Así será el lifting del 'Lentosur': acabar con las humedades y cambiar 80.000 tacos
  1. España
  2. Madrid
gallardón pagó 1.640 millones por las obras

Así será el lifting del 'Lentosur': acabar con las humedades y cambiar 80.000 tacos

Metrosur renovará la mitad de sus estaciones este verano por los daños que la humedad ha provocado en las vías. La línea 12 lleva meses con la velocidad media reducida en 20 km/h

placeholder Foto: Algunos de los elementos de Metrosur que van a ser renovados. (Foto: Metro de Madrid)
Algunos de los elementos de Metrosur que van a ser renovados. (Foto: Metro de Madrid)

Metro de Madrid espera comenzar a finales de junio o principios de julio las obras de renovación del tramo norte de la línea 12 (Metrosur), que afectará a 14 de las 28 estaciones. Los trabajos son indispensables para que los trenes (aproximadamente 22 circulando en hora punta) recuperen su velocidad normal, que de media se ha reducido en 20 kilómetros por hora por las deficiencias que acumulan las vías. De hecho, los usuarios ya han bautizado a este línea como Lentosur. Habrá que cambiar más de 80.000 tacos, impermeabilizar la canaleta central y rellenar las oquedades de la plataforma central provocadas por las humedades, por lo que habrá que cerrar el tramo norte durante dos meses y medio.

placeholder Las estaciones del tramo norte que se verán afectadas por las obras
Las estaciones del tramo norte que se verán afectadas por las obras

Metrosur fue uno de los proyectos estrella de Alberto Ruiz-Gallardón, que inauguró la línea 12 en abril de 2003 (antes de las elecciones) después de desembolsar 1.640 millones de euros. Todo un dineral que no impidió que un año después un informe interno de Metro alertara de ciertas irregularidades en la sustentación de la plataforma de la vía. Sin embargo, el primer cierre no llegó hasta nueve años después, durante dos meses en el verano de 2012, cuando la Comunidad de Madrid tuvo que contratar por el sistema de emergencia obras de mantenimiento para "restituir la plataforma de la vía". Había fisuras en el hormigón que podían afectar a los raíles.

En el verano de 2014 Metro tuvo que hacer nuevos cortes. La dirección del suburbano ya tenía sobre la mesa un informe del Centro de Estudio de Experimentación y Obras Públicas (CEDEX), dependiente de Fomento, que revelaba que los materiales realizados para construir la plataforma de la vía (hormigón y grava) no fueron los más adecuados, lo que provocó una degradación de los mismos. Ahora, en el verano de 2018, habrá que volver a intervenir sobre la línea. Unas obras que se han dividido en dos lotes y que ya han sido adjudicadas a la empresa Vías y Construcciones y a la UTE Guinovart Obras y Servicios Hispania y OHL. El coste de los trabajos es de 16,1 millones, a los que hay que sumar los 1,9 millones que costará el servicio de autobuses gratuito para los viajeros que realizará el recorrido de la estaciones cerradas.

Foto: Metro de Madrid hará pruebas médicas a 1.000 empleados por el amianto. (EFE)

Lo normal es que en los túneles (no de esta, sino de cualquier línea de Metro) haya agua salina que afecte a los materiales. El problema es cuando esa salinidad interactúa negativamente sobre materiales de mala calidad, que se van descomponiendo o agrietando. El informe de Fomento, de 2013, señalaba que el agua de la línea 12 arrastra "lima, gravilla o carbonato cálcico", lo que colapsa las zonas de evacuación y desgasta los tacos sobre los que se apoya la vía. Precisamente ahora cuando se corte la línea de va a trabajar en tres elementos del túnel. Y uno de ellos son los tacos.

Foto: Un tramo del túnel afectado por filtraciones en el punto kilómetrico 3,8, entre San Fernando y La Rambla.

El objetivo es cambiar más de 80.000 tacos, que sujetan la vía a la plataforma. "Ahora se van a poner tacos elastómeros, de un material que dura mucho más tiempo. Y además los tacos se van a colocar más juntos para mejor la fijación de los raíles", explican fuentes de Metro. Es un trabajo ingente que ya comenzó en diciembre y que se podría hacer sin cortar el servicio, aunque se tardaría más de dos años. Por ejemplo, en las cuatro horas nocturnas que la línea está cerrada 57 operarios están cambiando una media de 120 tacos. El segundo objetivo es actuar sobre la canaleta central, utilizando hormigón que ayude a impermeabilizarla, ya que el arrastre de los sedimentos por esta zona ha provocado fisuras.

Y el tercero, que necesita obviamente interrumpir el servicio, es rellenar las oquedades que la humedad ha ido provocando en la plataforma de la vía. La consecuencia de este deterioro de los materiales es que en muchos tramos se ha tenido que reducir la velocidad de los convoyes. "La seguridad debe priorizarse sobre la velocidad. Hemos bajado la velocidad media en 20 kilómetros por hora", señalan las mismas fuentes. En algunos tramos ahora solo se circula a 30 kilómetros por hora. Desde Metro señalan, no obstante, que no hay peligro para los usuarios. Los técnicos del suburbano llevan tiempo haciendo revisiones mensuales.

placeholder Obras en Metrosur para sustituir los tacos
Obras en Metrosur para sustituir los tacos

Metrosur no es de las línea más utilizada de la red. En 2017 pasaron por ella 34,8 millones de viajeros. Metro ha escogido obviamente el verano porque la afluencia de usuarios desciende: un 21% en julio y un 39% en agosto. Durante el tiempo que duren las obras habrá un servicio gratuito de autobuses con el mismo trayecto y paradas que el tramo afectado. A pesar de los inconvenientes de los trabajos y la reducción de la velocidad las reclamaciones de la línea no son abultadas: en 2017 hubo 702, tres más que en 2016. "Con más de 34 millones de viajeros es un buen ratio", concluyen desde el suburbano. En toda la red hubo 11.187 quejas en 2016.

Las obras de 2012, en los tribunales

Metrosur está en los tribunales. Tras el primer corte de la línea que se produjo en 2012 para realizar los trabajos de mejora de la vía, la Comunidad de Madrid decidió en abril de 2015 multar a las constructoras adjudicatarias del proyecto (Ferrovial, ACS y FCC) con los costes de las obras de emergencia. Reclamó  5,1 millones de euros a Ferrovial, 2,1 millones a ACS y 419.000 euros a FCC. 

En 2017 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dio la razón a Ferrovial y dictaminó que la Comunidad no podía multar a la constructora, resolviendo que la administración fue la que decidió cambiar el material inicialmente contemplado en el proyecto. La sentencia está recurrida ante el Tribunal Supremo.

Metrosur también está en el sumario del caso Púnica, ya que el empresario David Marjaliza (uno de los imputados) ha aportado documentación del presunto cobro de comisiones en el tramo que une la línea 10 con la línea 12. Las comisiones se repartieron entre él, el exconsejero Francisco Granados y el empresario Javier López Madrid.

Metro Madrid Comunidad de Madrid Noticias de Madrid
El redactor recomienda