Menos títulos y alumnos, decanos en 'shock': la letra pequeña de la fusión de facultades
  1. España
  2. Madrid
LA COMPLUTENSE continúa su polémico plan director

Menos títulos y alumnos, decanos en 'shock': la letra pequeña de la fusión de facultades

El rectorado anuncia la propuesta de fusionar facultades y asegura que las titulaciones se mantendrán. Los decanos sienten desconfianza y afirman estar "en pie de guerra"

Foto: Un grupo de estudiantes se concentra ante el rectorado de la Universidad Complutense de Madrid. (EFE)
Un grupo de estudiantes se concentra ante el rectorado de la Universidad Complutense de Madrid. (EFE)

"Estamos en pie de guerra y no se lo vamos a poner fácil". Es el mensaje que los decanos de varias facultades lanzan al rector de la Universidad Complutense después de conocer que nueve de las facultades existentes en el mayor centro universitario de España por número de estudiantes desaparecerán como tal, en el marco de la nueva estructura de departamentos y centros que el equipo de Carlos Andradas está ultimando. Según los criterios ideados por el vicerrectorado de Planificación, dirigido por Juan Antonio Tejada -verdadero artífice del bautizado como Plan Director de Reordenación de Estructuras-, la Complutense pasaría a contar con un total de 17 facultades -en la actualidad, son 26-, fruto de la 'fusión' que afectaría a los centros de Documentación, Trabajo Social, Comercio y Turismo, Estadística, Óptica y Optometría, Odontología, Enfermería, Filosofía y Geológicas.

Los responsables de las facultades a las que influirá en mayor medida esta operación continúan en estado de 'shock', según relatan a este diario. El rectorado convocó este lunes a todos los decanos para explicar la propuesta. Cinco horas de reunión, "subidas de tono inaceptables" según algunos de los asistentes y una falta de transparencia absoluta. Los decanos denuncian que el rectorado no dio a conocer el plan íntegro previsto pese a ser "el tema más serio que hay ahora mismo encima de la mesa", y la reestructuración de facultades se trasladara al encuentro del rector y el vicerrector con los 26 decanos a través de una presentación de PowerPoint y sin entregar dosieres con documentación. La preocupación y la incertidumbre en torno al futuro de algunas titulaciones y de los equipos de las facultades es ya completa, según manifiesta el responsable de la facultad de Documentación, Juan Luis Gonzalo Sánchez-Molero.

El equipo rectoral asegura que "no desaparecerá" ninguna titulación pese a la estructura, pero los decanos reconocen que desconfían de la premisa y aseguran que una de las consecuencias más evidentes será la pérdida de peso de las ciencias sociales en la Universidad -con un menor número de decanos-, pese a representar al 60% de los estudiantes complutenses. Conchita García Gómez, decana de Comercio y Turismo (facultad que pasaría a formar parte de la de Empresariales), insiste en que "una titulación no es igual en un centro que en otro". En el caso de la impartida en su centro, correrá el riesgo, a su juicio, de "sesgarse en exceso en materia económica". La decana asegura que la titulación de la que es responsable mezcla aspectos económicos, sociales, filosóficos y políticos "que se pueden perder" con el cambio de facultad.

El otro aspecto que ha hecho saltar las alarmas en los centros en peligro de extinción es la posible pérdida de estudiantes. Conchita García insiste en que acabarán por marcharse a otras universidades que ofrezcan la titulación específica que demandan. Y una vez más, el caso de Comercio y Turismo es indiscutible: la titulación solo existe en la Complutense, en Valladolid y en Gijón, lo que permite a muchos estudiantes de otras comunidades desplazarse a la universidad más emblemática de la capital. De la misma forma, concentra un 30,4% de estudiantes extranjeros, motivados ante el aprendizaje de un sector estratégico para España y concretamente para Madrid.

Los plazos y el futuro de los decanos

En el lado del profesorado, la cuestión ante la fusión de varias facultades es evidente: ¿Qué ocurrirá con los decanos de los centros que desaparecerían? Muchos de ellos aseguran no poder responder la pregunta, porque el rectorado no la ha contestado. Siguiendo la normativa vigente, las juntas de las facultades afectadas se disolverían; y tras la creación de los nuevos centros con su respectivo Personal de Administración y Servicios (PAS) y el conjunto de profesores adscritos, habría una nueva convocatoria de elecciones para las nuevas juntas de facultades y sus decanos. Es decir, los decanos de las facultades que 'absorberían' a otros centros no tendrían por qué permanecer al mando de las nuevas macrofacultades.

La portavoz de la Plataforma de los Departamentos para la Reestructuración, Eva Aladro, tilda la actuación del equipo de Andradas de "golpe asestado a la riqueza académica de la universidad" y llama a la necesaria movilización de toda la comunidad complutense -en la misma línea que muchos decanos- para dar "respuestas inmediatas" y 'tumbar' el plan del rector. En todo caso, será a finales de julio cuando Andradas presente el Plan Director completo con la reestructuración de centros y departamentos, que pasarán de 185 a 74.

En teoría, el plan debe pasar por la comisión de centros y estructuras -que desde hace tres años tiene encomendada esta polémica reforma- y después llegaría al claustro. El último paso en la Ciudad Universitaria sería su elevación al Consejo de Gobierno, donde verdaderamente saldrá adelante o se frenará, porque el rectorado insiste en que esto es "una propuesta para debatir". Según explican fuentes universitarias, si el consejo lo aprobara estimando necesaria la desaparición de facultades, el último trámite recaería en la Comunidad de Madrid dirigida por Cristina Cifuentes. En caso de que la medida cuente con luz verde, su aprobación definitiva podría tardar aproximadamente un año.

Universidades Carlos Andradas Universidad Complutense de Madrid Alumnos Comunidad de Madrid Estudiantes Noticias de Madrid Carreras y grados universidad
El redactor recomienda