madrid ya les paga 200.000 euros por el servicio

Los parquímetros piden a Carmena un recargo del 10% si se paga por el móvil

Las tres 'app' que hay en Madrid, dependientes de las adjudicatarias, negocian ya con el Ayuntamiento. El contrato lo permite si el servicio conlleva "costes adicionales"

Foto: Un parquímetro de Madrid.
Un parquímetro de Madrid.

Las tres aplicaciones que permiten en Madrid pagar el parquímetro a través del teléfono móvil han trasladado al Ayuntamiento de la capital, que dirige Manuela Carmena, su intención de cobrar al usuario una pequeña comisión por este servicio, que ahora es gratuito. El contrato de adjudicación lo permite si el servicio "conlleva costes adicionales" para las empresas. Por eso, el Consistorio, aunque afirma que estudiará la propuesta, ha pedido a las tres aplicaciones, que dependen de tres de las adjudicatarias, "que justifiquen su petición muy bien" porque cuando se adjudicó el servicio por 862 millones de euros ya estaba incluida una partida de 200.000 euros para aplicaciones móviles "en los pliegos técnicos para la gestión operativa de cada prestación del contrato". Es decir, el Ayuntamiento no quiere que los madrileños paguen dos veces por el mismo servicio: la partida que ya está presupuestada, que sale de las arcas públicas, y la comisión que pagaría cada conductor. El recargo sería del 10%: un euro pagado en efectivo supondría 1,10 euros si se abona con el móvil.

La anterior alcaldesa, Ana Botella, del PP, adjudicó en 2014 el "contrato integral de movilidad de la ciudad de Madrid", que incluye el servicio de estacionamiento regulado (los parquímetros) y el servicio municipal de bicicletas de alquiler (BiciMad). El contrato se adjudicó por 862,4 millones repartidos en 12 años y dividió la ciudad en cinco lotes (cuatro para los parquímetros y uno para las bicicletas). El servicio de parquímetros fue adjudicado a dos UTE. La primera, formada por Dornier, API Movilidad, Vinci Park, Setex y Electronic Trafic; y la segunda, por Estacionamientos y Servicios, Valoriza, Tevaseñal y Montajes y Obras.

Cualquier conductor que quiera aparcar en la zona regulada por parquímetros puede pagar la tarifa a través de varios sistemas: pago en efectivo, tarjeta de crédito, tarjeta prepago o a través del teléfono móvil gracias a tres aplicaciones: E-park (que depende de Setex), Eysamobile (de Estacionamientos y Servicios) y Telpark (de Dornier), tres 'app' que actualmente son gratuitas. El pliego de prescripciones técnicas establece, no obstante, que en el "supuesto de pagos por otros medios electrónicos, por ejemplo telefonía móvil, si la operación conllevara costes adicionales, estos serán por cuenta del usuario".

Justificar la propuesta

Es decir, que el propio contrato abre la puerta a que los conductores que pagan el parquímetro a través de la 'app' que se han descargado en su móvil tengan que rascarse un poco más el bolsillo en un futuro que si, por ejemplo, pagan con dinero en efectivo. Desde la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento, reconocen que las adjudicatarias ya les han trasladado esta posibilidad. "El contrato lo permite y lo entendemos, pero ya les hemos dicho que tienen que justificar muy bien su propuesta".

La exalcaldesa Ana Botella presenta los nuevos parquímetros. (Ayuntamiento de Madrid)
La exalcaldesa Ana Botella presenta los nuevos parquímetros. (Ayuntamiento de Madrid)

¿Por qué? Porque el contrato solo lo permite "si la operación conlleva costes adicionales". Esa es la clave. Desde el Ayuntamiento explican que el pliego establece un plan económico de los costes del servicio, costes que ya están previstos y que ya se pagan. En ese plan hay una partida de 200.000 euros para aplicaciones móviles "para la gestión operativa de cada prestación del contrato", partida que las adjudicatarias ya repercuten en lo que facturan anualmente. Por eso el Ayuntamiento ha pedido a las 'app' que justifiquen muy bien los costes adicionales que les conlleva prestar ese servicio, porque ya lo cobran por contrato.

Si no justifican esos costes adicionales, concluyen desde el Ayuntamiento, estarían cobrando dos veces por el mismo servicio: los 200.000 euros que ya reciben por contrato y la comisión que quieren cobrar a cada conductor. Las empresas aseguran que la tendencia es que los usuarios paguen una pequeña comisión por poder utiliza el móvil, ya que "el canal universal es la moneda y las 'app' son un canal adicional, un servicio extra que tiene un coste porque ofrece ventajas", señalan desde Eysamobile. Esta 'app' ya cobra una comisión de en torno al 10% en otras ciudades como San Sebastián, Salamanca y Murcia, "y no hemos notado un descenso en el número de usuarios. Los conductores saben que tiene sus ventajas pagar por el móvil y no les importa abonar un poco más por ello".

"Es habitual que con aplicaciones de este tipo se cobre un precio de servicio, se cobra en todo el mundo y en muchas ciudades españolas", señalan las 'app'

"Es habitual que con aplicaciones de este tipo se cobre un precio de servicio, se cobra en todo el mundo, y en España también en muchas ciudades. En Madrid no hay nada decidido por el momento", explican más lacónicamente desde Telpark. "Las aplicaciones tienen un coste. Pero de momento nuestra política a día de hoy es que nuestra 'app' crezca en número de usuarios, no cobrar por el servicio", señalan en cambio en E-Park. Entre el 30 y el 35% de los conductores que utilizan un parquímetro ya lo pagan a través del móvil, según datos de las propias 'app'.

En Barcelona, por ejemplo, el Ayuntamiento puso en marcha una 'app' municipal y gratuita que solo costó 100.000 euros. "Lo mismo podría haberse hecho en Madrid", reconocen desde el Consistorio, lo que hubiera supuesto excluir del plan económico del contrato la partida de 200.000 euros. "Pero no se hizo. Ahora están funcionando bien las 'app' privadas, que ya se conocen y tienen su cuota de mercado. No tendría sentido desarrollarla ahora".

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios