dependen de Fomento y no hay presupuestos

La falta de accesos deja al Atleti sin La Peineta

El acceso de la M-40 al estadio es clave para la inauguración. Las obras, competencia de Fomento, ni están presupuestadas ni se podrán llevar a cabo. En el aire queda el traslado del club

Foto: Fotografía facilitada por el Atlético de Madrid de la evolución de las obras del estadio de La Peineta. (EFE)
Fotografía facilitada por el Atlético de Madrid de la evolución de las obras del estadio de La Peineta. (EFE)

Los aficionados del Atlético de Madrid tienen muy difícil inaugurar la temporada 2017/2018 en La Peineta, pese a que ya saben a día de hoy cuáles serán incluso sus asientos en el estadio olímpico. Aunque la Junta de Gobierno municipal aprobara a principios de mes la modificación puntual del plan general de ordenación urbana por el que el uso dotacional deportivo público pasa a ser a privado, debe ser la Comunidad de Madrid la que dé luz verde definitivamente. Pero, además, otros muchos factores están sobre la mesa, fundamentalmente en materia de accesibilidad, de los que depende que el club de Enrique Cerezo se mude al distrito de San Blas. Y el Ministerio de Fomento es clave porque las obras de la M-40 que garantizan el acceso de los rojiblancos a La Peineta son competencia exlusiva suya, y sin Presupuestos Generales no puede aprobar ninguna licitación de obras.

Por si la situación de interinidad del Ejecutivo no causara ya suficientes bloqueos institucionales, el traslado del Atlético de Madrid desde el Vicente Calderón al nuevo estadio también puede verse frustrado por el inédito escenario político nacional. Más allá de que el pleno del ayuntamiento apruebe la modificación —actualmente en trámite de información pública—, el mejor de los casos el próximo mes de octubre, y que la Consejería de Ordenación del Territorio de la comunidad diera su visto bueno con la máxima premura posible, Cristina Cifuentes no lo autorizaría antes de diciembre. A partir de ese momento, quedarían ocho meses para finalizar las obras. Todos los grupos políticos, incluido el concejal de Ahora Madrid, reconocen la inviabilidad de que los plazos se cumplan. "El ayuntamiento no puede garantizar esas fechas", afirmó José Manuel Calvo, a quien no le faltaba razón.

Sobre todo porque en ese momento, según explican fuentes consistoriales, empezarían a redactarse los proyectos de urbanización, referidos a los alrededores de La Peineta. Es decir, desde pasillos de acceso del metro al estadio hasta aparcamientos a la entrada para los coches individuales. Esas serían las obras que el delegado del área anunció que "asumirá el ayuntamiento", al no estar recogidas en el convenio patrimonial firmado con el Atlético de Madrid, que no especificó el coste que supondrán. En todo caso, las mismas fuentes aseguran que esas obras no serán un problema para la inauguración del estadio, ya que, en todo caso, podría haber proyectos provisionales que no impedirían el arranque de la próxima temporada.

El presidente del Atlético, Enrique Cerezo (d), conversa con el jugador Tiago (i) durante una visita a las obras. (EFE)
El presidente del Atlético, Enrique Cerezo (d), conversa con el jugador Tiago (i) durante una visita a las obras. (EFE)

El gran problema a nivel de conexiones es el acceso de la M-40 con la avenida de Arcentales, principal vía de entrada al estadio, ya que sin este el colapso del distrito será absoluto. Esa obra debe incluirse en un programa económico específico de los Presupuestos de Fomento de 2017, que, como el resto, no se podrán aprobar hasta que haya un debate de investidura exitoso y se constituya el nuevo Gobierno, ya que uno en funciones no pude aprobar las cuentas públicas del próximo año. Dicho de otra forma, la única opción que habría sin el acceso de la autopista de circunvalación sería que los aproximadamente 5.000 coches que se podrían desplazar hasta el estadio atravesaran las calles del distrito de San Blas-Canillejas.

Precisamente la portavoz socialista de Urbanismo, Mercedes González, insiste en señalar las "serias dudas" de movilidad y acceso que el proyecto presenta, teniendo en cuenta los actuales datos de los aficionados del Calderón: un 60% acude a los partidos en coche particular. "Y el nuevo estadio es mucho más grande", explica la socialista a este diario, sumado a que "se encuentra en una zona de Madrid algo más alejada", así que parece seguro que necesita unos planes de movilidad "que no se están haciendo y que no garantizan la seguridad de los vecinos ni de los aficionados que acudirán a los partidos".

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (i), y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (i), y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

La oposición reprocha al delegado de Ahora Madrid la falta de previsión con el Ministerio de Fomento, aun conociendo las competencias que esta cartera tiene en La Peineta. "No se pueden dejar los problemas sin solución. Ni se puede despreocupar uno porque no sea competencia suya. Hay un compromiso con el club y con los madrileños y hay que cumplirlo", insiste la concejala.

En ese sentido, el PSOE-M critica al concejal Calvo su falta de iniciativa para liderar la necesaria colaboración con el ministerio. Desde el primer momento, según su posición, Calvo debió advertir al club dirigido por Enrique Cerezo de que Fomento no podrá hacer esos accesos y por tanto en el aire queda la inauguración. "A mí me ha quedado clarísimo que el Atlético no va a poder abrir en La Peineta la próxima temporada", afirma González. La socialista ironizó con que Cerezo deberá "fletar helicópteros si quiere que sus aficionados entren al campo". En el fondo, teme que sea verdad.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios