Detenido por malos tratos gracias al gesto de socorro por violencia machista de su pareja
  1. España
  2. Cataluña
en una sala de espera

Detenido por malos tratos gracias al gesto de socorro por violencia machista de su pareja

La mujer estaba en la sala de espera de un hospital e hizo el gesto de socorro, que fue rápidamente identificado por una trabajadora

Foto: Foto: Mossos d'Esquadra
Foto: Mossos d'Esquadra

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 64 años por presuntos maltratos a una mujer de mediana edad gracias al gesto internacional de socorro por violencia machista que esta realizó en la sala de espera de un hospital de Barcelona.

Fuentes policiales han confirmado a Europa Press que los hechos sucedieron el 11 de noviembre en un centro hospitalario del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, cuando una trabajadora identificó el gesto realizado por la mujer, que estaba en una sala de espera. La mujer iba acompañada de un hombre, su pareja, "con el que llevaba unos 10 años de relación", y al reconocer el gesto, la trabajadora y el centro hospitalario dieron aviso al teléfono de emergencias 112 para que los Mossos acudieran al lugar.

Al llegar, los agentes policiales hablaron con las dos partes y la mujer manifestó que era víctima de "insultos y menosprecios continuos por parte de su pareja y que a veces también había recibido algún empujón", y los Mossos detuvieron al presunto agresor. El gesto en cuestión para pedir auxilio de forma sutil consiste en mantener la palma en alto ante la otra persona, meter el pulgar en la palma y cerrar los dedos sobre el pulgar.

La señal de socorro es una iniciativa "on line" para ayudar a las mujeres que sufren violencia de género, promovida por organizaciones como la canadiense Canadian Women's Foundation y la estadounidense Womens Funding Network. Estas organizaciones observaron que durante el confinamiento podía aumentar el riesgo de violencia de género y el gesto de ayuda con la mano podía hacerse en videollamadas para alertar de violencia machista, sin que quedase constancia. El gesto ha recorrido medio mundo y actualmente la mayoría de cuerpos policiales y ciudadanos son conscientes de que si una mujer levanta su mano, dobla el pulgar y cierra el puño, seguramente se encuentre en peligro de violencia machista.

El redactor recomienda