EL LÍDER LA HA DESPEÑADO INTERNAMENTE

Clara Serra, una bomba feminista que puede estallarle a Errejón en plena campaña

La diputada autonómica recaba apoyos para reprocharle a Errejón su actitud en clave de género

Foto: Serra, junto a Errejón en una imagen en el Matadero de Madrid (Más Madrid)
Serra, junto a Errejón en una imagen en el Matadero de Madrid (Más Madrid)

Un runrún recorre la Asamblea de Madrid estos días: la situación de Errejón con Clara Serra va a explotar.

"Todos conocíamos el conflicto, pero cuando Errejón nombró a Chino portavoz del grupo en la Asamblea, nos quedó claro que, a Clara, ni agua", dice un cargo de Más Madrid. Se refiere a la designación de Pablo Gómez Perpinyà, más conocido como "Chino" en el entorno político, como portavoz de Más Madrid para la Comunidad de Madrid. Perpinyá, amigo de la infancia de Errejón y con quien comparte tribuna en el estadio Antonio Sanfiz, feudo del Aravaca C.F., es percibido como un político organizado y eficiente, "seguramente un buen secretario de organización", pero desprovisto del carisma necesario para representar a la formación en una plaza tan importante.

La número 2 de Más Madrid en la Asamblea, Clara Serra, se enteró de la noticia media hora antes de que saliese en prensa. Jerárquicamente, ella debería haber sucedido a Errejón en la portavocía -ya la ejerció, en Podemos, durante la pasada legislatura-, sin embargo el líder se decantó por Perpinyá, mucho más cercano, pero el noveno en la lista electoral. "Como supondrás, Clara está negra con todo esto", dicen desde el entorno de Serra. Tiene motivos: la diputada madrileña, cabeza visible del partido en temas de feminismo, ha pasado de ser una de las personas más cercanas a Errejón a no ser apta para ningún cargo de relevancia.

"Iglesias y Errejón han chocado porque son dos machos alfa, pero a nivel organizativo son idénticos. Iglesias va laminando a los que le reprochan demasiado o simplemente le pueden hacer sombra por sistema, ahí está el reguero de cadáveres políticos que ha dejado", dicen desde el entorno de Podemos. "Y Errejón es igual, la diferencia es que Pablo te deja un respiradero, como cuando mandó a Íñigo a Madrid, mientras que Errejón no te da nada. Ni agua. Te aisla y crea silencio a tu alrededor hasta que te marchas". A la mayoría de las fuentes consultadas les sorprende la frialdad de Errejón en estos casos: "Íñigo se vende fenomenal en televisión, pero personalmente es poco empático. Toma la decisión y a otra cosa, da igual lo que le llores", explican desde la Asamblea.

Serra, Errejón y Sánchez durante el Orgullo (Twitter)
Serra, Errejón y Sánchez durante el Orgullo (Twitter)

Las primarias de 2018

Aunque el conflicto se ha 'oficializado' esta semana, el desencuentro entre Serra y Errejón viene de antes, concretamente de las primarias de mayo de 2018, que designaron a Errejón como número 1 y a Serra como número 2, mientras que el candidato a la presidencia del Gobierno prefería como mano derecha -después se ha demostrado- a Tania Sánchez, tercera en aquellos comicios. "Nadie esperaba ese resultado de Clara Serra", dice un cargo del partido presente en aquel proceso, "se impuso a José Manuel Moreno, Jorge Moruno o la propia Sánchez, que sonaban más que ella".

Algunas versiones sostienen que la escasa sintonía entre Tania Sánchez y Clara procede del 'sorpasso' en las primarias, si bien tienen perfiles tan distintos que es complicado hacer comparaciones: "Tania es una política profesional, lo ha mamado desde la cuna. Se ha formado en las estructuras de Izquierda Unida, que siempre han sido muy rígidas, y tiene capacidad para coordinar los territorios. Tiene muchos apoyos internos y le está vertebrando el partido a Errejón. Se mueve como pez en el agua en el aparato. Clara, por contra, es una activista que viene de 'Anticapi' y es experta en feminismo. Si en algún momento tuvieron una lucha de poder dentro del partido, rápidamente se decantó del lado de Tania", explican desde Más Madrid.

El aterrizaje de Errejón en Madrid supuso la salida de la anterior portavoz, la anticapitalista Lorena Ruiz-Huerta, que se quedó sin apoyos dentro del grupo. Le sucedió Clara Serra, de la familia errejonista: "Pero ella y Errejón se engancharon por los liberados. Como Iglesias había dejado a Íñigo sin equipo, este trató de que Serra le cediese su presupuesto para reformar su gabinete", explican fuentes cercanas. "A Errejón le sentó como un tiro, pero Clara se negó con razón. Tenía todo el derecho a crear un equipo de portavocía, además de que es irregular que ese presupuesto fuese para él", continúan.

A Errejón le sentó como un tiro que Clara Serra no le cediese el presupuesto para liberados

La brecha abierta creció con los problemas del día a día, a través de roces provocados por la organización del partido o la presencia de mujeres en los altos cargos de Más Madrid. "Es lo que tenemos las feministas, que somos muy pesadas, muy machaconas. Serra siempre piensa en clave feminista y pelear tantas batallas termina por desgastarte mucho. Ha intentando feminizar los altos cargos del partido, pero no ha podido", dicen fuentes conocedoras del activismo. En estos entornos es habitual referirse al partido de Errejón como "Más Machunos".

Contactada por este periódico, Clara Serra prefiere no manifestarse acerca de esta situación. No ha escrito un solo mensaje en sus redes sociales sobre la formación de Más País o la candidatura nacional de Errejón. Tampoco estuvo en su puesta de largo en el edificio de UGT, donde Errejón fue escoltado por Rita Maestre, Marta Higueras y Pablo Perpinyà. Oficialmente, desde Más País niegan los problemas internos, si bien se deslizan mensajes críticos en los corrillos. "Que si está descentrada y no trabaja mucho. Que si solo vale como portavoz de Igualdad, porque en cuestiones más técnicas tiende a tragar agua. Todo esto lo he escuchado yo de Clara en los últimos meses y no me extraña, porque es la técnica de siempre: desprestigiar y convertir en radioactiva a una persona indeseable. Luego, cuando está sola y minimizada, ella sola se va", dice uno de los cargos purgados de Podemos en los últimos años. "¡Hasta han hecho 'rular' de nuevo el vídeo del caballo para presentarla como una pija!", continúa.

Durante las útimas semanas se ha instalado el rumor en los círculos de la izquierda madrileña de que Serra está recabando apoyos, especialmente entre el feminismo, para publicar una carta denunciando su caída en desgracia en clave de género. El momento es dramático, en tanto que una rebelión femenista en el seno de Más Madrid/País tendría consecuencias imprevisibles en plena campaña electoral. "¿Vamos a ver a Más País haciendo causa del feminismo al tiempo que se aparta a las feministas del partido? Estoy segura. ¿Se va a hacer algo? Ya se verá", dicen desde círculos feministas.

Fuentes de la Asamblea ven improbable que Serra desate un ataque tan violento en un momento crucial para la formación: "Además de que probablemente sería expedientada, no la veo capaz de hacer saltar todo por los aires... la campaña de Íñigo, su escaño en la Asamblea cuando acaba de empezar la lesgislatura... hay mucho que perder". Al menos, informan estas mismas fuentes, la caída en desgracia de Clara ha servido, o al menos ha coincidido en el tiempo, para acercarse a su hermana Isa Serra, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid, con la que no mantenía relación desde que Clara se marchase a Más Madrid. "Han pasado de no mirarse por los pasillos a hablar y enviarse emotivas felicitaciones por redes sociales... ¿te imaginas que Clara pide el reingreso en Podemos? Sería como reunificar las dos Coreas para Iglesias", bromea.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios