TRAS LA VISITA DE LOS TÉCNICOS DE URBANISMO

Espinosa y Monasterio convencen a Urbanismo y logran que no los desahucien

El ayuntamiento ha podido comprobar que se ha cesado la actividad profesional ilegal que se ejercía en el sótano y que la vivienda se trata de una residencia familiar con menores

Foto: Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros.
Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros.

Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, los dos líderes de Vox, han conseguido convencer al Ayuntamiento de Madrid y han logrado que no los desahucien, después de que técnicos de Urbanismo, que han visitado esta mañana el chalé donde viven, hayan decidido no precintar la casa. El matrimonio presentó la semana pasada un nuevo proyecto para legalizar las obras hechas con el que han paralizado el cierre de su vivienda. Si no hubiera sido así, la pareja, que tiene cuatro hijos pequeños, tendría que haber abandonado la residencia familiar. Al final, no ha hecho falta.

"La visita se ha realizado conforme a lo previsto", señalan desde Urbanismo. "Se ha facilitado a los técnicos el acceso a la vivienda y han podido comprobar que se ha cesado la actividad profesional que se ejercía en el sótano y que la vivienda se trata de una residencia familiar con menores. Fruto de esta visita, se ha levantado acta con las comprobaciones realizadas. Ahora se esperará a la resolución del nuevo proyecto de licencia que han presentado para ajustar la casa a la legalidad. Si está todo bien, se aprobará y tendrán que ejecutar las obras pertinentes. No obstante, el expediente de disciplina urbanística no se cierra hasta que no se conceda la nueva licencia".

Ahora, todo el proceso que se inicia (tramitación, ejecutar las obras y posterior comprobación) puede llevar un año, explican desde Urbanismo. El chalé, situado en el distrito de Chamartín, carece de la licencia de primera ocupación obligatoria para poder residir en él y tampoco tiene la licencia de funcionamiento, necesaria para desempeñar allí actividades económicas. En el sótano, la pareja había instalado un despacho profesional. La construcción incumplió la licencia de obra que habían solicitado y el matrimonio levantó un chalé más grande de lo permitido y añadió otros elementos nuevos que no estaban en el proyecto inicial.

Los dos dirigentes de Vox han conseguido evitar el precinto de la vivienda presentando hace unos días en Urbanismo un escrito en el que informaban de que habían paralizado toda actividad en el sótano, además de un proyecto para ajustar lo construido a la legalidad urbanística. En la visita de esta mañana, la pareja ha hablado con los técnicos y ha mostrado su disposición a arreglar la situación, por lo que se ha decidido no clausurar la vivienda, ya que en ella residen menores.

El chalé de Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio. (Google Street View)
El chalé de Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio. (Google Street View)

El expediente sobre esta vivienda se inicia en 2014, cuando tras la denuncia de un particular los técnicos municipales hicieron una inspección y vieron que la vivienda se estaba usando como residencia y despacho sin tener la licencia de primera ocupación, según adelantó 'eldiario.es'. "En 2015 hay una orden de cese de actividad y se les pide que soliciten la licencia", explican desde Desarrollo Urbano. La pareja lo hace, pero en 2016 la licencia se declara finalizada (que no denegada) por falta de documentación. "Ese año se dicta la orden de clausura", que Espinosa de los Monteros recurre en el juzgado mientras intenta pedir de nuevo la licencia, "que se le deniega de nuevo por no cumplir los requerimientos del área".

Mientras, en octubre de 2017, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 14 de Madrid desestimó el recurso de Espinosa de los Monteros y dio la razón al ayuntamiento. "Hubo un nuevo intento de licencia, pero finalmente ha seguido el proceso y se ha notificado orden de clausura, que se ha emplazado al 8 de octubre. Es un trámite habitual, como hay miles en el área", concluyen desde Urbanismo. El inmueble se levanta sobre una parcela de 342 metros cuadrados en el distrito de Chamartín. La casa tiene 545 metros cuadrados construidos repartidos en cuatro plantas, con ascensor, gimnasio y una piscina en la terraza.

Rocío Monasterio ha señalado, al ser preguntada en la Asamblea, que la tramitación urbanística sobre su casa está ahora "en manos" del ayuntamiento, pero ha criticado la presencia de medios de comunicación durante la visita de los técnicos municipales. "Cuando he salido de la mano con mis hijas, no entendíamos por qué tenemos que sufrir ser grabadas cuando van al colegio. Tenemos que hacer una reflexión de por qué las cámaras tienen que grabar a unos niños yendo al colegio con su madre".

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios