Colau boicotea el plan de la Generalitat para legalizar los pisos turísticos
  1. España
  2. Cataluña
Ayuntamiento de Barcelona - Generalitat

Colau boicotea el plan de la Generalitat para legalizar los pisos turísticos

El consistorio ha anunciado la suspensión preventiva de licencias para esta nueva actividad turística por un año, prorrogable otro más, para "blindarnos" y "poner limites a la especulación"

Foto: Acceso al mercado barcelonés de la Boquería. (EFE)
Acceso al mercado barcelonés de la Boquería. (EFE)

El Gobierno de la alcaldesa Ada Colau ha acordado suspender preventivamente la concesión de licencias para el alquiler de habitaciones turísticas en pisos para evitar tener que otorgarlas por la entrada en vigor, este miércoles, del decreto de la Generalitat que legaliza esta actividad. La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha anunciado la suspensión preventiva de licencias para esta nueva actividad turística por un año, prorrogable otro más, para "blindarnos" y "poner limites a la especulación".

Sanz ha explicado que con esta suspensión preventiva el ayuntamiento se "cura en salud" y da una oportunidad a la Generalitat a rectificar el reglamento para que sea más restrictivo con la nueva actividad, incorpore la reflexión desde el territorio y ponga al alcance de los ayuntamientos instrumentos jurídicos y los recursos para su inspección y control. Esta suspensión preventiva de licencias impide que mientras el ayuntamiento elabora y aprueba la ordenanza y el plan urbanístico que regule esta actividad, para lo que tiene un plazo de dos años, nadie pueda presentar una declaración responsable de actividad y el juez le dé la razón.

Foto: Alquiler de pisos a turistas. Opinión

La teniente de alcaldía de los comunes ha denunciado que el decreto del Gobierno catalán que legaliza el alquiler de habitaciones turísticas se ha hecho "al dictado de plataformas digitales, al dictado de Airbnb, sin tener en cuenta los riesgos" que las actividades que se incorporan tienen para la ciudad y para la garantía del derecho a la vivienda. También que es una regulación genérica que "pasa la pelota" a los ayuntamientos, que son los que deberán ver cómo controlan la actividad, con problemas como el que supone que los inspectores accedan a una vivienda privada.

Sanz ya ha adelantado que la regulación de las habitaciones turísticas que hará el Ayuntamiento de Barcelona, el único de Cataluña que puede tener una normativa propia, "será muy restrictiva" para combatir la especulación y velar por el derecho a la vivienda, en especial en la cuestión de las temporalidades. El reglamento de la Generalitat que entra en vigor este miércoles permite al propietario de una vivienda en Cataluña inscrito en un registro turístico municipal realizar la actividad económica de alquilar simultáneamente hasta a cuatro turistas habitaciones por períodos máximos de 31 días no encadenados los 365 días del año.

Ada Colau Barcelona Cataluña
El redactor recomienda