juicio por el caso de asunta basterra

Asunta Basterra tomó 27 pastillas de orfidal el día de su muerte

Los peritos forenses han declarado que el cuerpo estaba "frío", con "signos de arrastre", dado que la ropa de Asunta estaba desplazada hacia arriba y con ligaduras en manos y pies

Foto: Rosario Porto principal acusada junto a su ex marido Alfonso Basterra. (EFE)
Rosario Porto principal acusada junto a su ex marido Alfonso Basterra. (EFE)

Asunta Basterra ingirió "al menos" 27 pastillas de Lorazepam, un ansiolítico de la marca Orfidal, el día en el que murió, según han contado hoy en el juicio dos especialistas.

Se trata de Ana María Bermejo y María Jesús Tabernero, adscritas al Instituto de Ciencias Forenses de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), que se ocuparon del análisis toxicológico de la sangre, orina y contenido gástrico en el caso de esta menor, que fue asesinada.

Han remarcado que la pequeña sufrió "una intoxicación" de esa sustancia "sin duda", la cual pudo haber consumido "antes o después de la comida", que compartió con sus padres, el periodista Alfonso Basterra y la abogada Rosario Porto, los únicos acusados de su trágico desenlace. El menú lo preparó él, pero en los alimentos no se hallaron tóxicos, han desvelado estas expertas.

Otra compareciente en esta vista oral, Concepción de la Calle, del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) y participante en el levantamiento del cadáver, ha relatado que fue muy duro y que el cuerpo estaba "frío" y con "signos de arrastre", dado que la ropa de Asunta estaba desplazada hacia arriba.

Ha subrayado que se sopesó la agresión sexual en ese momento. A Rosario Porto se la ha visto hoy bastante más nerviosa que en otras jornadas previas de esta vista oral y, como el juicio ha entrado en una fase clave, pues se ha incrementado la expectación mediática. Los padres de Asunta están internos en el penal coruñés de Teixeiro desde hace más de dos años. Adoptaron a la niña siendo un bebé. 

La muerte de Asunta no fue "accidental"

Por su parte, el jefe del servicio de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), José Blanco Pampín, ha señalado hoy que la muerte de Asunta fue violenta, y no "accidental ni suicida", y ha confirmado que la menor murió entre las cuatro y las ocho de la tarde del 21 de septiembre de 2013.

En la primera sesión dedicada a las pruebas periciales en el juicio sobre este crimen que se está celebrando en Santiago, este experto ha destacado que en el fallecimiento de esta niña hubo una sofocación, de modo que los orificios naturales, en nariz y boca, quedaron "sin permeabilidad".

También presentaba el cuerpo de esta menor de 12 años ligaduras en manos y pies, así como una lesión en la cara externa de uno de sus muslos, lo que hace pensar que pudo ser arrastrada, ha afirmado.

Ha corroborado este profesional que la pequeña fue "asfixiada con un objeto" y que vomitó o tuvo náuseas. Los padres de la víctima, el periodista Alfonso Basterra y la abogada Rosario Porto, son los únicos acusados de este asesinato. La cría fue localizada muerta en una pista forestal de Teo (A Coruña). 

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios