Es noticia
Menú
La España circular y logística se reivindica: "Somos los que estamos con los empresarios"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
III FORO LOGÍSTICO

La España circular y logística se reivindica: "Somos los que estamos con los empresarios"

Riba-roja, Martorell, Mondragón, Arteixo, Mérida y Antequera impulsan el G6 para reclamar acceso al Mecanismo Next Generation y la ejecución de infraestructuras clave para vertebrar la actividad económica española

Foto: Mapa de los municipios del G6: Riba-roja, Mondragón, Martorell, Antequera, Arteixo y Mérida.
Mapa de los municipios del G6: Riba-roja, Mondragón, Martorell, Antequera, Arteixo y Mérida.

Seis municipios, en seis autonomías distintas y con una singularidad común: ser nodos fundamentales de distribución logística y atracción industrial en sus áreas de influencia en la periferia de España, como cruce de caminos en las redes de carreteras o ferrocarril del país. Este es el perfil del G6, el grupo de trabajo fundado por los ayuntamientos de Riba-roja de Túria (Valencia), Martorell (Barcelona), Mondragón (Gipuzkoa), Antequera (Málaga), Arteixo (A Coruña) y Mérida (Badajoz), que este miércoles se reunió en la localidad valenciana para celebrar su III Foro Logístico y firmar un manifiesto de interés conjunto para los fondos del Mecanismo Next Generation.

Las seis administraciones locales se han aliado para intentar crear una red de municipios de atracción logística e industrial en el seno de la FEMP y a la vez posicionarse para exigir al Gobierno la habilitación de recursos europeos del mecanismo de reconstrucción con el fin de reforzar y modernizar su posición, que consideran clave en la vertebración económica del país.

“Es el momento de las alianzas y a través del G6 tenemos que generar un espacio de reflexión, de análisis y de debate. Los fondos Next Generation son una oportunidad y nosotros queremos participar en esa oportunidad”, señaló el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, en la mesa de apertura del III Foro Logístico, organizada por el ayuntamiento y moderada por El Confidencial. “Somos la Administración peor financiada, pero somos los que tenemos que trabajar con los empresarios y las áreas industriales, los que tenemos que asociarnos”, insistió.

Los municipios, gobernados por fuerzas políticas dispares (PSOE, en Riba-roja y Mérida; Partido Popular, en Arteixo y Antequera; PNV, en Mondragón, y Junts per Martorell, en Martorell), pusieron en valor su posición geográfica y su rol de interlocutores directos con el tejido económico para pedir que los planes de reconstrucción sean sensibles con el nivel local.

Carlos González Triviño, de la consultora Gobernanza Industrial, describió el que es el hilo conductor de las seis localidades que componen el G6 y los objetivos que pretende alcanzar el manifiesto de interés firmado. “Nos dimos cuenta de que la singularidad de Riba-roja, que es el punto de encuentro entre la AP-7 y la A-3, no era exclusiva, sino que había otras ‘ribarrojas’ en los últimos kilómetros en los que las carreteras radiales se cortan con las autovías periféricas del Estado. Nos pareció que era interesante establecer un grupo de trabajo entre todas estas localizaciones para darles un impulso comercial y una visibilidad de cara a su reivindicación en las instituciones”.

“Somos la Administración peor financiada, pero somos los que tenemos que trabajar con los empresarios y las áreas industriales” (Raga)

Según explicó, el Mecanismo Next Generation, con una complejidad burocrática de más de 4.500 páginas, abría la posibilidad de estudiar en qué medida podía encajar en las carencias de estas poblaciones y servir de palanca para solventar sus necesidades. La intención de la manifestación de interés es “influenciar” futuras convocatorias del NGEU tras llegar a la conclusión de que el G6 es una red capaz de aplicar perfectamente los objetivos del mecanismo en materia de transporte, movilidad, descarbonización y vertebración territorial. “Se trata de financiar el sistema de movilidad en España en los próximos 10 años y son seis candidatos modélicos a las inversiones previstas”, dijo Triviño.

El acto contó con la apertura institucional de Arcadi España, 'conseller' de Hacienda de la Generalitat, quien invitó a los ayuntamientos a ser exigentes con las administraciones de las que dependen la financiación de infraestructuras y proyectos clave para su desarrollo y la implantación de empresas e industrias. “Los ayuntamientos tienen que ser activos y proactivos a la hora de reivindicar las infraestructuras que necesitan”, señaló España. “Con la unión del sector público con el privado, haciendo bien las cosas y yendo de la mano, podemos hacer que multinacionales decidan venirse. Las administraciones no solo pueden ser una ventanilla de espera, sino que tienen que actuar”, insistió el 'conseller'.

placeholder Arcadi España, 'conseller' de Hacienda de la Generalitat, durante su intervención en el III Foro Logístico.
Arcadi España, 'conseller' de Hacienda de la Generalitat, durante su intervención en el III Foro Logístico.

Maria Ubarretxena, alcaldesa de Mondragón, explicó que su municipio está estudiando junto con las empresas con implantación local la mejor forma de sacar partido al mecanismo de recuperación. “Nosotros somos un municipio muy industrial. Son empleos estables y de larga duración. Cuesta mucho más crear un puesto de trabajo en la industria que en el sector servicios, aunque a la larga da más estabilidad y son salarios más elevados. La apuesta es de largo plazo. Si queremos que haya un equilibrio territorial, no podemos dejar escapar esos municipios más pequeños, pero con mucha fuerza industrial, que generan empleos estables”, señaló la primera edil peneuvista, que gobierna en coalición con el PSE.

Ubarretxena consideró muy importante crear una red de municipios industriales en la FEMP y reivindicó el paso dado por este grupo, unido por su rol logístico. “Faltaba que en el Next Generation los municipios industriales hubiésemos podido poner nuestro granito de arena en qué es lo que necesitamos para que eso pueda ir mejor dirigido. Nosotros somos grandes consumidores de energía y no producimos prácticamente nada. Tenemos un gran problema ahí”, señaló como reto. “Otro tema es el poder de decisión: qué modelo de industria queremos. Apostamos por que los trabajadores sean parte de las empresas. Tenemos el Grupo Corporación Mondragón y los trabajadores somos a su vez socios y propietarios de la cooperativa. No tiene por qué ser el único modelo. Pero los trabajadores tienen que ser parte de la empresa para que el poder de decisión no haga que venga un fondo de inversión y se lo lleve a Alemania o a China”, advirtió.

Xavier Fonollosa, alcalde de Martorell, puso encima de la mesa el debate de la necesidad de reforzar las infraestructuras. “Son el nervio de la economía. Nuestros municipios tienen la potencia que tienen precisamente por su ubicación geoestratégica. Somos ciudades y pueblos hechos en el medio del camino. Es necesario que se incida en las inversiones en infraestructuras en las ciudades donde se genera la actividad económica”, manifestó.

"Invertir donde hay desarrollo económico y potencial es básico para generar empleo y riqueza que luego se puede redistribuir" (Fonollosa)

Según explicó, Martorell es la ciudad que tiene el PIB per cápita más alto de Cataluña, y aun así sufre problemas de conexión por vías de alta capacidad con comarcas vecinas. “Invertir donde hay desarrollo económico y potencial es básico para generar empleo y riqueza que luego se puede redistribuir. Si no invertimos donde se genera actividad, es difícil que ese potencial se pueda ir agotando”, abundó.

Puso como ejemplo el corredor mediterráneo. “Es el petróleo que no tenemos, por la capilaridad, relanza los puertos, nos conecta con Oslo”, dijo en referencia a la conexión con el norte de Europa por ferrocarril. No obstante, cuestionó el bajo nivel de ejecución de la infraestructura. “Se aprobó todo el tramo en 2012, con un calendario de 10 años y 36 acciones importantes, de las cuales hoy solamente hay cuatro realizadas. España es de los Estados que más han invertido en redes ferroviarias, pero las segunda y tercera ciudades de España, Valencia y Barcelona, no están unidas por alta velocidad”.

Fonollosa advirtió de que el retraso en completar redes ferroviarias fundamentales ha dejado en el aire fuertes inversiones, como una segunda fábrica de Audi en Martorell, similar a la de SEAT, ambas del Grupo Volkswagen.

placeholder Xavier Fonollosa (Martorell), María Ubarretxena (Mondragón) y Robert Raga (Riba-roja de Túria).
Xavier Fonollosa (Martorell), María Ubarretxena (Mondragón) y Robert Raga (Riba-roja de Túria).

Antonio Rodríguez, alcalde de Mérida, insistió en que las empresas se instalan donde tienen posibilidad de negocio. “Y eso ahora mismo no es igual en todos los municipios del país por esa falta de infraestructuras”, criticó. El primer edil puso como ejemplo la ejecución del ancho de doble vía europeo entre Madrid-Lisboa, todavía sin servicio. “No podemos ser competitivos si no tenemos esas infraestructuras de ferrocarril y carreteras que unan radialmente la Península y estos centros de distribución logística tan importantes, como son nuestras seis ciudades”.

El III Foro Logístico de Riba-roja, con otras cuatro mesas de debate, sirvió también para abordar retos como la transición del sector industrial hacia la descarbonización y el cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030. A la vez, se reflexionó sobre los principales desafíos de futuro de la cadena de suministro, teniendo en cuenta una visión transversal de todos sus operadores: desarrolladores públicos de grandes infraestructuras, representantes empresariales del sector transporte y agentes comerciales vinculados a las necesidades y operaciones del mercado de suelo logístico.

La jornada concluyó con una exposición de proyectos emblemáticos de recuperación industrial en municipios como Illescas, Vallada, Loriguilla o Sagunto y una mesa de muestra de proyectos empresariales industriales de éxito como el de Andreu Wordl, Corporación Mondragón, Valenciaport o TPF Aspor. El escritor Javier Iriondo cerró el foro con una charla sobre motivación y crecimiento personal.

Seis municipios, en seis autonomías distintas y con una singularidad común: ser nodos fundamentales de distribución logística y atracción industrial en sus áreas de influencia en la periferia de España, como cruce de caminos en las redes de carreteras o ferrocarril del país. Este es el perfil del G6, el grupo de trabajo fundado por los ayuntamientos de Riba-roja de Túria (Valencia), Martorell (Barcelona), Mondragón (Gipuzkoa), Antequera (Málaga), Arteixo (A Coruña) y Mérida (Badajoz), que este miércoles se reunió en la localidad valenciana para celebrar su III Foro Logístico y firmar un manifiesto de interés conjunto para los fondos del Mecanismo Next Generation.

Eventos Logística Noticias de Comunidad Valenciana