más que empeorar. Las reformas tienen que producirse, el cambio en nuestro modelo productivo no llega y el paro juvenil es inaceptable. Me niego a ver una generación perdida en España”, dijo entre aplausos de los cuadros de la formación. Casado aseguró que el PP se mantiene como “proyecto de raíces profundas” y dejó claro que, “con el PP en Madrid, hay mucho a salvo, pero que España no lo está”. Y, por eso, dijo, el partido “tiene ya los motores a plena potencia”, porque el cambio nacional “es posible y urgente”. “Los españoles están hartos de este Gobierno que premia a quienes se saltan la ley y ataca a quienes la cumplimos. Estamos hartos de un Gobierno que cede a los chantajes”, zanjó Casado.

Justo antes había hablado Ayuso. El presidente popular aseguró que “Isabel es puro PP, por los cuatro costados”, a pesar de que la candidata a la reelección siempre ha mantenido que su proyecto “trasciende las siglas del PP”.

Foto: Feijóo y Ayuso, en una imagen de archivo de 2019. (EFE)

Fue exactamente la misma idea que defendió Casado al asegurar que el éxito de su formación ha sido “predicar y, al mismo tiempo, dar trigo”. “Hemos gestionado sin renunciar a la batalla de las ideas. Recuperamos todo el voto de Ciudadanos y hemos abierto una vía de agua en el PSOE”, aseguró el presidente nacional popular, entendiendo que su partido ya está preparado para asentar una alternativa que cambie el Gobierno.

“Ahora es la izquierda la que aparece fragmentada en tres partes. Estas elecciones tienen una indudable repercusión nacional porque los partidos del Gobierno han sufrido una debacle histórica”. La referencia era obvia: el PSOE se quedó en 24 escaños y es ahora la tercera fuerza política de la Asamblea tras el sorpaso en votos de Más Madrid. Podemos se queda como último partido político y Pablo Iglesias ya ha anunciado su dimisión. “Sánchez disparó las mociones de censura y él forzó unas elecciones plebiscitarias”, zanjó Casado.

Foto: Sede del PP en Madrid. (EFE)

El líder del PP volvió a defender haber mantenido “el rumbo fijado” y considera que son un cúmulo de decisiones (muchas veces discutidas) lo que han llevado al partido al éxito en Madrid. “No vale con apelar al voto útil. Hay que merecerlo. El PP ha vuelto a ser la opción mayoritaria a la que los ciudadanos acuden en momentos de dificultad”, dijo Casado. Justo antes había comparecido Isabel Díaz Ayuso, y también reconoció que su victoria (más del 44% del voto y suma más que las tres izquierdas juntas) es el resultado de “voto prestado” de algunas personas que nunca habían votado (en referencia a los jóvenes) y otras personas, “que nunca nos habían mirado y que ahora sienten que las representamos”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Pablo Casado Partido Popular (PP) Debate Estado de la Nación Isabel Díaz Ayuso