ciudadanos habla de circo

El vodevil político de Alcorcón: denuncias, reprobaciones y mofas en Twitter

El municipio, único gran bastión del PP en el sur de Madrid, vive un periodo de gran crispación política. El alcalde ha sido reprobado por el pleno y denunciado por un concejal

Foto: David Pérez, alcalde de Alcorcón
David Pérez, alcalde de Alcorcón

Alcorcón se ha convertido en un vodevil político. El municipio, de 168.000 habitantes, es el único gran bastión que el PP conserva en el sur de Madrid. Pero el alcalde, David Pérez, diputado autonómico con Cristina Cifuentes, no gobierna en mayoría. Solo tiene 10 ediles, mientras que los cuatro partidos de la oposición suman 17. Con esta distribución del pleno municipal se aventuraba una legislatura complicada para el regidor popular, pero la situación se ha tornado en insostenible: reprobaciones públicas, denuncias en los juzgados, ataques en internet, negociaciones para una moción de censura... la política en Alcorcón en lo que llevamos de legislatura ha sido de todo menos aburrida. Bienvenidos al camarote de los hermanos Marx.

"Me da vergüenza lo que está pasando. Esto es un circo y estamos olvidando a los vecinos", señala Alfonso Reina, portavoz de Ciudadanos, que cuenta con cuatro ediles. El 2 de marzo se encendió la mecha de una bomba que llevaba ya tiempo esperando detonar. Toda la oposición, en pleno, reprobó públicamente al alcalde. La moción era iniciativa de Ganar Alcorcón (cinco concejales), que sumó el apoyo de PSOE (7 ediles), Ciudadanos (4) e Izquierda Unida-Los Verdes (1) para denunciar la gestión del equipo municipal, que "gobierna como si tuviera mayoría absoluta". 

David Pérez es alcalde gracias a la abstención de Ciudadanos. Aunque Natalia de Andrés, la líder del PSOE, obtuvo 13 votos por los 10 de Pérez en el pleno de investidura, la ley solo concede la alcaldía en primera votación a quien obtiene la mayoría absoluta (en Alcorcón es de 14 ediles), por lo que la abstención de los cuatro concejales de Ciudadanos otorgó la llave de la casa consistorial a la lista más votada, la del PP. A cambio, Pérez se comprometió a gobernar con generosidad, es decir, quitando atribuciones a la Junta de Gobierno local (controlada por el PP) para dárselas al pleno municipal (controlado por la oposición). De esta forma las proposiciones que aprobaran los grupos (aunque no contaran con el apoyo del PP) podrían salir adelante. 

Pleno del Ayuntamiento de Alcorcón. (YouTube)
Pleno del Ayuntamiento de Alcorcón. (YouTube)

34 mociones sin desarrollar

Lo cierto es que la oposición tomó nota y se aplicó. Entre junio de 2015 y febrero de 2016, prácticamente lo que llevamos de legislatura, la oposición consiguió gracias a su mayoría aprobar 44 proposiciones y mociones: 11 propuestas por Ganar Alcorcón, 14 por el PSOE, 15 por Ciudadanos, 2 por IU y otras 2 propuestas conjuntamente. Hay de todo: creación de un banco municipal de libros de texto, regularización de horarios comerciales, una nueva tasa de vados, un plan de empleo juvenil, construcción de un centro de salud, revisión del plan urbanístico, la puesta en marcha de un plan de fomento de la lectura en las bibliotecas públicas...

"El PP las ha incumplido todas", señala Jesús Santos, de Ganar Alcorcón, que hace un mes lideró una rueda de contactos para que toda la oposición pusiera en común "una base programática" que permitiera echar a Pérez de la Alcaldía. Una tarea difícil porque cuatro partidos se tenían que poner de acuerdo. El PP jugó sus bazas, conocedor que el acuerdo era imposible. De hecho, el PP de Madrid trasladó a Ciudadanos Madrid lo importante que era mantener Alcorcón, dejando entrever que si el obstáculo era David Pérez para que el PP siguiera gobernando, todo se podía hablar. 

"Es todo una cortina de humo para tapar los casos de corrupción. Vamos a levantar las alfombras y eso Pérez lo lleva muy mal. Su gestión es pésima"

Ana María González, portavoz del PP, asegura que su partido heredó 612 millones de deuda de los anteriores Gobierno socialistas. "Nosotros no hemos dejado de gobernar ni de trabajar. Con la situación económica que vivimos las mociones y propuestas de la oposición eran difícilmente asumibles".

La negociación a cuatro bandas no fraguó. Y David Pérez contratacó. El 13 de abril lanzaba un comunicado acusando a Santos de "pertenecer, participar, colaborar, apoyar o simpatizar, sea cual sea su grado de relación, con un grupo extremista, que se autodenomina 'hooligan' y que tiene en su emblema un puño americano, que incita a la violencia y se utiliza para agredir a personas". El grupo es los Petakahools, seguidores de la Agrupación Deportiva Alcorcón (ADA). Pérez exigía la dimisión de Santos y solicitaba un pleno municipal extraordinario y urgente "para condenar la violencia en el deporte".

Foto facilitada por el PP de Alcorcón para acusar al portavoz de Ganar Alcorcón
Foto facilitada por el PP de Alcorcón para acusar al portavoz de Ganar Alcorcón

"Es todo una cortina de humo para tapar los casos de corrupción. Vamos a levantar las alfombras y eso Pérez lo lleva muy mal. Su gestión es pésima. Todavía no tenemos los presupuestos de 2016. Y la comisión sobre la trama Púnica , aunque sigue en marcha, es lenta y no funciona", señala Santos. Dos empresas de la Púnica, Waiter Music (que organizaba festejos) y Cofely (eficiencia energética), trabajaron con el Ayuntamiento de Alcorcón en la pasada legislatura, la primera de David Pérez. Waiter, propiedad del imputado José Luis Huerta, organizó las fiestas de 2011, 2012 y 2013, además de la cabalgata de Reyes de enero de 2013. Cofely, por su parte, se llevó dos contratos de mantenimiento de instalación térmica de edificios públicos. Waiter facturó al Consistorio en torno a los 557.000 euros, mientras que Cofely cobró 48.400 euros. La UCO investiga estos contratos.

La Gürtel también salpicó recientemente de manera colateral al municipio. David Pérez destituyó en enero a una de sus asesoras, Belén Humera, que fue imputada por la Audiencia Nacional porque había sido concejala de Obras y Servicios en Boadilla del Monte, uno de los epicentros de la trama.

Jesús Santos, por su parte, presentó este martes ante los juzgados de Alcorcón una denuncia por injurias contra el PP por "relacionarle con la violencia". Para Natalia de Andrés, del PSOE, esta crispación política no es nueva y ya "nació en la legislatura anterior, lo que pasa es que antes el PP solo disparaba contra el PSOE y ahora reparte los ataques los nuevos partidos de la oposición". De Andrés recuerda que Pérez ya la denunció por llamarle "fascista" y "despidió ilegalmente a un ex cargo del PSOE, que era maestro en la escuela de adultos. Así entiende la política. La judicializa y utiliza para ello recursos públicos".

Las redes sociales, cómo no, se han hecho eco de la situación. Un perfil en Twitter que se mofa del alcalde y es bastante activo ha enfadado al regidor, señalan sus compañeros de partido. Y Pérez, otra vez, contrataca. El Grupo Popular de Alcorcón exigió esta misma semana de nuevo la dimisión del portavoz de Ganar Alcorcón, Jesús Santos, "por apoyar incondicionalmente a radicales que presuntamente agreden a policías, y a los que el edil califica como represaliados". El PP esgrimió un tuit de Jesús Santos y recordó que "la Fiscalía pide 23 años de prisión para cinco personas de Alcorcón acusadas, entre otros delitos, de agredir presuntamente a policías durante la huelga general del 14-N". Más leña al fuego.

Ciudadanos asegura que "siente vergüenza del circo que se está montando". "Estamos dejando de lado a los vecinos, a los que nos eligieron para dirigir y mejorar la ciudad", señala Alfonso Reina, que reconoce que ya hay algo personal entre el PP y Ganar Alcorcón. "Somos compañeros de ayuntamiento, rivales políticos, pero no enemigos. El municipio necesita un punto de inflexión, que algo cambie".

Tuit de Jesús Santos, portavoz de Ganar Alcorcón
Tuit de Jesús Santos, portavoz de Ganar Alcorcón

La portavoz del PP cree en cambio que no hay crispación política. "La oposición hace su labor y nosotros la nuestra que es gobernar, crear empleo y traer inversiones. Lo que pasa es que la izquierda en Alcorcón aún no ha asumido que el PP ha vuelto a ganar las elecciones. Tienen cierta frustración y el portavoz de Ganar Alcorcón busca protagonismo promoviendo reprobaciones y buscando mociones de censura que no se concretan", concluye Ana González.

 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios