HAY OTRO RECURSO INTERPUESTO

La Justicia sentencia: las pruebas físicas para mujer bombero no deben ser más 'light'

Dos aspirantes a oficiales de bombero en Madrid solicitaron al juez pruebas físicas distintas a los hombres. El caso se ha desestimado porque a ellas les suman un 20% en ese ejercicio

Foto: Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Marina G. C. y Patricia R. G. quieren ser oficiales del cuerpo de bomberos del Ayuntamiento de Madrid. El Consistorio abrió hace dos meses una oposición congelada desde 2008 para cubrir 21 nuevos puestos ante el inminente cambio de Gobierno y las dos aspirantes decidieron recurrir las bases de la convocatoria porque consideran que las mujeres deberían realizar otras pruebas físicas distintas a las de los hombres para superar la misma oposición. El juez desestimado el recurso y alega que la convocatoria ya incluye incrementar un 20% la nota de las pruebas físicas de las aspirantes femeninas respecto a las de los hombres.

La oposición seguirá, de momento, congelada, ya que hay otra demanda firmada por 28 de los 31 actuales oficiales de bomberos que pone en preaviso de las enormes desigualdades que hay en el examen para interinos y para externos. De entrada, de los 21 puestos a cubrir se reservan 14 para promoción interna y sólo 7 para promoción libre, “algo insólito en cualquier prueba de acceso a la función pública”, reconocen fuentes internas de la demanda. El tiene entre quince días y un mes para decir si continúa con la suspensión cautelar de la prueba o reanuda los exámenes.

Los denunciantes piden suspender cautelarmente la convocatoria por las irregularidades detectadas en las bases de promoción interna

Las pruebas de la discordia que las chicas de la oposición pedían cambiar consistían en cinco puntos. El primero, “subir a brazo una cuerda lisa”; el segundo, “realizar un circuito seudo-táctico terrestre”; el tercero, “realizar un circuito seudo-acuático”; el cuarto, “carrera de velocidad sobre cien metros” y el quinto una carrera de resistencia sobre 1.500 metros. Quedarán eliminados, sin posibilidad de realizar el resto de pruebas aquellos que obtengan la calificación de no apto por no haber alcanzado el nivel mínimo exigido o haber incurrido en algún motivo de eliminación.

No obstante, el último párrafo de este punto prevé que para las mujeres aspirantes, una vez superados los mínimos exigidos en el anexo segundo de las bases, “se aplicará un incremento del 20% sobre la puntuación total obtenida en las pruebas físicas”.

Diferencias entre promoción libre e interna

La demanda que interpone el cuerpo de oficiales de bomberos casi al completo pone en evidencia las diferencias que hay en las pruebas y requisitos exigidos para la promoción interna y la libre: “Aligeramiento de las pruebas; subdivisión del temario; variación de pruebas para rebajar los requisitos exigidos; se evalúan méritos de manera diferente; se premian cursos de 400 horas a promoción interna y de mil horas para los de promoción libre...”.

Los denunciantes piden suspender cautelarmente la convocatoria por las irregularidades detectadas en las bases de promoción interna, que “vulneran los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad”. Además de que el diseño de las pruebas de acceso de las bases “difiere sustancialmente” entre la promoción libre y la interna, las de la promoción interna “contemplan una estructura de pruebas selectivas totalmente divergente con la exigida al turno libre".

Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. (Ayto. Madrid)
Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. (Ayto. Madrid)

El temario para unos y otros también es distinto. La primera prueba que tienen que superar los aspirantes que ya trabajan en el Consistorio consiste en desarrollar por escrito un tema propuesto por el Tribunal antes de que se celebre el ejercicio. En el turno libre, se examinarán de cinco temas extraídos al azar por el Tribunal. “No se garantiza la claridad y limpieza del proceso y hace pensar que algunos ya sepan con anterioridad el tema que les caerá”, critican. Además, el temario se reduce a 16 temas frente a los 100 de promoción libre.

Los demandantes también observan graves diferencias en el segundo examen de la oposición. Así, mientras los de promoción interna tienen que hacer una prueba práctica basándose en los conceptos y contenidos de un programa que demuestre su conocimiento profesional, los de turno libre deben proceder al levantamiento de un croquis in situ, derivado de la inspección de un inmueble y la emisión del correspondiente informe relativo a la aplicación de los contenidos del programa. “Los de promoción interna tienen unos 50 temas que ni siquiera tienen que estudiarse, ya que la exposición es libre y se trata de maniobras comunes del oficio que están acostumbrados a realizar diariamente. Los de turno libre cuentan con un temario extenso y complejo”, recoge la queja.

“Se está incumpliendo la normativa”

Las diferencias no terminan ahí. Frente a las diez preguntas breves teórico-prácticas que desarrollar por escrito que se les piden en el tercer ejercicio a los aspirantes por promoción interna, los demás tendrán que resolver un problema teórico-práctico propuesto por el Tribunal que versará sobre el apuntalamiento, sujeción o consolidación provisional de un edificio o infraestructura urbana. “Es bastante descompensado”, consideran los demandantes. Para terminar de rizar el rizo, los de turno libre cuentan con una hora menos para entregar este examen.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios