también declaró en el 'caso brunete'

Madrid adjudica a un exconcejal del PP un curso para formar a médicos de familia

La clínica Los Madroños, dirigida por Vicente Alejo, se lleva un contrato de 51.000 euros para enseñar a manejar un ecógrafo a los facultativos de primaria. Fue edil en Brunete

Foto: Clínica Los Madroños, en Brunete.
Clínica Los Madroños, en Brunete.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha adjudicado a la clínica dirigida por un exconcejal del PP un curso para que médicos de familia y pediatras que trabajan en los centros de salud madrileños aprendan a utilizar ecógrafos. La sociedad Silvia Beatriz SL, que gestiona la clínica Los Madroños en la localidad de Brunete, se ha llevado el contrato por 50.900 euros. Y lo ha hecho por segunda vez. Ya ganó el mismo contrato en el verano de 2014, cuando el Gobierno regional lo licitó por primera vez. El dueño de la clínica es un exconcejal del PP, Vicente Alejo Cantero, que también ha declarado como testigo en lo que se ha denominado 'caso Brunete', por el que está imputado el actual alcalde del municipio, Borja Gutiérrez.

Borja Gutiérrez está acusado de intentar sobornar tras elecciones municipales de 2011 a una exconcejala de UPyD, María Isabel Cotrina, que aportó varias grabaciones al Juzgado de Instrucción número 5 de Móstoles. La hija de Cotrina trabajaba en la clínica Los Madroños. En su declaración ante el juez, María Isabel Cotrina asegura que Alejo Cantero le pidió hasta en dos ocasiones que apoyara al alcalde popular. También declaró la hija de Cotrina, la trabajadora de la clínica. "Alejo Cantero me dijo que tenía que saber que estaba ahí contratada porque se lo había pedido Borja Gutiérrez como favor personal y que los favores se pagan". La instrucción ya ha terminado y el caso será juzgado ahora a la Audiencia Provincial de Madrid.

El contrato que se ha llevado Los Madroños es el "servicio de organización e impartición de cursos de formación en ecografía básica para los profesionales de los centros sanitarios de atención primaria del Servicio Madrileño de Salud". Al concurso, abierto, solo hubo dos ofertas. Finalmente se lo llevó la clínica Los Madroños por presentar la oferta más ventajosa. Según el pliego técnico del contrato, este curso "está dirigido a los médicos de atención primaria de los centros de salud en los que está implantada o se va a implantar la técnica ecográfica". Los Madroños será ahora la responsable de formar a estos facultativos "en el uso y manejo del ecógrafo". El curso durará 40 horas y supondrá "la tutorización de los profesionales durante un periodo de tres meses desde la finalización de la actividad formativa". 

El actual consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos.
El actual consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos.

El curso tendrá 10 ediciones. "El número de participantes por edición se ajustará en base a la parte práctica de la actividad formativa, de tal manera que por cada estación práctica no se debería superar el ratio de 5-6 alumnos por ecógrafo con modelo humano, tutorizado el grupo de alumnos por un docente. Se organizará dentro del horario laboral, en turnos de mañanas y tardes, durante 4 o 5 días laborables consecutivos", según el pliego.

Un "gasto absurdo"

Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS (el mayor sindicato de médicos y titulados superiores), asegura que este gasto "es absurdo" porque "tenemos los mejores servicios de radiología del país, por lo que estos cursos se deberían impartir dentro del Sermas. ¿No tenemos suficiente personal para hacerlo?". El sindicato explica que "no queremos que el servicio madrileño de salud privatice nada que se pueda hacer por sus propios medios" y creen que "lo lógico es que la consejería organice con sus propios medios la formación necesaria que va a utilizar". Los Madroños ya ganó este mismo contrato en 2014. Entonces Sanidad pagó 49.000 euros.

La consejería de Sanidad ya abrió una investigación que salpicó a esta clínica después de que la Cadena Ser desvelara que el hospital público de Fuenlabraba derivaba datos de pacientes a Los Madroños sin el consentimiento de estos. La clínica llamaba a estos pacientes que tenían pendientes pruebas diagnósticas en Fuenlabrada para que las realizaran con ellos. La Agencia Española de Protección de Datos también abrió otra investigación tras la denuncia de la asociación de consumidores y usuarios FACUA. Sanidad cerró el caso destituyendo al gerente del Hospital de Fuenlabrada.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios