tras su destitución el pasado viernes

En busca de Puigdemont: los periodistas, a la espera de que aparezca (o no) el 'expresident'

A primera hora, el propio Puigdemont jugaba al despiste publicando en Instagram dos fotos hechas desde un patio interior del Palau de la Generalitat, pero sin aclarar si estaba ahí o no

Foto: Los periodistas esperan la llegada de Puigdemont en el Palau de la Generalitat. (Rafa Méndez)
Los periodistas esperan la llegada de Puigdemont en el Palau de la Generalitat. (Rafa Méndez)

Los símbolos son lo más importante. Y la República catalana sigue huérfana de ellos. En su primer día laborable, el ex presidente Carles Puigdemont no ha acudido a Palau. Al menos hasta media mañana. Decenas de cámaras le buscaban, toda la prensa internacional esperaba su imagen, pero solo se encontraron la bandera española ondeando junto a la senyera en lo alto de Palau. Así que seguían buscando a Carles.

En una república del sur de Europa los cargos públicos no madrugan. A mediodia, Puigdemont no había ido a Palau. Solo unos curiosos ondean una estelada y a su lado otro con una bandera española señalaba victoria. Decían que acudiría a la Ejecutiva del PDeCAT. Decenas de cámaras le esperaban allí sin éxito. Mientras, el Parlament cancelaba la reunión prevista para el martes porque está disuelto vía 155 y Forcadell acudía a trabajar (ella es miembro de la diputación permanente).

Bon dia 😊

Una publicación compartida de Carles Puigdemont (@carlespuigdemont) el

Pese a no aparecer en ninguna parte, el propio Puigdemont jugaba al despiste publicando en Instagram dos fotos hechas desde un patio interior del Palau de la Generalitat en las que se observa parte de un tejado y del cielo que ha acompañado con el mensaje "Bon dia" y un emoticono sonriente. De todos modos, el político no aclaraba si las fotografías habían sido tomadas este lunes o captadas con anterioridad.

El único consejero que sí se fotografió en su despacho fue Josep Rull, el de Territorio. Dijo que seguía con su agenda con normalidad pero no estuvo mucho en su despacho. La prensa en Barcelona contó que los mossos le dijeron que si no se iba le denunciarían por usurpación de funciones. Rull, que suena como candidato al PDeCAT si el partido de Puigdemont mantiene su apuesta independentista, fue así el único que se presentó como ministro de la república catalana.

El día anterior el popular Xavier García Albiol anunció que si los cargos del govern tenían que ir a sus despachos a recoger cosas lo harían sin problema, incluso si necesitaban unos días, lo que abona la idea de un relevo tranquilo. Otros cargos, como el delegado del govern en Bruselas, Amadeo Alfataj, acataron su destitución vía BOE. El Gobierno controla los mossos y Hacienda. La seguridad y los pagos. Son dos ases. De momento la Generalitat no ha llamado a salir a la calle. Y sin movilización desde Palau la cosa baja bastante.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios