el consistorio ve "importante" este homenaje

Ada Colau baraja llamar '1 de octubre' a una plaza o una calle de Barcelona

El PDeCAT ha pedido dedicar una calle o una plaza emblemática al referémdum, algo que el Ayuntamiento de Barcelona no descarta. No será una decisión que se tome de manera inmediata

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, vota en el referéndum del 1 de octubre. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, vota en el referéndum del 1 de octubre. (EFE)

El comisionado de Programas de Memoria de Barcelona, Ricard Vinyes, ha insistido este miércoles que el Ayuntamiento está estudiando la posibilidad de poner el nombre de '1 d'octubre' a una calle o plaza de la ciudad.

Lo ha dicho en la comisión municipal de Presidencia a preguntas del edil del PDeCAT Jaume Ciurana, que ha pedido dedicar una calle o una plaza emblemática al 1-O y ha señalado que ya han llevado el asunto a algunos distritos y que BComú ha votado a favor en unos y en contra en otros, alegando que hay que esperar cinco años. La normativa obliga a esperar cinco años desde la muerte de una personas para poder poner su nombre a un espacio público, algo que el Gobierno municipal considera que podría aplicarse también en el caso de acontecimientos, mientras que el PDeCAT lo descarta.

Vinyes ha insistido en que el Ayuntamiento está estudiando esta posibilidad: "Queremos tener los suficientes elementos para ver cómo algo tan importante queda reflejado en las calles", y ha insistido en que no está tomada la decisión de si podrá hacerse efectivo durante este mandato.El comisionado ha asegurado que sí se podrán dar explicaciones antes de que termine el mandato después de estudiar diversos elementos y posicionamientos, y ha resaltado que la voluntad del consistorio es "recoser todas las sensibilidades, al menos hasta donde se pueda llegar".

Insultos a alumnos catalanes

La misma comisión también ha aprobado una proposición del PDeCAT para rechazar los insultos de grupos españolistas a alumnos y profesores de la escuela CIC Escola Batxillerats el pasado 4 de octubre y pedir que el Ayuntamiento se persone como acusación particular en caso de denuncia, y que ha contado con los votos a favor de BComú, PDeCAT, ERC, CUP, el voto en contra de Cs y PP y la abstención del PSC.

Jordi Martí (PDeCAT) ha asegurado que este tipo de agresiones "van a más", mientras que la líder de Cs en Barcelona, Carina Mejías, ha afirmado que la violencia está causada por el proceso soberanista y la confrontación que provoca, y ha dicho que echó de menos que los partidos soberanistas criminalizaran las agresiones y el señalamiento a los jóvenes de SCC en la UAB y la cancelación de un acto en la UB en homenaje a Cervantes.

El teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía, Jaume Asens, ha coincidido en que no se pueden banalizar los actos de la extrema derecha ni sus agresiones a colectivos de inmigrantes, profesores y periodistas, entre otros, aunque ha recordado que también existe la extrema derecha independentista.

Jordi Coronas (ERC) ha reclamado a Cs que no fomente el discurso de la violencia, y Carmen Andrés (PSC) ha insistido en que el diálogo debe ser el instrumento para dirimir las diferencias, por lo que ha instado a abandonar posiciones enrocadas, mientras que Javier Mulleras (PP) ha criticado que los soberanistas condenen la violencia "a la carta".

La concejal de la CUP Maria Rovira ha afeado "la connivencia de algunos partidos políticos de extrema derecha y algunos cuerpos policiales" con los agresores, mientras que los concejales no adscritos Gerard Ardanuy y Juanjo Puigcorbé han coincidido en la necesidad de denunciar estos actos y de impulsar actuaciones preventivas para evitarlos.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios