a través de la policía nacional

Interior vetó que la policía de Carmena trabajara en la oficina española de Europol

La anterior corporación, con Ana Botella, había negociado con el Gobierno líneas de trabajo con el ente europeo. La llegada de Ahora Madrid al ayuntamiento provocó que se cambiara la decisión

Foto: Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y Jorge Fernández, exministro del Interior.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y Jorge Fernández, exministro del Interior.

El Ministerio del Interior vetó en 2015 que la Policía Municipal de Madrid tuviera un representante permanente en la sede que la Oficina Europea de Policía (Europol) tiene en la capital. En un principio, Interior, controlado entonces por el ministro Jorge Fernández Díaz, había negociado con el equipo de Ana Botella la presencia de la Policía Municipal en la delegación madrileña de Europol para compartir información e implementar la colaboración policial, pero el ministerio cambió de idea tras los resultados electorales de mayo de ese año, que supusieron la derrota del PP en detrimento de Ahora Madrid, la candidatura de unidad popular controlada por Podemos.

La incorporación de la Policía Municipal se negoció entre el anterior director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, Eugenio Pino, y el entonces jefe del cuerpo local, Francisco Caletrio (destituido por Manuela Carmena en enero de 2016). La Policía Municipal iba a contar con un representante en la oficina del ente europeo bajo la supervisión de la Policía Nacional, que es quien gestiona en España a través de su División de Cooperación Internacional la Unidad Nacional de Europol (UNE) en Madrid. De hecho, todos los estados miembros de la UE tienen una UNE en su territorio. "Estaba a punto de caramelo", señalan fuentes conocedoras de esas negociaciones, pero hubo un cambio de planes tras los comicios municipales.

Se trató de una decisión política, ya que los condicionantes legales estaban solucionados. Un total de 60 funcionarios policiales forman parte de la oficina española de Europol, entre Policía Nacional y Guardia Civil, aunque existe un equipo de trabajo (el EPE) vinculado al organismo europeo que sube la lista a 339. Mossos, Ertzainta y Vigilancia Aduanera también forman parte de ese equipo, no de manera presencial, pero sí teniendo acceso a la plataforma Siena, un sistema de intercambio de información entre las policías europeas que conforman Europol y los cuerpos policiales de otros países. El objetivo era que la Policía Municipal se convirtiera en la primera policía local de España (hay 2.134) en poder colaborar estrechamente con este organismo a través de esa plataforma y del equipo de trabajo EPE.

El ministerio había negociado la presencia de la policía en la delegación madrileña de Europol, pero cambió de idea tras los resultados electorales

En un principio, y con la normativa legal en la mano, solo la Policía Nacional, la Guardia Civil, Vigilancia Aduanera (que depende del Ministerio de Hacienda) y las policías autonómicas son cuerpos competentes para poder trabajar con Europol gracias a la UNE, pero se había acordado que la Policía Municipal también tuviera presencia en la UNE a través de la División de Cooperación Internacional de la Policía Nacional. La llegada de Ahora Madrid al Gobierno local alteró el rumbo, ya que el Ministerio del Interior, controlado por el PP, entendió que la delicada información que maneja Europol no debía estar en manos de un cuerpo local que pasaba a estar controlado por Podemos.

No hay que olvidar que desde enero de 1999 el organismo de coordinación comunitario tiene entre sus mandatos la lucha contra el terrorismo (precisamente debido a la petición de España). Este cambio de planes también provocó a su vez que la Policía Municipal tampoco pudiera canalizar a Europol la información policial que también recaba y maneja un cuerpo local. Como adelantó El Confidencial, la Policía Municipal llegó a contar con una unidad especializada que ayudaba al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en labores de prevención y obtención de información en el ámbito de la lucha antiterrorista, y que había sido creada por la anterior corporación, del PP. El Gobierno local que dirige Manuela Carmena decidió, cuando llegó al poder tras las elecciones de mayo de 2015, desmantelar esta unidad.

Agentes de la Policía Nacional y Municipal de Madrid, en la céntrica plaza de Callao, una de las más concurridas de la capital. (EFE)
Agentes de la Policía Nacional y Municipal de Madrid, en la céntrica plaza de Callao, una de las más concurridas de la capital. (EFE)

Un portavoz del actual equipo municipal reconoce que "en su día hubo una solicitud de la Policía Municipal para estar en Europol, pero se trataría de una anomalía, ya que ninguna municipal de Europa está integrada en estos dispositivos. La competencia es del Ministerio del Interior. Fue la propia secretaría de Estado la que denegó la solicitud por anómala e inoperativa".

Esta es la versión que maneja hoy el Ayuntamiento de Madrid, aunque fuentes conocedoras de esa negociación recalcan que el acuerdo sí se produjo entre el Gobierno local dirigido entonces por el PP y el Ministerio del Interior (también controlado por el PP), ya que se habían conseguido salvar los problemas competenciales a través de la División de Cooperación Internacional. La normativa europea permite la posibilidad de que cada Estado miembro habilite los servicios policiales que estime oportuno para mantener contactos directos con Europol.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios