ABSTENCIÓN DEL PP

Carmena da luz verde a la operación Mahou-Calderón con apoyo de PSOE y C's

El pleno aprueba con la mayoría necesaria la modificación del Plan General que ahora deberá ser refrendada por la Comunidad de Madrid. El equipo de Gobierno celebra el amplio consenso

Foto: La nueva Operación Calderón.
La nueva Operación Calderón.

El pleno del Ayuntamiento de Madrid dio luz verde a la operación Mahon-Calderón con una amplia mayoría -votaron a favor Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos y sólo el PP se abstuvo- tal y como adelantó este diario. Ninguno de los grupos políticos votó en contra. La modificación del Plan General que se aprobó este miércoles en el Palacio de Cibeles deberá ser refrendada por la Comunidad de Madrid en un plazo máximo de cuatro meses, aunque el consistorio da por hecho que la bendición de Cristina Cifuentes podría llegar el próximo mes de noviembre para no dilatar más la actuación en el ámbito.

El delegado del área de Urbanismo, José Manuel Calvo, presentó la propuesta final como un proyecto “de consenso” entre todos los colectivos implicados y reiteró que establece “criterios alternativos” a los del plan anterior capitaneado por la corporación del PP. En efecto, la edificabilidad se reduce en torno a un 16 por ciento, pasando de 175.000 metros cuadrados edificables a 147.000 y se sustituye el soterramiento de la M-30 a su paso por el Mahon-Calderón por una cubrición más ligera y con un menor impacto económico y medioambiental y que será financiada por el municipio. Calvo también sacó pecho por la otra clave de la propuesta final, “se cambia el modelo urbano”, aseguró, pasando del “modelo de las torres” a un modelo “mucho más integrado”, que contará con manzanas semiabiertas de alturas equivalentes a las que ya existen en el barrio, y con una mayor dotación zonas verdes y equipamientos para la zona.

Precisamente, dejar ‘fuera’ del plan el soterramiento de la M-30 era una de las claves para que el grupo municipal de Ciudadanos apoyara este miércoles la propuesta. Ahora Madrid necesitaba contar con un amplio consenso político, ya que una iniciativa de estas características requiere la mayoría absoluta del pleno. El concejal centrista del área, Bosco Labrado, así lo explicó, celebrando que la “solución estructural” haya sido dejar el soterramiento para un proyecto independiente. En opinión del grupo municipal naranja, “era el momento de ejecutar ambas obras” pero, el hecho, de reconocer que se podrá desarrollar más tarde actuó como punta de lanza para votar a favor.

Los concejales de Ahora Madrid, aplauden durante el Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Los concejales de Ahora Madrid, aplauden durante el Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

También hubo momento para pullas por parte de los centristas al PP, cuando el concejal del equipo de Begoña Villacís reconoció “mejoras con respecto al plan inicial”, y arremetió contra la propuesta de los populares “que no preveía dotaciones suficientes y pervertía la normativa” al computar como zona verde el césped del campo y parte de la piscina.

El grupo municipal del PP optó por la abstención para no contribuir a paralizar la ejecución del proyecto. Eso sí, reprochó también con rotundidad al equipo de Carmena no emprender directamente el soterramiento de la M-30 para cerrar la herida que existe en esa zona de la ciudad, ya que la solución de cubrimiento “separará a los vecinos de Carabanchael y Arganzuela por siete metros de altura”.

Al rescate del Atlético

Dar luz verde a la operación en el pleno del consistorio, como publicó El Confidencial, es un paso clave para las finanzas del equipo colchonero, que antes de finalizar este año necesita devolver a Carlos Slim el préstamo de 163 millones que le concedió, a través de Inbursa, para poder finalizar las obras del nuevo Wanda Metropolitano. El club que preside Enrique Cerezo confía en que la devolución a la venta de sus derechos urbanísticos en este ámbito sirva para salvar su deuda con el magnate.

Las portavoces del PSOE-M y de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié (d) y Begoña Villacís (i). (EFE)
Las portavoces del PSOE-M y de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié (d) y Begoña Villacís (i). (EFE)

Y es que a la modificación aprobada hoy se añade el acuerdo de reparcelación al que han llegado ya el Atlético de Madrid, Mahou y el ayuntamiento, según confirman fuentes implicadas. Un pacto que garantizaría al futuro comprador saber exactamente qué suelos va a poder promover y, por tanto, qué es exactamente lo que está comprando. Aunque Mahou tiene una posición mayoritaria en los 143.000 metros cuadrados de superficie del ámbito sobre los que prevén levantarse unos 1.300 pisos, el convenio entre los dos socios establece un equilibrio de poderes, ya que las parcelas atléticas son más jugosas, lo que hace más atractiva su venta.

De hecho, fuentes consistoriales aseguran que, durante todos estos meses de negociaciones, solo el equipo de Cerezo ha apremiado sacar adelante la operación, debido a su compleja situación financiera, que debería resolver antes de que finalice el año.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios