en torrejón de la calzada

Industria avisa: las obras ilegales del 'rey de la chatarra' amenazan tendidos eléctricos

Red Eléctrica de España advierte a Desguaces La Torre de sanciones de hasta seis millones de euros. Las obras de ampliación del centro están siendo investigadas por un juzgado

Foto: Las obras de ampliación de Desguaces La Torre. Al fondo, las líneas eléctricas.
Las obras de ampliación de Desguaces La Torre. Al fondo, las líneas eléctricas.

Las obras de ampliación de Desguaces La Torre, investigadas por el juzgado número 2 de Valdemoro, amenazan además los tendidos eléctricos que Red Eléctrica de España (bajo control del Estado) tiene en la zona, en el municipio madrileño de Torrejón de la Calzada (8.000 vecinos). El gigante eléctrico denunció ante el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (Industria ha sido ahora incluida en el Ministerio de Economía) "la situación antirreglamentaria" de los trabajos que está realizando el empresario Luis Miguel Rodríguez García-Rivera, dueño de los desguaces y un habitual del papel rosa por la especial amistad que mantiene con Carmen Martínez-Bordiú, nieta de Franco.

Industria, a su vez, ha solicitado al ayuntamiento de la localidad, del PP, que pare las obras y adopte las medidas necesarias "para garantizar la seguridad de las personas y los bienes". Sin suerte. "Hay una línea eléctrica que pasa por encima de la zona donde se realizan los trabajos y hay que desviarla, algo que tiene que pagar el promotor de la obra. El empresario tiene que pagar y no lo ha hecho", explican desde Red Eléctrica. "Que nosotros sepamos, el alcalde no ha tomado ninguna medida al respecto y se sigue construyendo debajo de las líneas de alta tensión", explica un portavoz del GLITC, partido de la oposición. El Confidencial no ha podido conocer la versión del regidor, Eusebio García.

Carmen Martínez-Bordiú, la nieta de Franco, y Luis Miguel Rodríguez, el 'rey de la chatarra'. (Gtres)
Carmen Martínez-Bordiú, la nieta de Franco, y Luis Miguel Rodríguez, el 'rey de la chatarra'. (Gtres)

Luis Miguel Rodríguez está imputado por comenzar unas obras en suelo no urbanizable y protegido por su interés agrícola y edafológico (la relación del suelo con las plantas y su entorno), cuando no tenía ninguna licencia municipal para hacerlo. La Fiscalía investiga al empresario, que ha comprado 650.000 metros cuadrados en el paraje Las Lagunas para ampliar su desguace, que ya ocupa otros 240.000 metros cuadrados. Los técnicos urbanísticos de los dos últimos equipos municipales (los independientes del GLITC y el PP) han subrayado en varios informes que las obras son ilegales.

Las denuncias y las sanciones se han sucedido en estos años. El Gobierno regional ya le abrió un expediente después de que la Asociación de Gestores de Residuos de la Construcción (Agescam) acusara al desguace de tratar sin autorización los residuos de sus obras. La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) comprobó a su vez que las obras de ampliación habían enterrado 170 metros del cauce del arroyo Barahondo sin pedir permiso. El Seprona de la Guardia Civil también investigó si estos trabajos afectaron a la vía pecuaria Camino de Segovia, protegida. Y la Dirección General de Patrimonio Artístico de la Comunidad de Madrid indaga si se ha dañado un yacimiento arqueológico de la Edad de Bronce, de nombre Arroyo Humanejos.

Los trabajos de ampliación de Desguaces La Torre.
Los trabajos de ampliación de Desguaces La Torre.

A todo ello se suma la denuncia que este año ha puesto Red Eléctrica de España ante el Ministerio de Industria por "el movimiento de obras y explanación del terreno en el Camino de Humanes en Torrejón de la Calzada", el suelo donde Desguaces La Torre tiene previsto ampliar sus instalaciones. Esa zona está atravesada por las dos líneas áreas de 400 kv Morata-Moraleja y Morata-Villaviciosa, situadas a siete metros de altura. Red Eléctrica también informó al ayuntamiento de que las obras que se estaban llevando a cabo incumplían el artículo 162 del Real Decreto 1995/2000, que prohíbe la construcción de edificios e instalaciones industriales en una franja delimitada "por la proyección sobre el terreno de los conductores extremos", es decir, de las torres que sujetan los cables.

Red Eléctrica envió en enero de este año al ayuntamiento y a Desguaces La Torre un mapa de la zona de influencia de la línea área donde no se puede construir y en la que sí se estaban realizando obras, recordando que "el incumplimiento de las medidas de seguridad" puede llegar a sancionarse con seis millones de euros. "Desconocemos si las obras cuentan con la preceptiva licencia. Si en el plazo de un mes no hemos recibido contestación a nuestra solicitud, consideraremos este silencio en sentido negativo, es decir, que no existe licencia, e iniciaremos en consecuencia las acciones oportunas".

No hubo respuesta. Red Eléctrica denunció la situación a Industria en abril, que solicitó al consistorio "la inmediata adopción de las medidas que considere necesarias para garantizar la seguridad de las personas y los bienes, comprobando si dicha obra dispone de la preceptiva licencia y autorización municipal". Según Industria, da igual que la obra tenga licencia, ya que, según el RD 1995/2000 y la Ley 24/3013, de 26 de diciembre, del sector eléctrico, "la citada edificación ni sería en ningún caso legalizable". Desde entonces no ha habido noticias, señalan en Red Eléctrica.

"Se ha seguido construyendo y el alcalde no ha hecho absolutamente nada, dejando caducar incluso procedimientos sancionadores y de restitución de la legalidad", señalan desde el GLITC, quienes recuerdan que "en junio de 2014 la Consejería de Medio Ambiente requirió al ayuntamiento para que incoara expediente a Desguaces La Torre, precintara las obras y la retirada de la maquinaria. En julio de 2014, el alcalde dictó el decreto 717/2014 para incoar expediente sancionador por obras ilegales de ampliación. En septiembre de 2014, el alcalde dictó el decreto 841/2014 ordenando la paralización de las obras y la solicitud de legalización de las actuaciones urbanísticas ilegales. Si transcurridos dos meses no se legalizaba, el alcalde debería proceder al precintado y retirada de la maquinaria, llegando a la demolición de lo construido ilegalmente a costa del infractor".

Obras de ampliación de Desguaces La Torre.
Obras de ampliación de Desguaces La Torre.

Dos años después, los independientes del GLITC aseguran que nada ha cambiado y que las obras siguen, " y se está utilizando una hormigonera sin licencia para dichas obras de ampliación. Nosotros denunciamos en julio de 2016 dichas obras a la Policía Local, que hizo una visita de inspección a la ampliación. Según nos dijeron, hicieron un informe que entregaron al alcalde días después y este no ha hecho nada de nada". El caso, de momento, sigue judicializado.

Investigación de Hacienda

No son los únicos problemas judiciales de Desguaces La Torre. El año pasado, la Agencia Tributaria abrió una investigación a esta empresa en el marco de una gran investigación a muchos otros desguaces del país por fraude fiscal por las ventas en ‘negro’ de piezas de recambio de vehículos. En diciembre del año pasado, Hacienda lo incluyó en la lista pública de empresas y personas que más dinero deben al fisco español. Su deuda era de 6,8 millones de euros.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios