Alfredo Prada cede y a la tercera hablará del "despilfarro" del Campus de la Justicia
  1. España
  2. Madrid
en la comisión de deuda

Alfredo Prada cede y a la tercera hablará del "despilfarro" del Campus de la Justicia

El exconsejero de Esperanza Aguirre comparece el martes por fin, tras dos intentos fallidos, en la Asamblea de Madrid. Molesto porque el Partido Popular le ha relegado, la actitud que adoptará es una incógnita

placeholder Foto: Alfredo Prada
Alfredo Prada

A la tercera va la vencida. Alfredo Prada, exdiputado y exsenador del PP, exconsejero en los Gobiernos de Esperanza Aguirre, comparecerá este martes por fin en la Comisión de Estudio de la Deuda que la Asamblea de Madrid puso en marcha en noviembre para auditar algunos de los proyectos de los Ejecutivos del PP en las dos últimas legislaturas. Prada había sido llamado a declarar ya dos veces, pero como la presencia en esta comisión no es obligatoria, había excusado su comparecencia, provocando incluso las iras de su propio partido, que se lo afeó públicamente. La oposición (Ciudadanos, PSOE y Podemos) cree que Prada es responsable, el primer responsable si se sigue el orden cronológico de los hechos, del "despilfarro" que ha supuesto para las arcas públicas el fallido Campus de la Justicia, el intento de Aguirre de reubicar en un solo complejo las 28 sedes judiciales que están desperdigadas por todo Madrid.

Prada comparecerá el martes 19 a las 12 horas. Lo hará, según fuentes del PP, muy molestoporque todas las miradas durante las sesiones que ya ha tenido la comisión se han dirigido hacia él y los dedos acusadores le han señalado como máximo responsable de que las cuentas del Campus de la Justicia no cuadren. Y lo hace sabedor también de que una nueva negativa por su parte hubiera encendido aún más los ánimos. De hecho, la oposición ya amenazaba con citarleen otra comisión, la de investigación, que se realiza paralelamente a la de deuday a la que sí es obligatorio acudir.

Una nueva negativa por su parte a comparecer en la Asamblea hubiera provocado quizás que la oposición le obligara a acudir a la comisión de corrupción

El talante con el que comparezca Prada es una incógnita. Ya está fuera de la primera línea política, después de que María Dolores de Cospedal le comunicara cuando el partido elaboraba las listas para las elecciones generales que no podía ir de número 1 por León. Lo que de facto suponía quedarse fuera del Congreso. Prada no aceptó ir en otra posición y el partido le relegó. Él, que había presidido en la última legislatura la Comisión de Justicia del Congreso. Él, que haayudado a internacionalizar el partido abriendo muchas delegaciones en el extranjero. Él, que apoyó a Mariano Rajoy cuando Esperanza Aguirre, su jefa de entonces, lideró un conato de rebelión contra el hoy presidente.

Prada está convencido de que su gestión al frente del Campus de la Justicia, empresa 100% pública que se constituyó para emprender este faraónico proyecto, está fuera de toda duda. El dilema es saber qué Prada se encontrará la Asamblea esta martes, uno deperfil bajo, o ya puestos, apartado de mala manera por el partido, decepcionado y resentido,se lanza al ruedo y tirará con bala, recordando como dicen algunos dentro del PP que por encima de Prada estaba 'la lideresa', Esperanza Aguirre. "Puede que algo insinúe. Ya conoce las preguntas que le van a hacer", señalan las mismas fuentes.

Tres años al frente del Campus

Campus de la Justicia se fundó en febrero de 2005. En el Registro Mercantil consta que Prada ocupó los cargos de presidente y consejero delegado de la sociedad hasta el verano de 2008, hasta que la lucha por el poder en el PP le apartó. Luego vino el caso del espionaje, con él como espiado, ycon denuncia ante los juzgados que Prada retiró después porque se lo pidiera Rajoypersonalmente. El caso, siete años después, sigue hoy en los tribunales.

Lo que está claro es que Prada estuvo al mando en los primeros años de gestión. Años que la oposición analiza con lupa. Por ejemplo, se sabe que con Prada Campus de la Justicia llegó a tener cuatro trabajadores en 2005, seis en 2006 y diez en 2007, cuyas nómimas costaron 722.000 euros. Empleadosque según el PSOEno fueron seleccionados por su perfil técnico y profesional, sino por sus lazos de amistad y en algunos casos de parentesco con importantes dirigentes del PP.

Fuentes de la dirección del Campus señalaron a El Confidencial que Prada, ideólogo del proyecto y quien lo puso en marcha, fue el político que más trabajadores 'colocó' en la empresa, por encima de cualquiera de los 32 miembros que un momento u otro formaron parte del consejo de administración de la empresa pública. Es el caso de Alicio de la Heras, que fue Director Económico Financiero del Campus entre enero de 2005 y julio de 2009,según figura en su cuenta de Linkedin. Luego fue asesor en el Congreso del propio Prada.

Alfredo CabezasAresfiguraba como "director adjunto"del Campus, sin especificar el área, entre enero y septiembre de 2008.Antes había sido asesor de seguridad en la consejería de Justicia con Prada. Campustambién tuvo hasta una especie de responsable de protocolo, otra persona afín a Prada, según fuentes de la dirección del Campus. Se trata deCarlos Torio Villar,que también trabajó unos meses de 2008 en el Campus. La oposición quiere pedirle explicaciones sobre todos estos cargos de confianza elegidos sin ningún tipo de selección.

Acusaciones de los compañeros

Ya en 2010, cuando Prada estaba enemistado con EsperanzaAguirre e Ignacio González, el Gobierno regional dejó entrever siempre que pudo que las cuentas del Campus habían dependido de Prada. Fue en 2010 cuando se sembraron las primeras dudas sobre el contrato queCampus de la Justicia había adjudicado a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Begar y Aldesa para urbanizar la primera fase del proyecto. Begar pertenece a otro empresario muy afincado en León, José Luis Ulibarri, imputado en el caso Gürtel por pagar comisiones a cambio de adjudicaciones. El contrato, que había salido a concurso público por 93 millones de euros, se adjudicó por 55,4 millones.

La oposición pedirá explicaciones a Prada por un gran contrato de 55 millones que se adjudicó en su etapa a una empresario imputado hoy en el caso Gürtel

Ahora, casi una década después, la comisión de deuda ha podido corroborar que los dos adjudicatarios (Begar y Aldesa) pagaron 1,5 millones de euros por varios actos promocionales como la colocación de la primera piedra del Campus en enero de 2007, donde estuvo la flor y nata de la judicatura española, además deAguirreyPrada. Unos 900.000 euros fueron a parar a la promoción de un vídeo. La oposición también le pedirá explicaciones sobre este y otros contratos de su etapa al frente del Campus. Fuentes del PP señalan que la relación entre Ulibarri y Prada, antes muy buena, es hoy pésima.

El proyecto se abandonó en 2009, con Prada ya fuera, cuando la Comunidad de Madrid se dio cuenta de que el coste del gran complejo judicial iba a ser inviable. Campus fue sustituido por otro proyecto de similares características, Ciudad de la Justicia, que también ha sido aparcado por la actual presidenta, Cristina Cifuentes, que lo heredó de su antecesor Ignacio González. La Asamblea está dirimiendo ahora cuánto dinero público se ha gastado en un proyecto del que solo se levantó uno de los 12 edificios previstos. Los cálculos de gasto superan ya los 130 millones de euros.

Ciudad de la Justicia Comisión de investigación Partido Popular (PP)
El redactor recomienda