Cataluña culpa ahora al estado de alarma de haber expandido la pandemia
  1. España
  2. Cataluña
LA GENERALITAT AVIVA EL CONFLICTO POLÍTICO

Cataluña culpa ahora al estado de alarma de haber expandido la pandemia

Nueva vuelta de tuerca del Gobierno catalán a la situación: ahora acusa al estado de alarma decretado por Pedro Sánchez de ser el causante de la

Foto: Cataluña culpa ahora al estado de alarma de haber expandido la pandemia
Cataluña culpa ahora al estado de alarma de haber expandido la pandemia

Nueva vuelta de tuerca del Gobierno catalán a la situación: ahora acusa al estado de alarma decretado por Pedro Sánchez de ser el causante de la expansión de la pandemia. Así lo defendió Miquel Buch en una comparecencia telemática ante la Comisión de Interior del Parlamento catalán. Durante la tarde de este martes, 14 de abril, la consejería de Interior detalla que Buch manifestó ante el órgano parlamentario que "desgraciadamente, el estado de alarma decretado por el Gobierno del Estado español (sic) no nos ha permitido llevar a cabo las medidas contundentes y efectivas que nos reclamaban nuestros expertos en salud y que hubiesen ayudado a no propagar uno de los virus más letales de los últimos tiempos y que ha provocado una crisis sin precedentes".

El consejero, que se ha destacado los últimos días por su beligerancia con el gobierno español (fue el que se quejó oficialmente durante una rueda de prensa por la 'burla' de enviar 1.714.000 mascarillas a Cataluña porque ese es un número de gran significado para los catalanes), no ahorró críticas y ataques directos contra el Gobierno español. "El BOE es el que es y dice lo que dice. El 14 de marzo decretaron que se recentralizaran las competencias. El BOE no engaña. Optaron por pedir prestadas las competencias en lugar de optar por trabajar conjuntamente con los órganos gestores del territorio que son los que tienen el 'know how'", relató el consejero.

Foto: Los contagios diarios repuntan por el 'efecto Semana Santa' y hay 523 nuevas muertes

Evidentemente, Buch echó toda la culpa de la situación a España y lamentó que la subordinación "al Estado español no ha permitido apreciar la importancia del sistema propio de seguridad y emergencias de Cataluña".

Alabó, así, las iniciativas del Govern, de quien vino a decir que lo había hecho perfecto y que "desde el primer día, la consejería de Interior, conjuntamente con la de Salud, ha liderado y coordinado la ejecución del plan de actuación del Procicat para emergencias asociadas a enfermedades con potencial de alto riesgo".

Un calendario similar al del Gobierno central

Buch explicó que el Govern había revisado y adaptado el Procicat el pasado 3 de marzo. "La revisión de este plan ha comportado una mejora de la estructura operativa y de coordinación con la propuesta de un nuevo comité técnico y la revisión del consejo asesor, la revisión de las fases y actuaciones operativas con la incorporación de una nueva fase de prealerta y los cambios en el análisis de riesgo desarrollados por la consejería de Salud", explicó.

Así, detalló que el plan entró en fase de alerta el 11 de marzo "y siguió el 13 de marzo, con la activación de la fase de emergencia 1 del plan, fase en la que nos encontramos ahora". Curiosamente, ese despliegue coincide con el operativo del Gobierno central. No obstante, dicha consideración fue pasada por alto por el consejero. Buch señaló también que los Mossos desplegaron un plan denominado Operativo Oris, iniciado el 12 de marzo "con el confinamiento de la Conca d’Òdena [comarca donde la incidencia de casos fue, en un principio, muy superior a la del resto de Cataluña] y que se sostuvo hasta el 4 de abril. Se cerraron una docena de accesos rodeando completamente tres municipios con controles policiales, activando aproximadamente un centenar de efectivos de los Mossos".

(EFE)
(EFE)

Destacó también que durante esta Semana Santa se desplegaron 2.000 agentes de los Mossos d’Esquadra y "se hicieron más de 500 controles en carreteras principales y secundarias, así como en entornos urbanos y durante las 24 horas del día".

En total, durante el tiempo de confinamiento, "los agentes han identificado a 257.869 personas, 231.675 vehículos y denunciado a 71.444 personas que rompieron el confinamiento sin ninguno de los motivos previstos en el real decreto de alarma, poniéndonos a todos en cuestión". También destacó que durante 2019 la media de delitos diarios registrados en Cataluña era de 1.607, que bajaron a sólo 405 hechos delictivos al día durante el estado de alarma. "Si comparamos la media de detenciones diarias del 2019 con las de los periodos del Plan Oris, se han pasado de 93 detenciones al día a casi la mitad: 48 detenciones diarias". Este bajó se ha notado esencialmente en los delitos violentos, que pasaron de 80 a 12.

Coronavirus Catalán Parlamento de Cataluña Pandemia Pedro Sánchez
El redactor recomienda