supremacía total en colón y juan de austria

Inditex reconquista la milla de oro de Valencia a golpe de ‘flagships’

La enseña de Ortega convertirá una céntrica galería de la ciudad en un enorme Zara tras haber renovado en tres años un imperio de diez tiendas bandera en plena zona 'prime'.

Foto: Inditex ha convertido la antigua sede de la Seguridad Social en una tienda de dos plantas de Pull & Bear. Ahora va a por el Boulevard Austria.
Inditex ha convertido la antigua sede de la Seguridad Social en una tienda de dos plantas de Pull & Bear. Ahora va a por el Boulevard Austria.

A Amancio Ortega no hay quien le tosa en la milla de oro de Valencia. Inditex reina en Colón y va camino de hacerlo en Juan de Austria. Las dos céntricas calles ocupan los puestos décimo cuarto y décimo quinto en la clasificación de travesías comerciales más caras de Europa que elabora la patronal textil Acotex. El alquiler del metro cuadrado de establecimiento de cara al público se paga por encima de los 1.600 euros al año. Esto sitúa la renta mensual de un local medio de 150 metros cuadrados por arriba de los 20.000 euros. Hay que vender mucho para hacer rentable el negocio. Y si hay alguna compañía que es una verdadera caja registradora esa es Inditex, con 20.900 millones de euros facturados en todo el mundo el año pasado.

La enseña de Arteixo acaba de firma un contrato de alquiler con una de las familias de abolengo inmobiliario en Valencia para transformar una galería de tres plantas de más de 8.000 metros en una megatienda de Zara. Inditex ocupará el Boulevard Austria, propiedad de Andrés Ballester y su hija Reyes, para montar una 'flagship store', una tienda bandera, en una de las zonas más cotizadas de la ciudad. Colón y Juan de Austria son un centro comercial en sí mismas, al estilo del Portal de l'Angel en Barcelona o Preciados y Serrano en Madrid.

La calle Colón de Valencia es una de las más caras de Europa. Es un centro comercial en sí misma. (Google Hearth)
La calle Colón de Valencia es una de las más caras de Europa. Es un centro comercial en sí misma. (Google Hearth)

Inditex mantiene una supremacía insultante en ambas vías, especialmente en Colón casi de punta a punta. Pasear por esa travesía es atravesar un parque temático de consumismo con una sucesión de establecimientos de moda o complementos en el que cada pocos metros aparece una de las marcas gallegas. La cabecera de la calle Colón, el número dos es un chaflán ocupado por una tienda de tres plantas y más de 500 metros cuadrados de Pull & Bear. El local albergaba dependencias de la Tesorería General de la Seguridad Social, que subastó el edificio entero, con otras cinco plantas para residencial y oficinas, en 2015 y fue a parar a manos de dos promotores, Enrique Ballester (sobrino de Andrés) y Enrique Pla por algo más de 14 millones. Estos a su vez recolocaron el espacio arrendado a Inditex con una jugosa plusvalía.

Inditex ha renovado en poco más de tres años una parte de las tiendas que regentaba la calle Colón, desplazándolas a espacios más grandes

La de Colón 2 fue la primera señal de que la multinacional gallega apostaba fuerte por la ciudad y por su nuevo modelo de tienda estrella. Hasta este momento, Inditex regentaba diez establecimientos en la milla de oro repartidos por locales algo más pequeños, aunque sus marcas textiles ya eran las más extendidas en la milla de oro. Desde entonces ha renovado una parte importante sus ubicaciones, desplazando sus marcas hacia locales más grandes, con cuatro tiendas Zara repartidas entre Ruzafa-Colón-Juan de Austria, dos Stradivarius, un Bershka gigante situado en un edificio alquilado a la Generalitat (antigua sede de la Conselleria de Economía en Colón) y un Oysho.

Inditex ha alquilado a los Ballester el Boulevard Austria, una galería comercial de 8.000 metros, para montar un mega Zara.
Inditex ha alquilado a los Ballester el Boulevard Austria, una galería comercial de 8.000 metros, para montar un mega Zara.

Su última operación, finalizada hace muy pocos días, ha sido concentrar tres locales más pequeños de Massimo Dutti en otra tienda bandera en un chaflán a la otra punta de la 'flasgship' de Pull & Bear, en los números 66 y 68 de la misma Colón. Un establecimiento de la marca 'prime' Uterqüe, en la adyacente Plaza los Pinazo, completa la colección.

La empresa que lidera Pablo Isla es un cliente preferencial de los propietarios de los inmuebles, en su mayor parte discretas familias patrimonialistas que firman contratos de entre diez y quince años con cláusulas ventajosas para la multinacional del hombre más rico de España, como por ejemplo la de tener la libertad de intercambiar unas marcas por otras o tener la agilidad de abadonar el sitio si lo necesita. Inditex paga bien, pero impone sus condiciones a cambio. El modelo de Isla es alquilar todos los espacios, no comprar. Ortega es dueño de un edificio singular de bajo y tres plantas en Colón, pero este no alberga una de sus marcas de ropa, sino una tienda de Apple. Lo compró en 2014 a través de su inmobiliaria Pontegadea al fondo Corpfin Capital Real Estate por 23 millones de euros. Apple paga un millón de euros al año en concepto de alquiler.

La proliferación de espacios y puntos de venta (a todos estos hay que sumar otros muchos repartidos en los centros comerciales de la ciudad, su área metropolitana y otras poblaciones de la Comunidad Valenciana) está llevando a Inditex a plantearse la necesidad de montar una plataforma logística para la zona este de España. Según fuentes del sector, la empresa gallega ha sondeado opciones de suelo en los alrededores de Valencia. Inditex cuenta con un total de diez bases o grandes almacenes de distribución repartidos entre A Coruña (2), Guadalajara, Barcelona (3), Madrid, León, Alicante y Zaragoza.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios