Vyacheslav Aminov

Un encuentro oculto confirma la relación de Puigdemont con el magnate ruso Aminov

El magnate se encontró con el entonces alcalde de Girona en un restaurante de la localidad. La Generalitat siempre negó que hubiera habido contactos

Foto: Aminov y Puigdemont, en junio de 2017, en el Hotel Carlemany de Girona. (Foto: Aniol Resclosa)
Aminov y Puigdemont, en junio de 2017, en el Hotel Carlemany de Girona. (Foto: Aniol Resclosa)

Carles Puigdemont ha mantenido una relación más estrecha con el magnate ruso Vyacheslav Aminov de lo que su entorno en Bruselas quiere reconocer. El 27 de noviembre de 2015 comieron juntos en Girona, siete meses después de que el empresario comprase una mansión en la localidad gerundense de Pals por algo más de siete millones de euros. En ese momento, Puigdemont se encontraba viviendo sus últimos meses como alcalde de Girona sin sospechar que el pulso entre la CUP y Artur Mas le acabaría catapultando a la presidencia de la Generalitat algunas semanas más tarde.

El encuentro ha sido reconocido por el Ayuntamiento de Girona, al revisar la agenda del entonces alcalde. En el mismo también estuvo presente el rabino Daniel Libersohn, un representante de la rama liberal del judaísmo de gran prestigio en su comunidad. De hecho, el Ayuntamiento de Girona explica que el encuentro estaba planteado inicialmente con Libersohn, pero que Aminov se sumó con posterioridad.

La comida del 27 de noviembre de 2015 tuvo tuvo lugar en el restaurante Draps de Girona. Cuando era alcalde, Puigdemont acostumbraba utilizar el piso superior de este restaurante como un reservado. La coincidencia con el rabino no es casual. Aminov es judío practicante y ha financiado el Centro de Estudios Judíos del Call de Girona, situado en el número 29 de la calle Força, que opera como librería y tienda de objetos típicos de esta comunidad, según explican fuentes de la comunidad judía.

El encuentro entre Aminov y Puigdemont no tendría más relevancia si no fuera por la voluntad de ocultarlo por parte de la Generalitat cuándo este la presidía. La misma falta de transparencia demostrada por JxCAT y el entorno del político independentista en Bruselas. Consultados sus representantes de prensa, ninguno ha querido ofrecer información alguna al respecto.

Aminov se ha visto implicado en diversos escándalos, desde casos de sobornos en la Rusia de Yeltsin hasta los papeles de Panamá

Seis meses después de aquella comida, el 11 de junio de 2016, se forzó la agenda de Puigdemont, ya como presidente de la Generalitat, para acudir a un encuentro de rabinos en Girona en el que también estaba Aminov. Entonces, la Generalitat volvió a silenciar la presencia del millonario ruso en el acto.

Aminov y su hermano Vadim son socios y consejeros de la empresa de transporte ferroviario de mercancías NefteTrans Service. En el caso de Vyacheslav Aminov, este fue aupado a presidir la Federación Internacional de Pentatlón Moderno cuando el presidente ruso Vladimir Putin empezó su lucha contra el dopaje. Aminov se ha visto implicado en diversos escándalos, desde casos de sobornos en Rusia, en la época de Boris Yeltsin, hasta las revelaciones sobre sus sociedades en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas, utilizadas para controlar una cuenta bancaria en Mónaco. La creación de estas sociedades opacas, desvelada gracias a los papeles de Panamá, tuvo lugar solo un mes antes de la adquisición de la casa y la finca de 22 hectáreas en Pals.

Discreción en España

Pese a pasar allí largas temporadas, Aminov ha mantenido un perfil muy discreto en Cataluña. El bufete Cuatrecasas, que le representa legalmente en sus asuntos en España, ha declinado responder a las preguntas de El Confidencial sobre la actividad empresarial de Aminov en nuestro país y respecto a la naturaleza de su relación con Puigdemont.

Su presencia en Cataluña es habitual, siempre vinculado a actividades de la comunidad judía, que en Girona supone algo más de 250 miembros. Tras encontrarse con Puigdemont el 11 de junio de 2016, Aminov seguía en Girona 10 días después y participó en un acto de inauguración del Centro de Estudios Judíos, que en buena parte ha financiado el propio Aminov pero cuyo impulso principal corrió a cuenta de la Jabad Lubavitch Fundación Privada, de la que forma parte el rabino Libersohn.

Libersohn lleva tiempo intentando abrir una sinagoga en la ciudad de Girona, pero no consta que fuese este uno de los puntos tratados en la reunión con Puigdemont y Aminov.

_

¿Tienes más información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios