también a siete altos cargos de su gobierno

Ana Botella, condenada a pagar 25 M por vender pisos sociales a fondos buitre

El Tribunal de Cuentas acusa al Gobierno de de vender pisos constuidos para colectivos vulnerables por un precio muy por debajo del precio de mercado a un fondo de inversión

Foto: La exalcaldesa de Madrid y mujer de José María Aznar, Ana Botella. (EFE)
La exalcaldesa de Madrid y mujer de José María Aznar, Ana Botella. (EFE)

El Tribunal de Cuentas ha condenado a la exalcaldesa de Madrid, Ana Botella, y siete miembros de su Gobierno a pagar 25,7 millones de euros por vender viviendas públicas a fondos buitre, según el auto al que ha tenido acceso la Cadena Ser.

En el auto se explica que Botella vendió en octubre de 2013, por un importe de 128,5 millones de euros, más de 5.000 inmuebles (1860 viviendas, 1797 plazas de garaje y 1569 trasteros, más otros 89 elementos no vinculados), a las mercantiles a los Fidere Vivienda, S.L.U. y Fidere Gestión, S.L.U., sociedades instrumentales de Magic Real Estate, S.L. Detrás de todas estas empresas se encuentra el fondo norteamericano Blackstone, que se ha convertido en el mayor casero de España con más de 20.000 pisos en alquiler. El equipo de Gobierno entendía que aquella venta supuso un posible perjuicio económico a las arcas municipales.

El Tribunal cifra en casi 26 millones de euros (25.752.103 euros) los perjuicios ocasionados en los fondos públicos de la EMVS y declara responsable contable directo por la totalidad de este perjuicio a Fermín Oslé, que entonces era el máximo responsable de la epresa pública.

Además, también declara responsables contables directos a la exalcaldesa Ana Botella y a todos los concejales del equipo de gobierno en aquel entonces que además formaban parte de la Junta de la EMVS: Concepción Dancausa, Enrique Núñez, Diego Sanjuanbenito, Paz González Dolores Navarro y Pedro Corral. Todos ellos deberán asumir el pago solidario de casi 23 millones (22.711.518 euros) para restituir el daño. El Tribunal condena a todos ellos al pago de los intereses devengados "hasta la completa ejecución de la Sentencia, que se fijarán en fase de ejecución".

El fallo del Tribunal de Cuentas, muy duro contra el anterior grupo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid respecto a las irregularidades detectadas en la venta de pisos públicos a fondos de inversión, ha estimado parcialmente la demanda que fue presentada en noviembre 2017 por el Ayuntamiento de Madrid, con Manuela Carmena al frente, contra la exalcaldesa de la capital y su entonces equipo de Gobierno municipal por la venta de inmuebles de EMVS a Fidere.

Según explicó entonces el consistorio, con esta operación, el Ayuntamiento dejó de percibir 55 millones de euros según el valor catastral de las viviendas vendidas a Fidere, al realizarse la transacción "muy por debajo del valor de mercado". En aquella demanda, el consistorio reclamaba al Tribunal de Cuentas que Ana Botella y su Junta de Gobierno reintegrasen lo que el Ayuntamiento no percibió en función el valor de mercado de esas viviendas. Una cantidad que cifran en unos 127 millones de euros. Considera que "los demandados no realizaron la supervisión de la gestión contable ni de la presupuestaria y de control de déficit que tenían encomendada" como miebros de la Junta de la EMVS.

"No cumplieron con su deber legal de dar las instrucciones precisas, a la EMVS, para conseguir que la operación no se ejecutara o, al menos, que se realizara conforme a Derecho y sin provocar daños y perjuicios en el patrimonio público", recoge el fallo.

Irregularidades y precio inferior a mercado

Un informe de la Cámara de Cuentas del Ayuntamiento de Madrid junio de 2017 concluía que EMVS vendió 1.860 pisos "sin la elaboración de los oportunos pliegos administrativos, sin la preceptiva publicidad y concurrencia y, sobre todo, sin la previa fijación de un precio inicial de referencia basado en una tasación o en un estudio previo adecuado sobre el valor de los inmuebles enajenados".

Además, "el precio de venta de todos estos inmuebles, que estaban sometidos a un régimen de protección pública por razón de su función social, fue inferior al mínimo jurídicamente exigible, que no es otro que el valor máximo posible de venta de las viviendas calificadas como viviendas públicas protegidas (151.211.518 euros), lo que dio lugar a un menoscabo injustificado en el patrimonio público que asciende a 22.711.518 euros".

El precio de venta de todos estos inmuebles fue inferior al mínimo jurídicamente exigible

El fallo recoge que la venta de dichos inmuebles "se produjo sin tasación previa, dejando la fijación del precio a los ofertantes, sin informes de viabilidad económica y jurídica de la operación, sin pliegos comprensivos de las condiciones del proceso y de la venta, sin publicidad de los criterios por los que se valorarían las ofertas... Y finalmente vendiendo por un precio inferior al que pudiera considerarse adecuado aplicando cualquier criterio razonable: precio inferior al valor contable, inferior al precio máximo de calificación como protección pública, inferior al valor catastral e inferior al precio del mercado".

En aquel informe, el Tribunal de Cuentas añadía que el anterior Gobierno municipal cerró esta venta "sin establecimiento previo del valor de mercado del bien a enajenar, que se fijó por acuerdo negociado entre el comprador y el órgano de contratación, y sin estudios o tasaciones previas que fijaran dichos valores". Además, el documento otorgaba indicios de la presencia de delitos de prevaricación, malversación y fraude.

Botella y su equipo recurrirán la condena

La exalcadesa de Madrid Ana Botella y su entonces equipo de gobierno municipal recurrirán la condena de 25,8 millones dictada por el Tribunal de Cuentas por la venta en 2013 de 18 promociones de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) al grupo societario Fidere, sociedad de inversión inmobiliaria del fondo Blackstone.

"La decisión acordada por el Tribunal de Cuentas será recurrida en tiempo y forma por todos los miembros de la anterior Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid", han señalado a Europa Press fuentes populares después de conocer el contenido de la sentencia del Tribunal de Cuentas, que, como han indicado, "no comparten", al tiempo que han recordado que la Fiscalía de este tribunal ya solicitó la desestimación de esta demanda "al no apreciar responsabilidad contable".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
94 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios